Análisis

Análisis de Nvidia Shield Tablet

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: Móvil

Por fin hemos podido disfrutar con tranquilidad de la nueva apuesta de Nvidia para los “Gamers”. Se trata de la Nvidia Shield Tablet y hemos trasteado con ella un buen rato para obtener conclusiones fiables, frente a las primeras impresiones que nos produjo en su presentación de Paris.

Lo primero de todo, empezar por el principio, y nada mejor que hacerlo con su Unboxing.

Este nuevo miembro lo componen una tableta específica para “Gamers” y un mando / controlador totalmente integrado en el funcionamiento de esta, y que viene a ser la gran apuesta para este año de la compañía.

Como sabéis, y si no es así os lo cuento, la gama de productos Shield es el hardware de Nvidia destinado al entretenimiento basado en Android, pero con un añadido que lo diferencia del resto de propuestas del mercado, su capacidad para hacer Streaming de numerosos títulos de PC, permitiéndonos convertir estos dispositivos en verdaderas consolas de última generación.

El año pasado, Nvidia lanzó en Estados Unidos y Canadá la primigenia Shield Portable, una de las consolas más incomprendidas de los últimos años, que guarda un potencial bestial bajo su carcasa. 

Especificaciones técnicas

Sin duda es el apartado más destacado de la primera tableta que Nvidia fabrica íntegramente para “Gamers”, con un procesador Tegra K1, movido por la tecnología Kepler que promete unos ratios de rendimiento inauditos hasta ahora en el mundo del entretenimiento móvil.


La Shield Tablet posee una de las GPU móviles más avanzadas del mercado, y siguiendo con sus especificaciones, destacar que su procesador es un 192 core Kepler GPU, 2.2 GHz Quad Core A15 CPU, que viene con 2GB de RAM, su pantalla es de 8 pulgadas Full HD y soporta resoluciones de hasta 1900x1200 y 4K, incluye dos cámaras de 5MP cada una, tanto la frontal para hacer unos selfies majetes y una trasera de la misma resolución.

La memoria, independientemente de si nos hacemos con el modelo de 16GB o 32GB se puede ampliar hasta los 128GB mediante tarjetas Micro SD. En cuanto a conectividad viene con todo lo que puede esperarse de una tableta de este tipo, Con Wifi  802.11a/b/g/n 2x2 MIMO, Bluetooh 4.0 LE, GPS, sensores g, de giro, y lo que como comprobareis más adelante, es una de sus conectividades clave.

En cuanto a su acabado, dimensiones y el feeling que produce en nuestras manos, hay que decir que es una tableta un tanto pesada para su tamaño, se controla bien, pero es más gruesa por ejemplo que una Nexus 7 y más pesada, pero seguramente su potencia interna justifica esta diferencia de peso.

La calidad de la pantalla es excelente, como decíamos antes, de una resolución altísima, con un brillo excepcional y perfectamente preparada para mostrarnos el streaming a 1080p en todo su esplendor, Battlefield 4 puede dar buena cuenta de la excelente calidad del streaming mostrado en la tableta.

Los altavoces, todo hay que decirlo, en los laterales de la pantalla suenan muy bien, y al encontrarse frente a nosotros generan un efecto 3D mientras jugamos e incluso escuchamos música que es de lo mejor que hemos oído en un dispositivo móvil, por no decir el mejor.

El acabado… aquí hay sensaciones encontradas, por un lado, todo en la Tablet está bien fabricado, con materiales de mucha calidad, realmente aparenta lo que vale, y diría que más.

Pero hay cosas, que personalmente no me han gustado, como es el acabado de la zona posterior, en un color negro mate que marca los dedos de forma inmediata, basta con que sudemos un poco para que esta zona posterior envejezca rápidamente y necesite un aseado continuo.

Shield Controller

La Shield viene acompañada (si abonamos previamente su importe) de un mando diseñado específicamente para funcionar con la Tablet Shield, ya que todas sus funcionalidades están pensadas para que sea una extensión de la propia Tablet y en conjunto se conviertan en un sistema de entretenimiento de sobremesa como cualquier otro.

Este mando, después de probarlo más reposadamente, nos ha demostrado uun excelente comportamiento y acabado, con un peso mayor que el de otras consolas, no demasiado, es muy fácil hacerse con él, con un tacto excelente, todo está donde se espera en un mando de este tipo, y además tiene algunas peculiaridades que lo integran perfectamente con el sistema Android.

Hablamos de una superficie inferior en forma de botón plateado que sirve de Touchpad, acompañado de los botones de volumen. Esta superficie se ha mostrado muy útil en varias facetas, pero sobre todo en el Streaming con juegos de PC, nos ha permitido jugar a títulos como Heartstone Heroes of Warcraft con el uso de este panel.

