Análisis

Análisis de Persona Q: Shadow of the Labyrinth

Por Roberto J. R. Anderson
-

Versión comentada: 3DS

Persona se estrena en una consola Nintendo con Persona Q: Shadow of the Labyrinth, un spin-off exclusivo para 3DS que incluye elementos jugables de Etrian Odyssey y reúne a los personajes principales de Persona 3 y Persona 4.

Los amantes del rol japonés tienen mucho donde rascar en 3DS, y Atlus es posiblemente la compañía a la que más hay que agradecérselo. Recientemente hemos recibido (en exclusiva para la portátil de Nintendo) la cuarta entrega numerada de su gran saga Shin Megami Tensei, que se suma a las estupendas reediciones de Devil Summoner: Soul Hackers (original de Saturn) y Devil Survivor (original de DS). Además, en Japón y Norteamérica pronto estará disponible Devil Survivor 2: Record Breaker, el cual esperamos catar aquí también en algún momento.

Fuera de Shin Megami Tensei y sus subseries, Atlus ha continuado también en 3DS con una saga muy especial que inició en la antigua DS: Etrian Odyssey. Esta serie de dungeon crawlers ya nos ha dado Etrian Odyssey IV y Etrian Odyssey Untold (una reimaginación de la primera entrega) para la actual portátil, próximamente esperamos recibir Etrian Odyssey Untold II y ya se habla de Etrian Odyssey V.

El juego que nos ocupa hoy toma muchos elementos prestados de Etrian Odyssey, pero pertenece a la serie Persona, que nació como una subsaga de Shin Megami Tensei aunque hace tiempo que logró consolidar su propio nombre como una de las referencias más destacables del rol japonés. Tras varias entregas muy bien recibidas para consolas de Sony, Persona se estrena por fin en una máquina de Nintendo con este spin-off exclusivo para 3DS.

Adolescentes con un poder especial

Los personajes principales son chavales de instituto, que han recibido el poder de invocar facetas de su psique conocidas como Personas. Dependiendo de cuál de estas criaturas tenga enlazadas, el personaje se verá beneficiado con características y hechizos diferentes.

Por primera vez, los personajes pueden usar dos Personas al mismo tiempo. Por una parte tienen los Persona principales, que vienen asignados por defecto y no se pueden cambiar. Y por otra, los sub-Personas, que iréis reuniendo y fusionando a lo largo del juego y con los que podéis enlazar a los personajes a vuestro gusto. Dependiendo de qué sub-Persona utilicéis, el personaje aprenderá hechizos diferentes y sus estadísticas se verán potenciadas de un modo u otro.

Del instituto al laberinto

Al comenzar la partida es posible escoger entre jugar con el protagonista de Persona 3 o el de Persona 4, y dependiendo de vuestra elección la trama se desarrollará en torno a los estudiantes de un juego u otro. Por lo tanto, tendréis que pasaros el juego dos veces si queréis ser testigos de las dos rutas con todos sus diálogos, aunque las mazmorras son las mismas y, en cualquier caso, al avanzar la partida todos los personajes (tanto los de Persona 3 como los de Persona 4) se unen y son jugables sin importar la ruta que hayáis tomado.

La historia del juego es sencilla, más ligera que la de sus predecesores y muy amena. Es fácil de seguir aunque no hayáis jugado a Persona 3 y Persona 4, pero si no lo habéis hecho os perderéis muchos guiños y detalles. Además, podéis confundiros un poco entre tantos personajes que aparecen de repente si no los conocéis de antes. Esto puede suponer un pequeño lastre, especialmente si tenemos en cuenta que muchos usuarios de 3DS no habrán tenido ocasión de jugar a dichos juegos, originales de PlayStation 2 y que por ahora sólo han tenido adaptaciones para PSP y PS Vita respectivamente.

