Análisis

Análisis de One Piece: Pirate Warriors 3

Por Thais Valdivia
-

Versión comentada: PS4

Como viene siendo habitual en los últimos veranos, Luffy y sus queridos nakamas regresan a nuestras consolas con One Piece Pirate Warriors 3, un título cargado de nostalgia y acción. Mucha acción.

A la hora de comenzar a hablar sobre manga y anime una de las primeras series que nos vienen a la cabeza es One Piece. La creación del autor Eiichiro Oda, que ya tiene 18 años de vida, se ha ganado a pulso estar entre las obras más importantes del panorama manganime. Todo ello ha sido (y es) gracias a un gran trabajo realizado tanto a la hora de narrar la historia como en lo relacionado al desarrollo de los personajes. Unos personajes que son queridos allá por donde van.

Un éxito de tal envergadura no podía estar sin probar suerte en el mundo de los videojuegos. Tras muchas aventuras y miles de horas de juego, lo cierto es que en los últimos años hemos sido testigos del nacimiento de una saga videojueguil de One Piece que ha sabido cogerle el truco a la serie. Estamos hablando, como no podía ser de otra manera, de Pirate Warriors. Tras dos primeras entregas bien diferentes en cuanto a desarrollo (el primero tenía exploración y el segundo se centraba en la acción), llega One Piece: Pirate Warriors 3, el cual promete tenernos muchas horas en alta mar. 

De regreso al Going Merry

Al contrario que su antecesor, este Pirate Warriors 3 sigue la historia original creada por Oda desde sus inicios. Así, el juego nos presenta a Monkey D. Luffy, un muchacho bastante peculiar que se hace a la mar con el objetivo de conseguir el tesoro One Piece y de convertirse en el Rey de los Piratas, título que pertenece al desaparecido y venerado por muchos Gol D. Roger. Durante su periplo, Luffy, que posee los poderes de la Fruta del Diablo Gomu Gomu no Mi (puede estirarse cual goma), irá adentrándose en peligrosas aguas en las que deberá hacer frente a numerosos peligros. Pero no estará solo, pues a lo largo de la aventura irá reclutando compañeros que, además de perseguir sus propios sueños, no dudarán en ayudarle.

Como habéis podido comprobar, la trama es un calco del manga, por lo que reviviremos algunos momentos memorables que ya nos pusieron los pelos de punta tanto en papel como en anime. Concretamente, el juego abarca desde el principio de la serie hasta los sucesos que tienen lugar durante el arco de Dressrosa, por lo que es mejor que os sentéis, os coloquéis bien vuestro sombrero de paja y disfrutéis del espectáculo.

En esta ocasión, y dentro del modo principal (Diario de Leyendas), la historia se encuentra dividida en capítulos, que a su vez se subdividen en varios episodios. Cada uno de estos episodios se presenta como si formara parte de la serie de televisión, aunque tampoco faltan las referencias al manga gracias a algunos efectos que consiguen meter a los personajes dentro de un cómic japonés. Así es como podemos ir siguiendo una historia que aún no ha dicho su última palabra. 

Acción por capítulos

One Piece: Pirate Warriors 3, al igual que sus dos anteriores entregas, es un hack 'n slash en tercera persona en el que la acción lo es todo. Una acción que se traduce en espectaculares y multitudinarias batallas contra millares de enemigos en unos escenarios de sobra conocidos por los seguidores de la obra. Dichos lugares están formados por zonas bien delimitadas que se encuentran controladas por piratas enemigos. Lograr conquistar cada área y llegar hasta el codiciado jefe final es la misión principal. Decimos esto porque durante el tiempo que dura cada capítulo (algunos nos tienen hasta cuarenta minutos combatiendo) nos asaltan los llamados Eventos del Tesoro. Estos se pueden desbloquear cuando llevamos a cabo ciertos requisitos en batalla, tras derrotar a enemigos poderosos, etc. Si nos saltamos los Eventos del Tesoro no podremos ver algunas secuencias extra (para poder visionarlo todo hay que rejugar varias veces un mismo capítulo).

A la hora de hacer frente a todos y continuar hasta el final hay que echar mano de las habilidades del personaje que hayamos escogido previamente. Por ejemplo, tenemos disponibles ataques simples basados en la naturaleza de cada protagonista. Estos se pueden encadenar de forma muy fluida para desatar otros movimientos más poderosos, aunque si hablamos de poder tal cual, existen las llamadas Acciones únicas. Estas nos hacen más poderosos o logran sacar a la palestra nuestros puntos débiles. Saber usarlas tiene su recompensa. Por último, pero no menos importante, todos y cada uno de los personajes disponibles tienen un potente ataque final con el que pueden tumbar a más de cien enemigos de un golpe.

Como no podía ser de otra manera, colaborar con el resto de nakamas es una parte muy importante de cada episodio. Si alguno se encuentra en peligro toca ir de inmediato a rescatarle, pues si perece en combate la partida se acaba, por lo que debemos estar muy atentos a todos y saber cuándo es el momento oportuno de ir a por ellos. Pero aquí no acaba la cosa, pues a lo largo de la aventura podemos tener un aliado y realizar junto a él un ataque Kizuna (enlace/lazo en japonés). Para ello hay que rellenar el indicador de Kizuna. Cuanto más sube el nivel Kizuna, el poder de dicho ataque también aumenta, lo que desemboca en un Frenesí Kizuna con el que la fuerza tanto del personaje que controlamos como de nuestro aliado se amplifica considerablemente. Si con todo esto aún no hemos podido vencer, toca echar mano del ataque Kizuna especial en el que hasta cuatro personajes realizan un espectacular acometida al mismo tiempo.