En la parte superior central, encontramos además otros cuatro botones, el principal es el botón de Nvidia, que básicamente lo enciende y sincroniza con la Tablet, los otros tres, son los que cualquier dispositivo Android equipa para poder maniobrar en su sistema operativo, como son el botón Home o el que nos permite movernos entre aplicaciones y cerrarlas.

En cuanto a sus especificaciones técnicas, su conectividad es Wifi, durante la prueba se ha mostrado sin ningún tipo de latencia, tanto con el sistema Android, como con el Gamestream de PC, que se ha comportado perfectamente, sin lags de ningún tipo.

También hemos probado su salida Mini Jack, y la experiencia con cascos ha sido excelente, sin ningún tipo de lag en el sonido. El micrófono que equipa, también nos ha nos permitido utilizar todos los comandos de voz de Android, detectando lo que decíamos sin ningún tipo de esfuerzo en la pronunciación por nuestra parte.

La prueba de fuego

La verdad que la Shield Tablet se ha mostrado como un dispositivo ante todo versátil y polivalente durante la prueba, a continuación os doy más detalles de la experiencia con lo nuevo de Nvidia.

Comenzamos con su faceta como tableta Android. En este apartado la Shield se comporta de manera sobresaliente, partiendo de la base de que el sistema que equipa es un Android 4.4.2, con un build propio que integra en el sistema funciones nativas de la Shield, como es la configuración del controlador, del lápiz Direct Stylus, la salida HDMI o el control de energía de Shield.

La extrema fluidez con la que funciona el sistema se puede explicar con el poco software que trae instalado, lo que es de agradecer, ya que sólo trae las aplicaciones de Google y cuatro de Nvidia. Eso es todo lo que viene precargado de fábrica, y se nota mucho, por poner un ejemplo, compararía su fluidez a la de los Nexus, que viene pelados de fábrica sin capas superficiales y poco útiles del fabricante, Además, las OTAS serán directas por parte de Nvidia.


En este caso, la capa de Nvidia no existe como tal, lo que es de agradecer, en su lugar, la personalización de Nvidia se reduce a cuatro aplicaciones, estas son, la Shield Hub, que básicamente es su tienda de juegos y aplicaciones, además del lugar donde podremos disfrutar de los juegos que tengamos instalados en el PC.

Otra de las apps de Nvidia es la del controlador inalámbrico, que nos permitirá sincronizar nuevos dispositivos de control a la tableta, así como la aplicación “modo consola”, que en conjunción con el cable mini HDMI que hay que adquirir aparte, convierte a la Shield Tablet en una consola de sobremesa.

Por último, tenemos Dabbler de Nvidia, que es la última de sus apps preinstaladas, con ella podremos sacar todo el partido al direct stylus, y nos permitirá dar rienda suelta a nuestra imaginación, pintando a todo color sobre la pantalla.

Con el añadido de que la GPU de la tableta funcionará a tope y reproducirá en tiempo real el comportamiento de la pintura sobre el lienzo como si estuviera delante nuestro, incluso al mover la tableta en distintas direcciones, veremos como la pintura se derrama hacia el lado donde inclinemos la tableta.

Es una aplicación interesante, la típica para demostrar las peculiaridades de la GPU, pero que en confianza, sólo la sacará partido quien realmente tenga algo de arte en eso de pintar.

Consola de última generación 2.0

Sin duda, una de las formas más espectaculares de disfrutar de la Shield Tablet es en su modo consola, que nos permitirá jugar en la TV a 1080p, ya sea para jugar a cualquier juego de Android, como Trine 2, que viene preinstalado y no tiene nada que envidiar a las versiones de consolas de sobremesa.

Si bien esa es su utilización más básica, el plato fuerte llega con el Streaming desde el PC a nuestra televisión, con bastante más calidad que una PS4 o Xbox One, y no precisamente porque la Tablet sea más potente que ellas, sino porque si nuestro PC tiene la configuración requerida para hacer el streaming más potente, podremos ver en nuestra TV juegos como Titanfall en modo Ultra a 1080p y con todos los detalles adicionales a una consola que una buena GTX y nuestro ordenador nos pueden ofrecer.

Para que lo comprebéis, os dejamos un video a continuación donde podréis ver la Shield en acción, funcionando con Titanfall de PC, Trine 2 de Android y Battlefield 4 de PC, el video no deja lugar a dudas de su perfecta jugabilidad.

Y lo que ya es la leche es jugar a estos mismos títulos en la propia tableta, donde se notará aún más la excelente nitidez de la pantalla, y sobre todo, el detalle que uno de estos juegos en su modo ultra puede ofrecer en una pantalla de 8 pulgadas, sin duda alguna, esa calidad, es imposible de verla en un dispositivo portátil hoy en día, por mucho que la Vita pueda hacer también streaming con PS4.

