Acer Predator 15
Análisis

Análisis del portátil gaming Acer Predator 15

Por Hobbyconsolas.com
-

Los portátiles gaming están viviendo una época dorada, con una demanda en constante crecimiento. En el análisis del Acer Predator 15 veremos un equipo que cuenta con un hardware puntero, equipando hasta una Nvidia GTX 980M, y un diseño llamativo y radical que no dejará indiferente a nadie.

La fiebre por el gaming parece estar viviendo un gran momento. Tanto es así, que ninguna marca ha querido perder esta oportunidad y todas ellas, hasta las más generalistas, se han subido al carro.

Uno de los casos más llamativos es el de Acer, que hasta ahora su objetivo era el de ofrecer portátiles de gama media a un precio muy competitivo. Para romper con esta imagen, y al igual que han hecho las que llevan más tiempo, han desarrollado la familia Predator, que busca desmarcarse del resto de equipos de la gama, con una nomenclatura y personalidad propia.

Y dentro de ella vamos a realizar el análisis del Acer Predator 15, el primer portátil verdaderamente gaming de la marca. Aquí ya no contamos con un diseño anodino que pasa desapercibido, y sus características están a años luz del resto de portátiles de la marca.

acer predator imagen de la marca

Entre las características del Acer Predator 15 contamos con un hardware puntero, con el procesador Intel i7 de 6ª generación junto a la tarjeta gráfica Nvidia GTX 980M, y que en la configuración recibida tenemos un SSD principal de 256 GB junto a un disco secundario de 1 TB.

Consigue el Acer Predator 15 al mejor precio en Amazon

También cuenta con 16 GB de memoria RAM DDR4, que pueden ampliarse hasta 64 GB. Además tenemos una serie de características innovadoras en el apartado de refrigeración que comentaremos a continuación y que lo hacen especialmente atractivo. Los predator llegan para dar un buen bocado al mercado.

Si tuvieras que dibujar en tu cabeza un portátil de Acer, la imagen que tendrías seguramente poco tendrá que ver con este chasis. Podemos ver como se ha hecho un gran esfuerzo por realizar un chasis con unas líneas muy rompedoras, y podemos decir que han conseguido tener su propia personalidad.

En nuestro primer contacto con el Acer Predator 15 nos damos cuenta de su generoso tamaño para ser un portátil de 15 pulgadas, aunque a un nivel parecido al de sus competidores, añadiendo que aquí seguimos contando con un lector grabadora de DVD, un elemento que está desapareciendo incluso en los equipos de mayor rendimiento como son los portátiles gaming.

[gallery:47202;scheme:grid]

Contamos con unas dimensiones de 39,1 por 29,9 y un grosor de 3,85 centímetros, sin olvidar un peso de 3,4 Kg. No batirá el record de ser el portátil más compacto, pero tampoco es su intención, ya que busca el mejor rendimiento, y para ello se necesita la máxima refrigeración.

La evolución de los portátiles gaming desde sus comienzos

Está realizado en un plástico mate de muy buena calidad, no encontramos crujidos, y la impresión que tenemos es que está muy bien acabado. Uno de las partes más destacadas es la parte trasera de la pantalla, que cuenta con el logotipo de predator en el centro retroiluminado, mientras que a sus lados tenemos dos tiras LED para que no exista confusión respecto a qué tipo de portátil tenemos entre manos.

Altavoces frontales Acer predator 15

Siguiendo con la temática negra y roja, en el frontal vemos dos aberturas con rejillas de color rojo para los altavoces principales, acompañados por un subwoofer en la parte inferior cubierto en aluminio cepillado pintado en rojo, siendo este la única parte metálica que tenemos en el exterior.

Acer predator 15, puertos lateral derecho

La conectividad disponible es muy completa. Por el lateral derecho tenemos 2 USB 3.0, un HDMI, un Displayport, conexión de red RJ-45, y como novedad nos encontramos con un puerto Thunderbolt 3, con una tasa de transferencia de hasta 40 Gbps mediante una conexión USB-C.

Acer predator 15, puertos lateral izquierdo

En el lado opuesto vemos la conexión de alimentación para el cargador de 180 W incluido, junto con 2 USB 3.0, 2 jacks de Audio para auriculares y micrófono y una entrada para tarjetas SD.