Al término de cada batalla somos recompensados con dinero, experiencia y dos tipos de objetos muy importantes: pósters de habilidad y monedas. Los primeros  sirven para ir desbloqueando las diferentes habilidades de los personajes, lo que nos da la posibilidad de ir equipándoselas en el momento en que se encuentren a nuestro alcance. Si completamos los requisitos que aparecen antes de cada misión aprenderemos más y mejores. Por otro lado, las monedas afectan al desarrollo de los protagonistas, pues podemos aumentar su vitalidad, el poder de ataque, la defensa... El tipo y el número de monedas para mejorar cada característica varía en cada uno de ellos. Saber repartir cada moneda es vital para lograr un equilibrio perfecto. 


Sueña con ser un pirata

Dejando a un lado el extenso modo principal, aquellos que busquen un buen reto tienen disponible el Diario de Sueños. Dentro de esta opción los personajes más icónicos de One Piece se reúnen para luchar juntos o unos contra otros. Antes de comenzar a conquistar todas las islas que componen este Diario de Sueños es recomendable escoger un personaje con un buen nivel, pues los enemigos que vamos a encontrar no son moco de pavo. Algunos de ellos son "jefes" de sus propias islas y tenemos que vencerles para continuar con nuestro camino. La mecánica y los escenarios son idénticos a los del Diario de Leyendas, aunque en esta ocasión, además de hacer frente y desbloquear a piratas para luego poder controlarlos, podemos subir más rápidamente de nivel y conseguir de paso ítems muy valiosos y monedas que ayudan a aumentar las características principales de los protagonistas. Jugar al Diario de Sueños con cada personaje disponible es toda una experiencia que alarga bastante la vida de este Pirate Warriors 3.

Si aún queréis más tesoros, y deseáis descubrir todos y cada uno de los secretos que se esconden en cada episodio, os recomendamos darle varias vueltas al Diario Libre. Esta opción permite rejugar el episodio que queramos con cualquier personaje que deseemos (no tienen por qué ser los de la banda de Sombrero Paja). Gracias a ello somos testigos de nuevas secuencias y de Eventos del Tesoro únicos que nos aportan grandes recompensas. 

Un paso por delante de la serie de televisión

Gráficamente hablando tenemos que admitir que el paso a la nueva generación le ha sentado de maravilla a Luffy y compañía. Con un diseño en cel shading tanto los personajes como los escenarios lucen realmente bien, además de que las secuencias animadas incluyen aún más epicidad que la serie de televisión gracias a una fluidez admirable. Por supuesto, no todo va a ser bueno, pues en algunos momentos, en especial cuando los enemigos llenan por completo la pantalla y es imposible ver a nuestro personaje entre tanto pirata con el mismo diseño, se notan bastante las bruscas bajadas de frames. Asimismo, el movimiento de la cámara puede resultar en ocasiones bastante confuso e incluso llega a marear.

En lo que respecta a la banda sonora, esta sigue los mismos compases que sus antecesores. Esto quiere decir que nos encontramos con unos temas que toman como referencia las melodías de la serie de televisión y las adapta de tal manera que casen a la perfección con el momento y el lugar en el que nos encontramos. Así pues, no echamos de menos las canciones del anime, pues con este Pirate Warriors 3 estamos muy bien servidos. A todo esto se une el doblaje original en japonés, algo que le aporta ese toque especial y único que los seguidores de One Piece saben apreciar y valorar. Tranquilos, pues aparte del audio, el resto está en perfecto castellano.


Los seguidores de One Piece tienen ante ellos el juego más completo de la saga tanto argumentalmente como en lo referente al número de personajes disponibles. Además, las diferentes modalidades repletas de extras nos obligan a rejugar varias veces un mismo escenario, lo que eleva bastante el número de horas que estamos pegados frente a la pantalla. Tampoco nos olvidamos de que también podemos repartir leña junto a un amigo y conseguir el doble de tesoros. Sin duda, una buena alternativa para aquellos que aún no le hayan echado el guante a la franquicia Pirate Warriors.

One Piece: Pirate Warriors 3 se pone a la venta el viernes 28 de agosto para PlayStation 3, PlayStation 4, PlayStation Vita y PC. Tanto en PS3 como en PS4 podréis encontrar hasta dos ediciones distintas: normal (sólo el juego) y la Doflamingo Edition. Esta última, además del juego, incluye una figura del querido y odiado Doflamingo.

Valoración

Los seguidores de One Piece tienen en este Pirate Warriors 3 un juego muy completo en cuanto a historia y personajes. La acción sigue siendo la piedra angular de este título.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Los extensos "Diarios" y el número de personajes disponibles.

Lo peor

Bajadas bruscas de frames. El control de la cámara resulta confuso en ocasiones.

Lecturas recomendadas