Pero como en todo, estamos hablando de jugar de esta manera en un ecosistema específico para el binomio PC y tableta, además de tener una red wifi de ciertas garantías, con un router potente que en ningún momento lastre la experiencia de jugar en streaming y que no produzca lags en el juego.

En nuestra prueba hemos utilizado un PC con un procesador i7, 16GB de RAM, una tarjeta gráfica GTX 770 2GB de DDR5 y un router Asus 5G, que evidentemente ha dado como resultado un streaming a 1080p absolutamente sobresaliente y perfecto. En ningún momento nos hemos acordado de que Titanfall no estaba instalado en la tableta, sino en el PC de la planta de arriba, cero tirones y caídas de frames o pixelado de la imagen.

Ahora bien, hay que coger todo esto con pinzas, ya que somos conscientes de que no todo el mundo puede tener un ecosistema tan específico para poder disfrutar del streaming, esta es la razón que enfoca esta tableta hacia los "Gamers".

Además, si a esta experiencia le sumamos que en la tableta ya viene preinstalado Twitch, y que es totalmente compatible con su cámara frontal, estamos ante uno de los artilugios más codiciados para youtubers compulsivos, ávidos de compartir sus gameplays en tiempo real, permitiendo además, enviar el video con una miniatura de la cámara frontal incrustada.

Conclusiones

este híbrido de tableta y consola realiza su cometido a la perfección, y desde el packaging hasta su acabado, se nota que esta tableta se ha creado con mucho mimo por parte de Nvidia.

Buenos materiales, la mayor potencia existente para una tableta (con 3DMark ha dado la puntuación más alta del Benchmark, sólo por detrás de los Surface con i5, que juegan en otra liga) , un controlador compatible que no tiene nada que envidiar al de una consola de sobremesa, un sistema Android fluido que nos permite momentos de ocio, sociales, incluso de trabajo, hacen de esta Shield Tablet un caballo ganador, para el “Gamer” que lo quiere todo en un mismo dispositivo. 

Ahora bien, todo lo enumerado anteriormente, es así, es verdad, pero en un ecosistema tecnológico específico. Para sacar 100% de rendimiento a lo que esta tableta puede dar de sí, necesitamos un pc potente para poder hacer streaming, comprar aparte el controlador, un cable mini hdmi, su funda que también va aparte para conservarlo en el mejor estado.

Si nos ponemos a calcular, puede que el coste de todos estos elementos incluyendo la tableta, pueda dispararse a unos mil euros, sin exagerar, porque no nos engañemos, comprar esta tableta para su simple uso como sistema Android, sería infrautilizarla desde el primer día.

Y su segundo punto negro, de momento… es el Software. Da la sensación, de que como ocurre con las consolas de sobremesa, los fabricantes hacen bien su trabajo, crean una máquina potente que es capaz de ofrecer más rendimiento que ninguna otra en su segmento, pero el catálogo de juegos no acompañan, específicamente estos últimos.

Con la tableta Shield podemos jugar a todo el catálogo de Android, y también a los juegos de la Tegra Zone, que son los que realmente sacan partido a la potencia de los chips móviles de Nvidia, así como a un puñado de juegos que se pueden controlar con el mando de Shield. Este catálogo de juegos se antoja corto, y los títulos más destacados son ports de juegos veteranos como Half Life 2 o Portal.

Si a esto le añadimos que no todos los juegos de PC son válidos para realizar Streaming, a día de hoy son unos 100 títulos los disponibles en esta modalidad, nos encontramos con que muchos de nuestros juegos favoritos no se pueden jugar de manera portátil o en el modo consola.

Este es el doble filo de la Shield Tablet, es sin ningún género de dudas la mejor tableta del mercado, por potencia, acabados y posibilidades de ocio que nos ofrece, pero a día de hoy, sufre ese mal tan común, de poseer un catálogo corto, así como es añadido de que es un producto muy específico para “Gamers”, que en el mercado convencional será difícil de explicar todo su potencial al usuario medio.

Si Nvidia hace bien su trabajo, aumentando el ritmo de lanzamientos y compatibilidades con sus funcionalidades estrella y los Tegra, la Shield Tablet no tendrá competidor, porque en su esencia, es un hardware excelente, la mejor tableta que existe para jugar. Claramente enfocada a los usuarios de PC con gráficas Nvidia, aunque con mucho recorrido para un público más convencional.

Valoración

La mejor tableta para jugar que existe en la actualidad, no es una tableta para el usuario convencional, es el complemento perfecto para los Gamers de PC, pero con un catálogo corto de juegos para Tegra y hacer streaming

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

Potencia gráfica, gamestreaming de PC, acabados, mando cómodo y de calidad

Lo peor

Corto catálogo de juegos nativos para Tegra, no todos los juegos de PC son compatibles

Lecturas recomendadas