Como marca generalista Acer no ha destacado por ofrecer en sus equipos una accesibilidad extraordinaria en sus equipos, una característica muy demandada por los usuarios gamers, que son conscientes de la importancia de mantener el equipo en óptimas condiciones para conseguir el máximo rendimiento. En esta review del Acer Predator 15 vemos que han intentado cuidar este apartado.

A pesar de ello nos encontramos luces y sombras. Por un lado, la capacidad de ampliación de discos es muy sencilla, donde disponemos de una tapa con tan sólo dos tornillos. Es una operación muy sencilla, y no tenemos que ser unos “manitas” para hacerlo.

acer predator tapa inferior

En el interior de este hueco vemos una distribución lógica de los componentes a ampliar. Tenemos dos bancos de memoria RAM adicionales libres para poder incluir hasta 32 GB en dos módulos de 16 GB de la nueva memoria DDR4, con lo que en este caso obtendríamos un máximo de 48 GB, una cifra sólo aprovechable si vamos a realizar trabajos de edición complejos.

Aquí tienes algunos de los rivales del Acer Predator 15

Por otro lado también tenemos dos ranuras para discos SSD con formato M.2, uno de los cuales soporta el protocolo NVMe para poder funcionar con un ancho de banda pci-ex 3.0 4x con hasta 4 GB/s, estando una de ellas ocupada por la unidad principal incluida en el portátil con 128 GB.

Por último nos encontramos un hueco para un disco estándar de 2,5”, que está ocupado por la unidad de 1 TB incluida, pero que puede sustituirse sin problemas por otra de mayor capacidad.

Y hasta aquí llega todo lo que podemos cambiar con facilidad. Los otros dos módulos de memoria se encuentran ocultos dentro de la tapa, detrás de la placa base, por lo que habrá que desatornillar toda la parte inferior, retirarla y remover la placa base. Esto requiere practicamente darmar el portátil completo, por lo que no lo aconsejamos. Sin embargo, retirando la tapa inferior completa (después de algo de paciencia por la cantidad de tornillos) podremos acceder al disipador para cambiar la pasta térmica en caso de que sea necesario por tiempo.

Acer predator 15, frost core

Afortunadamente para nosotros, este equipo cuenta con algunas características para que este tipo de mantenimiento no sea necesario en mucho tiempo. Para ello se recurren a dos soluciones. La primera es llamada Frost Core, y consiste en un módulo de refrigeración adicional que sustituye a la grabadora de DVD, y que permite contar con un ventilador adicional para extraer aire, mejorando consecuentemente la refrigeración.

Acer Predator 15, imagen del dust defender

Cómo controlar la temperatura de tu ordenador

Por otro lado, tenemos el sistema Dust Defender, que evita en gran medida la acumulación de polvo en los ventiladores, asegurándonos un buen funcionamiento durante un mayor periodo de tiempo. Pero ¿cómo funciona el Dust Defender? Los ventiladores cambian su sentido de rotación cada cierto tiempo y una salida específica permite que salga el polvo atrapado por el ventilador.

De esta manera conseguimos evitar la acumulación del polvo en el disipador, sacando este por otra abertura específicamente diseñada para este fin. En nuestra prueba del Acer Predator 15 hemos podido comprobar su funcionamiento, y durante el prediodo de tiempo que lo hemos tenido no hemos tenido ningún problema en este sentido.

Con un equipo de semejante calidad, la pantalla del Acer Predator 15 no podía quedarse atrás. Esta cuenta con 15,6” y resolución Full HD mate con tecnología IPS, aunque esto hoy en día no representa ninguna novedad, más bien al contrario.

Sin embargo, hay pantallas y pantallas. Y en este caso el panel elegido nos ofrece una gran calidad de imagen, con un color muy bien ajustado y un brillo destacable, que permite una buena visualización con una configuración al 50%.

Acer predator 15, pantalla

No olvidamos que gracias a la tecnología IPS los ángulos de visión son realmente buenos, y su acabado mate nos evita los molestos reflejos en gran medida, permitiendo su uso incluso en exteriores.

Para los más inconformistas, podemos optar por elegir el Acer Predator 15 con pantalla 4K, con 3840 por 2160 pixeles, que suponemos ofrecerá la misma calidad en cuando a brillo y precisión de color, a lo que sumamos el incremento de nitidez por la resolución.

