Análisis

Análisis point and click de Hidden Runaway

Por David Alonso Hernández
-

Los smartphones y tablets se están erigiendo como una de las plataformas preferidas por los desarrolladores de aventuras gráficas de corte clásico, como por ejemplo Pendulo Studios. En esta ocasión el estudio español lleva a iPad, iPhone e iPod Touch un homenaje a su famosa aventura Runaway, que se centra en la búsqueda de objetos y en la resolución de puzles.

Las aventuras gráficas vivieron una edad dorada desde, aproximadamente, 1987 hasta 1996. Títulos como Leisuire Suit Larry, Indiana Jones y la Última Cruzada o The Secret of Monkey Island marcaron a toda una generación de jugones que disfrutaban de unos guiones absorbentes, unos diálogos ingeniosos y de un desarrollo pausado, en el que la agudeza para superar acertijos y puzles suponía un arma mucha más poderosa que cualquier escopeta de Doom.

Tras ese periodo de tiempo, el género se fue desinflando poco a poco y su presencia comenzó a ser menor en favor de otro tipo de desarrollos, como los shooter subjetivos o los RPG, que recogían algunos de los elementos que caracterizaban a las aventuras gráficas, pero que cambiaban radicalmente su mecánica.

Sin embargo, algunos estudios se han mantenido inquebrantables frente a este cambio de tendencia del mercado y nos han seguido regalando algunas maravillas en forma de aventura gráfica de desarrollo clásico. Uno de los mejores ejemplos de estos "irreductibles" es, sin duda, Pendulo Studios, la desarrolladora española fundada en 1994 y responsable de aventuras gráficas "modernas" de tanta calidad como la reciente New York Crimes, Hollywood Mosters 2 o su serie más famosa: Runaway.

Precisamente, y tras el éxito obtenido con otras adaptaciones como Yesterday, una genial aventura gráfica con sabor a thriller, Pendulo Studios ha decidido trasladar a los dispositivos móviles de Apple una versión muy especial de Runaway, que abandona su habitual mecánica para centrarse en la búsqueda de objetos y en la resolución de rompecabezas. Vamos a ver cómo les ha quedado la cosa:

Cuando Gina encontró a Brian

El argumento de Hidden Runaway para iOS es un claro homenaje al décimo aniversario de la primera entrega para PC, Runaway: a Road Adventure, y el juego nos invita a rememorar algunos de sus mejores momentos, centrándose sobre todo en los detalles que iniciaron la relación entre Gina y Brian, sus dos protagonistas.

La excusa para recordar esta historia es el interés por parte de un productor de Hollywood, que pretende dar un pelotazo en la taquilla con una película ambientada en sus aventuras, por lo que nos toca revivir algunos momentos que los fans de la saga reconocerán al instante.

Recordar sus peripecias no es fácil para Brian y Gina, puesto que en el momento en el que tiene lugar la entrevista con el productor de cine su pareja se ha roto y las carantoñas han dado paso a los reproches, aunque quizá la llama del amor no se haya apagado del todo entre ellos y recordar juntos viejas aventuras consiga reavivarla... o prender fuego a la relación definitivamente. Nunca se sabe.

La importancia de los pequeños detalles

Podríamos decir que el desarrollo de Hidden Runaway está dividido en 3 partes bien diferenciadas: en primer lugar están los diálogos entre los personajes y las escenas de vídeo que nos conducen a través de su historia, luego tenemos los puzles que nos hacen devanarnos los sesos y, por último, el grueso del juego: la búsqueda de objetos escondidos en diferentes escenarios.

Tras cada escena o diálogo somos conducidos a un escenario diferente, como una habitación de hospital o un museo, donde se nos encomienda una tarea en concreto. Para cumplirla debemos encontrar todos los objetos que nos indican en la parte superior de la pantalla, y que están escondidos a conciencia. Podemos hacer zoom en los escenarios para facilitar nuestra tarea, así como recurrir a pistas si nos quedamos atascados durante un buen rato

Una vez encontrados todos, somos recompensados con una acción o un objeto principal e indispensable para avanzar, y que normalmente debemos combinar o utilizar en alguna parte. En este aspecto el juego no nos pone las cosas demasiado difíciles, y las combinaciones o usos de los objetos principales suelen ser de lo más evidente, por lo que la dificultad radica en explorar a fondo los escenarios y en resolver sus puzles.

Estos rompecabezas están muy bien pensados y su diseño le sienta como un guante a las pantallas táctiles de nuestro iPad, iPhone o iPod Touch; unir los pedazos de un ticket roto, deducir en que habitación de hospital se recupera Gina uniendo pistas o recomponer una partitura musical utilizando nuestro oído son algunos de los retos que nos propone Hidden Runaway, y que -una vez superados- pueden volver a ser disfrutados desde el menún principal del título.

Esta mezcla de búsqueda de objetos, puzles y algunos ligeros toques "aventurescos" dan como resultado un desarrollo bastante compacto, aunque quizá excesivamente pausado y un tanto repetitivo, pero que gracias a su atrayente historia y sus diseños "made in Pendulo" nos invita a terminarla hasta el final.

Una aventura muy gráfica

El apartado técnico de Hidden Runaway combina algunas escenas de vídeo animadas con escenarios estáticos, que suponen el grueso en el desarrollo de la aventura.

Con un diseño rico en detalles y el inconfundible estilo de Pendulo muy presente, todos los decorados del juego destacan por su genial ambientación y complejidad artística, aunque la verdad es que se echan en falta más elementos móviles y es cierto que todo resulta demasiado estático. Vale que para este tipo de desarrollos no son necesarias las virguerías gráficas, pero un poco más de "vida" no le hubieran venido nada mal a sus decorados.

Lo mismo podemos decir del apartado sonoro del juego, que cuenta con elementos de calidad como las melodías y los efectos de sonido, pero que prescinde completamente de las voces y nos cuenta su historia mediante un sistema de bocadillos en plan cómic. Este sistema de globos de texto queda muy bien con el aspecto general del juego, pero echamos de menos oir las ingeniosas conversaciones que se marca el juego en muchos puntos y que tanto nos gustan en las entregas para PC.

A pesar de todo, Hidden Runaway es un título que se disfruta y que es capaz de ofrecer buenos momentos a los amantes de los desarrollos clásicos y pausados, pero que -sobre todo- vuelve a poner de manifiesto el enorme potencial que tienen los smartphones y tablets a la hora de acoger aventuras gráficas, un género que esperemos siga dándonos alegrías y haciéndonos más llevaderas nuestras esperas o viajes durante muchos años más.

Valoración

La historia mola, y la mezcla de búsqueda de objetos escondidos y resolución de puzles consigue enganchar, aunque un poco más de variedad y toques de aventura no le hubieran venido nada mal.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Los puzles han sido diseñados para la ocasión y están muy bien resueltos. El argumento convence.

Lo peor

Los escenarios pecan de ser demasiado estáticos y se echa en falta algo más de variedad.

Lecturas recomendadas