Por lo tanto, y aunque Persona Q puede ser recomendable (hasta cierto punto) para descubrir esta serie, lo es aún más para quienes ya la conozcan y quieran reencontrarse con sus carismáticos personajes. Además, y pese a que se trata de un spin-off, su argumento es oficialmente canónico y puede considerarse una extensión de los acontecimientos de Persona 3 y 4. Lo bueno es que este juego no destripará los finales de aquellos a quienes no los hayan jugado aún, ya que transcurre en un momento intermedio de las tramas de dichos juegos.

A lo Etrian Odyssey

Argumentalmente es puro Persona, pero jugablemente se parece más a un Etrian Odyssey. Si habéis jugado a alguna entrega de esta otra saga de Atlus en DS o 3DS, estaréis familiarizados con su enfoque dungeon crawler, mediante el que recorréis amplias mazmorras laberínticas en primera persona. Persona Q apuesta totalmente por ese mismo concepto, incluyendo las anotaciones en pantalla táctil de puertas, paredes, tesoros y otras cosas. Cuanto más tracéis con el stylus, mejor completaréis el mapa y evitaréis perderos.

Al comenzar la partida podéis elegir entre cinco niveles de dificultad, y los más altos suponen un gran desafío. Además, el juego recompensa vuestras dotes de exploración, y cuando hayáis inspeccionado el 100% de la planta de una mazmorra podréis abrir un cofre con un jugoso premio.

De Persona retiene el ya mencionado uso de los Personas, pero prescinde de los elementos de simulación ("social links") que tan bien funcionaron en Persona 3 y 4, y que fueron uno de los elementos más identificables de aquellos juegos.

También hay que señalar que no es el primer Persona con mazmorras en primera persona (valga la redundancia), ya que el primero (original de PlayStation y reeditado en PSP) también las tenía, al igual que otros Shin Megami Tensei. Sin embargo, son los mencionados elementos de personalización táctil del mapa (entre otros detalles) lo que acercan tanto Persona Q a la esencia de Etrian Odyssey.

Apartados visual y sonoro

Los diseños de los personajes apuestan por un marcado aspecto chibi, que los diferencia de la imagen más realista y adulta que presentaban en Persona 3 y 4. Esta nueva estética les sienta bien, y es apropiada para la historia más ligera y con menos pretensiones que protagonizan en esta ocasión. Por lo demás, los gráficos son bastante simples, aunque las mazmorras están recreadas con bastante encanto.

 


Siguiendo la costumbre de la serie Persona, la banda sonora es excelente e incluye una gran variedad de magníficas melodías, tanto instrumentales como cantadas. Algunas son remezclas de anteriores Persona, mientras que otras son totalmente nuevas. Por su parte, el doblaje en inglés está a la altura, aunque echamos en falta la posibilidad de seleccionar las voces originales japonesas.

Conclusiones

Es un juego de rol muy disfrutable, que os dará muchísimas horas de exploración en mazmorras estupendamente diseñadas y con un sistema de combate por turnos muy bueno. Su argumento y diálogos son muy divertidos, pero debéis tener en cuenta que la historia no es tan profunda y ambiciosa como la de los Persona numerados.

Si habéis jugado a Persona 3 y 4, sin duda vais a disfrutar mucho de este juego, aunque no se le pueda exigir lo mismo, y os ilusionará reencontraros con sus excelentes elencos de personajes. Si por el contrario no tenéis experiencia con dichos juegos, os recomendamos que los juguéis primero, pero si no podéis (por no tener PS2 o las portátiles de Sony) puede ser de todos modos una buena idea hacerse con Persona Q: Shadow of the Labyrinth y conocer así esta genial serie de juegos de rol. Eso sí, no olvidéis que está en inglés (tanto los textos como las voces).

Valoración

Es un muy buen juego de rol para los que aún tienen que descubrir Persona, y aún mejor para quienes ya conocen Persona 3 y 4. Dadle una oportunidad si domináis el inglés.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

Gran diseño de mazmorras y sistema de combate. Personajes con carisma.

Lo peor

En inglés. No incluye los "social links" que tantos elogios recibieron en otros Persona.

Lecturas recomendadas