Como no podía ser de otra manera, se ha cuidado especialmente el teclado del Acer Predator 15, ofreciendo un diseño inequívocamente gaming, donde aparecen resaltadas con el marco en rojo las teclas WASD y los cursores.

Y como buen portátil gaming, la retroiluminación no podía faltar. Aquí contamos con una iluminación configurable en rojo para la parte principal, mientras que el teclado numérico está iluminada en azul, pudiendo apagar cada zona de manera independiente, aunque no podremos cambiar el color.

Descubre todos los atajos de teclado disponibles en Windows 10

acer predator 15 teclado

El tacto de las teclas es muy sólido y ofrece un buen recorrido, siendo bastante cómoda y agradable la escritura en él. El tamaño de las teclas es el adecuado, con una tecla de intro bastante grande, y su precisión elevada. Además no podemos olvidar las teclas de funciones adicionales en la parte superior que nos permiten configurar diferentes macros para cada uno de nuestros juegos.

Acer predator 15 touchpad

El touchpad ofrece unas dimensiones bastante generosas y un funcionamiento muy directo, con una sensibilidad adecuada. Como en muchos equipos gaming, este cuenta con dos teclas físicas independientes. La funcionalidad multitouch también es aceptada en este dispositivo, utilizando diferentes gestos para navegar con más facilidad bajo Windows 10.

Los mejores ratones gaming del mercado

Uno de los apartados más sorprendentes es el sonido. Nada más iniciar el ordenador nos sorprende con un sonido que nos enseña que este va a ser uno de los puntos fuertes de este portátil.

Acer predator 15 subwoofer

Y es que el sistema de sonido del Acer Predator cuenta con dos altavoces frontales de buen tamaño más un subwoofer en la parte inferior, que nos ofrece una experiencia sonora que no está al alcance de cualquiera. La nitidez en altos es muy elevada, mientras que los bajos son destacables para estar hablando de un portátil. En total, conseguimos un sonido que ya quisieran ofrecer muchos altavoces de sobremesa más potentes y voluminosos.

Si hablamos de las especificaciones de hardware, nos encontramos con un procesador i7 6700HQ, que nos ofrece 4 núcleos y 8 hilos de ejecución y puede alcanzar una frecuencia máxima de 3,5 GHz. A esto le sumamos los 16 GB de memoria RAM DDR4 que funcionan a una frecuencia de 2133 MHz.

Pero si hay un elemento que determina el rendimiento del Acer Predator 15 es la tarjeta gráfica, y en esta versión tenemos el chip gráfico diseñado para portátiles más potente del momento, la GTX 980M, con 4 GB de memoria dedicada GDRR5. No existe una versión con la GTX 980 de sobremesa, aunque por capacidad de refrigeración no debería tener problemas.

Benchmarks Resultados
Cinebench R15 (CPU / GPU)  671 cb / 103,6 fps
3D Mark Fire Strike  8275 puntos
Unigine Heaven 4.0
(min / max / media /puntuación)
 9,1 fps / 178,5 fps / 92,9 fps / 2340
Battlefield 3
(min / max / media)
 72 fps / 138 fps / 105,64 fps
Battlefield 4
(min / max / media)
 43 fps / 104 fps / 69,58 fps
Dragon Age Inquisition
(min / max / media)
 18 fps / 79 fps / 57,8 fps
Fallout 4
(min /max / media) 
 34 fps / 63 fps / 59,56 fps
Starwars Battlefront
(min /max / media) 
 74 fps / 93 fps / 82,4 fps
Need for Speed most wanted 2013
(min /max / media) 
 59 fps / 61 fps / 60 fps

El rendimiento con esta configuración es muy elevado, y gracias a que tenemos una resolución full HD, podremos mover una gran cantidad de juegos con la máxima configuración gráfica disponible, algo que en los juegos más exigentes no podremos hacer, pero tampoco quedará muy lejos, y tan sólo con bajar filtros conseguiremos una experiencia muy fluida.

Benchmarks del SSD principal del Acer Predator 15

La unidad principal de SSD con formato M.2 puede utilizar el protocolo NVMe con el que podría alcanzar la friolera de hasta 4 GB/s, aunque este modelo no es capaz de alcanzar tal velocidad.

