Análisis

Análisis de Pixel People para iOS

Por David Alonso Hernández
-

Chillingo nos sorprende con Pixel People, un divertido juego de gestión y estrategia para iOS que mezcla lo mejor de títulos como Tiny Tower y Sim City. 

El número de títulos free-to-play ha crecido de forma brutal en iOS y Android en los últimos tiempos. La idea, desde luego, no es mala en absoluto: las compañías dan acceso de forma gratuita al juego completo para que los jugadores, una vez metidos en faena, adquieran diferentes ventajas a través de un sistema de micropagos, consiguiendo así rentabilizar la inversión de los creadores.

Visto así, "desde la teoría", resulta un sistema de distribución de lo más atractivo para jugadores y desarrolladores, ya que los primeros pueden acceder a todas las funcionalidades del título sin desembolsar dinero inicialmente y, si se 'enganchan', pueden pasar por caja para mejorar la experiencia y, de paso, la cuenta corriente de los progamadores.

Pixel People es un ejemplo perfecto del equilibrio que propone este modelo de distribución. Lejos de apostar por un sistema de micropagos intrusivo y que frustre nuestros intentos por avanzar a no ser que juguemos con la tarjeta de crédito en la boca, el título de Chillingo permite a los jugadores una total libertad para disfrutar del juego al completo, dándonos la posibilidad -pero nunca intentando presionar al jugador- de comprar distintas mejoras para facilitar ciertas tareras que, con paciencia, también pueden ser completadas sin desembolsar ni un euro.

Esta "honestidad" en su desarrollo, junto a un enorme número de virtudes que os contamos a continuación, hace que Pixel People sea una de las propuestas más frescas y divertidas de las que se han estrenado en dispositivos iOS en lo que llevamos de 2013, aunque lo mejor será que nos nos adelantemos y empecemos haciéndonos la pregunta básica aquí ¿Qué es Pixel People?

Jugando a ser Dios

A pesar de su aspecto desenfadado, nuestra misión en Pixel People nace de una tremenda catástrofe que ha arrasado la tierra, dejándonos a nosotros el "marrón" de reconstruir una nueva urbe desde cero y, lo más importante, de repoblarla de todo tipo de ciudadanos.

Pero, si no hay personas... ¿de dónde vamos a sacar trabajadores para construir una ciudad? tranquilos, que aquí han pensado en todo: del centro de clonación de Utopía, que así se llama nuestro proyecto de urbe.


Y es que, el principal aliciente de Pixel People, y nuestro mayor objetivo, es realizar combinaciones genéticas entre diferentes profesionales para crear nuevos ciudadanos y, así, descubrir nuevas profesiones y, con ellas, acceder a nuevas edificaciones. Nos explicamos:

Al principio del juego sólo contamos con un pequeño pedazo de tierra, el centro de clonación y dos habitantes: el alcalde y un mecánico. Al "mezclar" a estos dos ciudadanos en nuestra máquina clonadora obtenemos un ingeniero y -a su vez- la posibilidad de construir una mina.

Una vez situada y construida la mina en nuestra ciudad, mandamos a trabajar al ingeniero allí para que empiece a producir monedas y, después, volvemos a la máquina de clonación para mezclar los genes del ingeniero, que acabamos de descubrir, con los del mecánico para obtener un ingeniero mecánico, o con los del alcalde para descubrir un arquitecto... y así sucesivamente.


Hay 150 profesiones diferentes por descubrir, algunas bastante sencillas como el sheriff (alcalde + alcalde) y otras mucho más enrevesadas, como el atleta (obrero de la construcción + granjero), y -lo mejor de todo- es que al descubrir las principales también obtenemos una nueva edificiación que debemos "llenar" con profesiones específicas. Así, y por ejemplo, al crear el médico destapamos la clínica, en la que podemos dar trabajo a enfermeras...etc.

Pero, por supuesto, hacer que una ciudad prospere no es sólo cuestión de ponerse clonar como locos, sino que toca gestionar todos los recursos para que la vida se expanda de manera lógica. Y aquí entra la "segunda parte" de nuestro cometido.

Gestionando los recursos

Hay 3 aspectos que debemos tener controlados en todo momento en nuestra ciudad: las monedas, las porciones de tierra y las unidades de Utopium, un material especial que podemos canjear por dinero o emplear en diferentes ventajas en la construcción de edificios y en la clonación de ciudadanos.

Con el dinero, que obtenemos del trabajo de los habitantes de Utopía y de los árboles (aquí lo de la planta del dinero es literal) es posible construir nuevas viviendas, indispensables para dar cobijo a nuevos habitantes, infraestructuras, como carreteras o caminos, o -una de las claves- expansiones de terreno para ampliar nuestra ciudad.

Cada casa, edificio o estructura ocupa un número determinado de casillas de tierra, por lo que es muy importante gestionar el espacio, así como el dinero, indispensable para acceder a las costosas ampliaciones de terreno que nos otorgan espacio extra.

Por último, el Utopium se consigue poco a poco avanzando en el juego o, si no queremos esperar, adquiriendo unidades a través del sistema de micropagos. Es precisamente nuestra paciencia lo que determinará si pagamos por obtener Utopium o no, ya que el cometido principal de este material es acelerar el proceso de clonación de ciudadanos o de construcción de los edificios, tiempo que aumenta conforme avanzamos en el juego y que, en algunos casos, nos hará esperar hasta 24 horas de tiempo real para ver terminado una de nuestras obras.

Es evidente que contra más Utopium tengamos más dinámico es el desarrollo del juego, pero lo bueno es que la jugabilidad está muy equilibrada y sólo tenemos que esperar cantidades excesivamente largas de tiempo en fases avanzadas del juego, por lo que mientras se construye una edificación en concreto podemos hacer otras cosas diferentes sin problemas.

Este divertido desarrollo, que es capaz de atraparnos sin remedio, unido a un apartado gráfico de aspecto 'retro' muy gracioso y repleto de divertidos 'guiños' (el fontanero, por ejemplo, es clavadito a Mario), y a lo poco intrusivo de su sistema de micropagos hace que Pixel People sea un excelente título que no debéis perderos.



 

Valoración

A pesar de que su arranque es algo lento, la mezcla de estrategia y gestión de Pixel People va de menos a más y acaba atrapándonos sin remedio. ¡Soñaréis con Utopía!

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Las posibilidades de clonación y gestión, su aspecto 'retro' y su precio gratuito.

Lo peor

Algunas edificaciones tardan mucho en finalizar. Conseguir Utopium gratis no es fácil. En inglés.

Lecturas recomendadas