Análisis

Análisis de Paper Monsters para Android e iOS

Por Sergio Gracia
-

Paper Monsters llega para demostrarnos que los smartphones y tablets son gadgets tan buenos como cualquier consola para poder disfrutar de un buen plataformas, aunque aún queda un largo camino por recorrer para igualar a los grandes del género.

Actualmente los smartphones y tablets tienen juegos de gran calidad y de casi todos los géneros, o al menos de los principales, pero no podemos evitar echar en falta uno que lleva con nosotros prácticamente desde los inicios de la industria, uno de los que cuenta con los personajes más populares y entrañables, uno capaz de divertir a pequeños y mayores por igual. Hablamos, cómo no, del género plataformas.

En todas las consolas podemos nombrar un título más que destacable: Super Mario, Sonic, Rayman, Crash Bandicoot, Kirby, Mega Man, Castlevania, Donkey Kong Country... Incluso los equipos de desarrollo independiente se han atrevido a continuar el legado del género en los últimos años, con resultados tan fascinantes como Limbo, Braid o Super Meat Boy .

El listado es tan descomunal que nos sería imposible reunirlos todos sin tener que recurrir a dosis ingentes de café y un buen paramédico a nuestro lado, pero, ¿qué hay de los smartphones y tablets? Sí, tienen juegos que se pueden catalogar dentro de éste género, ¿pero existe alguno realmente remarcable? ¿Alguno que haya asentado las bases para futuros títulos? No sabríamos decirlo, pero puede que estemos ante uno de los más interesantes plataformas para Android e iOS.

Un mundo de papiroflexia

Imaginaos un mundo hecho enteramente de papel en el que nuestro protagonista, fabricado de cajas de cartón, debe enfrentarse a temibles monstruos que algún loco de la papiroflexia ha a colocado en mitad de su camino. No, no estamos hablando de Paper Mario, aunque perfectamente podría ser así. Éste título, aunque también tiene la palabra 'papel' en su nombre, se llama Paper Monsters, y está aquí para demostrarnos que, con imaginación y ganas, los smartphones y tablets también pueden disfrutar de un buen plataformas, aunque patine en algunos aspectos (más de los que nos gustaría).

Crescent Moon Games ha desarrollado este juego que, desde el primer momento, es capaz de transmitirnos todo su carisma y personalidad únicas, pues aunque pueda recordarnos a los RPG del fontanero (y no sólo gráficamente, como veréis más adelante), lo cierto es que ha sabido labrarse su propio camino, lo suficientemente alejado del de Paper Mario como para que no estemos pensado en él constantemente.

Lo que se ha conseguido con la ambientación de celulosa ha sido no sólo darle un toque más original, alegre y divertido, sino también olvidarse de sobrecargar el juego de infinidad de polígonos que podrían comprometer su rendimiento. Así, cuando veamos un enemigo o cualquier otro objeto cuadriculados no nos hará daño a la vista, sino todo lo contrario.

Un viaje por cuatro mundos

No os vamos a engañar, Paper Monster no es un juego largo, ni siquiera corto, es un título extremadamente corto, tanto que podremos pasarnos (al menos la historia principal) en apenas un par de horas. Para suplir esta carencia, Crescent Moon Games han desarrollado una serie de mini-juegos que, aunque no supla la carencia de niveles 'plataformistas', sí que sirve para paliar ligeramente este garrafal punto en contra.

El juego, en su modo original, cuenta con cuatro mundos diferentes divididos, cada uno, en cuatro niveles. La ambientación en éstos cambia radicalmente de un capítulo a otro, así podemos recorrer verdosos prados, montañas nevadas, desiertos en el salvaje oeste o templos perdidos en frondosas junglas. Éstos cambios están tan bien adaptados que, cuando estamos empezando a cansarnos de la temática de una pantalla, descubrimos la siguiente acompañada de sus monstruos especiales y nuevos retos.

Paper Monsters ha sabido aprovecharse de algunas de las mecánicas que se han ido implementando a lo largo de los años en el género, como los 'checkpoints' o la variedad de situaciones. No sólo tendremos que ir andando y brincando por el mundo con nuestro amigo de cartón, pues también nos encontraremos zonas en las que nos meteremos dentro de un submarino, una caja voladora o un trineo.

Otro de los detalles que más nos ha robado el corazoncito ha sido la inclusión de jefes finales que, aunque parezca una bobada, le da cierto encanto al conjunto de Paper Monsters. En el cuarto nivel de cada mundo nos enfrentaremos a un enemigo especial, al cual deberemos propinarle tres golpes. Ahora bien, el punto negativo llega con su dificultad, que es más bien escasa por no decir nula. Una verdadera lástima. Ahora bien, cuando al derrotarlos vemos cómo se abre la boca de la gárgola de piedra situada en la pared que nos da acceso al siguiente nivel (guiño inconfundible a Super Mario Bros. 2) no podemos evitar dejar caer una lagrimita.

Pero un juego del género plataformas no podría considerarse como tal sin la inclusión del factor recolección, el afán de coleccionar y reunir ciertos objetos para poder decir que hemos completado el juego al 100%. En Paper Monsters éstos vienen en forma de botones (plateados y dorados) y clips de oro. Con los primeros podremos comprar elementos de personalización en la tienda del juego. Los segundos podríamos compararlos con las monedas grandes la saga New Super Mario Bros. De hecho aquí también habrá que encontrar tres piezas en cada pantalla.

Para terminar, el diseño de niveles, aunque no goza de la excelente calidad del de los juegos de Nintendo, sí que nos invitan a explorar y recorrer nuevos caminos, pues a diferencia de otros títulos del género, éstos no son lineales.

Este papel está lleno de 'emborrones'

En algún momento había que afrontarlo, Paper Monsters tiene bugs, demasiados, lo que da sensación de juego inacabado y dejadez por parte de sus desarrolladores:  traspasar suelos que nos arruinan la partida, detección de colisiones con objetos movibles que nos arruinan la partida, bloqueo de pasadizos que nos arruinan la partida... Si se tratase de pequeños fallos visuales (que no es el caso) u otro tipo de errores no sería tan grave, pero como veis es más sencillo de lo que nos habría gustado llevar nuestra partida al traste.

Puede que Paper Monsters no sea el ejemplo perfecto de buen plataformas en smartphone y tablet y parece que aún nos tocará seguir esperando al New Super Mario Bros. o Limbo que salve la jugada, pero desde luego, si tuviéramos que escoger un título como base para los futuros aportes al género, ese sería sin duda el desarrollado por Crescent Moon Games. Su control está lo suficientemente bien implementado como para que puedan ofrecernos retos más complejos sin que la jugabilidad se resienta y la idea general es, sencillamente, genial.

Valoración

Paper Monsters está lleno de grandes ideas, aunque por desgracia su implementación no ha sido la más acertada. Aún así, es un buen reflejo del futuro del género en smartphones y tablets.

Hobby

71

Bueno

Lo mejor

Es un juego con carisma y gráficos preciosos.

Lo peor

Está repleto de bugs. Extremadamente corto.

Lecturas recomendadas