Ya os habíamos hablado antes del sistema de refrigeración, con un sistema de heatpipes con dos ventiladores independientes para CPU y tarjeta gráfica, además del módulo Frost Core, que es muy recomendable si vamos a jugar. Pero ahora vamos a ver los resultados que ofrece en nuestra review del Acer Predator 15.

Acer predator 15, stress test

Vemos que en las pruebas de estrés las temperaturas son elevadas en el procesador, llegando a mostrar algo de throttling en el procesador, bajando ligeramente de frecuencia para mantener las temperaturas por debajo de los 95º.

Aunque esta prueba tan extrema no representa de la misma manera la realidad, aunque lo cierto es que en nuestra prueba del Acer predator 15 vemos que jugando no se alcanzan esas cifras, aunque en algunos momentos si que se sitúan alrededor de los 90º, una cifra que esperabamos no ver dado el sistema de ventilación incluido. En lo referente a la GPU, aquí no tenemos ningún problema, y esta se mantiene en un entorno bastante seguro alrededor de los 70º. 

Si existe alguna ventaja de tener un chasis voluminoso, esta es el poder incluir una batería de alta capacidad, y en este caso lo es. La batería del Acer Predator 15 tiene 8 celdas y una capacidad total de 6000 mAh.

Acer predator 15, prueba de bateria

Junto al sistema Nvidia optimus, que permite funcionar en gran parte del tiempo de uso con la tarjeta gráfica integrada, conseguimos unas cifras de autonomía considerable. Ajustando el brillo en un 50% es bastante sencillo alcanzar las 5 horas de uso con navegación o tareas no muy pesadas.

Acer ha dado un paso de gigante en el sector de portátiles gaming. Se nota que este fabricante ha tirado la casa por la ventana a la hora de desarrollar un equipo gaming sin concesiones, y en este caso la jugada les ha salido bien. Eso sí, este cambio de rumbo podréis apreciarlo en el precio del Acer Predator 15, situado en el entorno de los 2200 € con la configuración que hemos probado, aunque se puede encontrar más barato en tiendas online.

También tienes disponible el Acer Predator con la GTX 970M a un gran precio

Nada tiene que ver este equipo con anteriores intentos por parte de Acer de realizar un equipo de altas prestaciones destinado a juegos, donde no existían apenas cambios estéticos que los diferenciasen del resto de modelos de la marca, además de contar con un hardware que se encontraba lejos de ofrecer lo mejor del momento.

Ahora en cambio nos encontramos con una estética inequívoca de que estamos ante un portátil gamer, con unas líneas angulosas, con detalles en rojo, iluminación en la parte trasera  de la pantalla y un sistema de refrigeración que aparenta lo que es.

Es cierto que hubiera sido de agradecer el contar con un chasis más ligero y compacto, pero en cualquier caso, siempre es preferible sacrificar algo de portabilidad en favor de mejores temperaturas y autonomía. Y hablando de esta última, hemos quedado gratamente sorprendidos de la elevada autonomía del Predator 15 (siempre teniendo en cuenta del tipo de equipo que estamos hablando).

El diseño de la GTX 1080 muestra que está preparada para portátiles

El rendimiento es el que cabe esperar de un equipo con semejante configuración de hardware, con una GTX 980M que brilla en cualquier juego, y no echaremos en falta más potencia salvo que seamos muy exigentes, o queramos jugar a una resolución mayor a la nativa de la excelente pantalla que viene incluida.

Tras lo visto en nuestro análisis del Predator 15, cualquiera que pretenda comprar un portátil gaming de última generación y no quiera esperar a las nuevas GTX 1070M y 1080M, que se esperan para finales de verano, tendrá que tener en consideración este portátil como una de las mejores opciones a elegir.

Valoración

Acer ha dado un paso de gigante en el sector de portátiles gaming. Se nota que este fabricante ha tirado la casa por la ventana a la hora de desarrollar un equipo gaming sin concesiones, y en este caso la jugada les ha salido bien

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Diseño rompedor, rendimiento excelente, buena autonomía y sistema Dust Defender.

Lo peor

Volumen y peso. Sin iluminación RGB y precio algo elevado.

Fuente | ComputerHoy.com

Lecturas recomendadas