Análisis

Análisis de Repulze Phase 3 para Android e iOS

Por Sergio Gracia
-

Los chicos de Pixelbite continúan especializándose en títulos de velocidad y conducción, aunque esta vez han conseguido superarse a sí mismos y han conseguido crear un increíble universo futurista en el que las carreras son el único medio de escapar de la opresión.

En la época de PlayStation (PSX) uno de los títulos que más dio que hablar y más interés generó entre propios y extraños fue WipEout. Hasta el momento los juegos de velocidad se habían limitado a ciertos campos, dejando muchas puertas abiertas para su exploración, caminos que los chicos de Psygnosis vieron tentadores y se lanzaron a seguir. De esa aventura nació WipEout, el título de carreras futuristas que, probablemente, muchos de vosotros recordéis.

Aunque durante sus primeros compases WipEout fue una saga multiplataforma Sony Computer Entertainment terminó adquiriendo a Psygnosis, quienes pasaron a convertirse en SCE Studio Liverpool y, por consiguiente, obteniendo la franquicia de velocidad como exclusividad. A día de hoy podemos disfrutar de WipEout 2047 en PlayStation Vita, pero existen otras alternativas algo más accesibles (y es que prácticamente todo el mundo tiene un smartphone o tablet) que nos permiten experimentar algo similar por otras vías. Repulze es un buen ejemplo de ello y, de hecho, puede que sea el mejor.

NOTA: Anteriormente ya habíamos analizado éste título, pero en su versión inacabada 'Phase 1', que no contaba con carreras contra la IA ni misiones de la Fase 2.

Un juego de carreras con trasfondo

Normalmente los títulos de éste género no nos ofrecen más que una carrera tras otra, y al fin y al cabo es eso lo que buscamos, ¿verdad? Repulze es diferente en este sentido, y es que, aunque de manera muy simple y de 'refilón', es capaz de hacernos sentir la adrenalina de las altas velocidades mientras intentan sumergirnos en una ambientación, una historia casi demasiado profunda para un juego similar.

Repulze nos lleva al futuro (tal y como habréis podido sospechar), un futuro en el que un gobierno autoritario mantiene a la sociedad recta, reunidos en un redil como pastor a sus ovejas. Pocos son los que se atreven a cuestionar y enfrentarse a Los Sintéticos, y nosotros seremos uno de ellos, pero para poder hacerles frente deberemos contar con algo de ayuda... ayuda tecnológica, para ser más exactos.

Repulze se divide en tres fases. Cada una de ellas nos ofrece un estilo de juego diferente y, además, nos ayuda a avanzar en la historia, aunque realmente ésta sea 'lo de menos'. Puede que no juguemos al título de Pixelbite para gozar de un guión exquisito y sorprendente, pero desde luego es un añadido que se agradece.

La energía, un bien escaso

Como decimos, Repulze se divide en tres fases y cada una de ellas, a su vez, en otras tantas pantallas/circuitos/misiones, como queramos llamarlos. La primera fase, con nueve misiones, llega en forma de tutorial. Nos ayuda a hacernos a los controles del juego y entender un poco mejor su mecánica además de introducirnos más en su universo. La segunda fase sirve para perfeccionar nuestra conducción y continuar asimilando conceptos, añadiendo nuevos elementos y simplificando otros. Durante estas dos primeras fases correremos en solitario o contra nuestro fantasma, si es que repetimos algún nivel, pero en la tercera etapa es en la que nos enfrentaremos a corredores controlados por la Inteligencia Artificial. En este punto deberemos controlar a la perfección nuestro aerodeslizador, aunque no será necesario completar las anteriores para llegar hasta aquí.

Aunque Repulze 'no es más que otro juego de velocidad', lo cierto es que añade alguna que otra mecánica de juego de lo más original. La energía será parte vital de cada carrera. Contamos con dos polaridades diferentes: roja y verde. A lo largo del trazado encontraremos diferentes puertas de colores, cada una correspondiente a una polaridad. Nuestra misión es la de atravesar tres del mismo color (de la polaridad que se nos marque en ese momento) para obtener un acelerón, una especie de empuje que nos propulsará a velocidades abismales. Este sistema se simplifica en la tercera fase, donde únicamente encontraremos un tipo de portal que nos recargará automáticamente la energía, sea del color que sea. Nuestros reflejos, como os podéis imaginar, deben estar de lo más afinados.

Elige tu aerodeslizador y ármate hasta los dientes

A medida que vayamos cumpliendo misiones y completando carreras iremos obteniendo experiencia, lo cual nos irá propulsando a través de diferentes rangos. Estos rangos servirán para desbloquear otros aerodeslizadores, teniendo un total de siete a escoger. Cada uno contará con sus propias características, además el nivel de personalización nos permitirá pintar el vehículo con varios tipos de patrones.

Durante la segunda fase de misiones podremos recolectar Cajas de Útiles, que es, a grandes rasgos, la moneda de cambio en Repulze. Gracias a estas cajas podremos equipar nuestro aerodeslizador con diferentes armas... y es que no todo iba a ser procurar convertirse en el más rápido de la pista, pues en ocasiones también hay que recurrir al 'juego sucio'.

El sistema de armamento también tiene su punto de originalidad. Nosotros no nos encargaremos de apuntar ni disparar, de eso se encarga la IA de nuestro aerodeslizador. Ésta detecta el blanco que tengamos enfrente (ayudamos intentando encarar un poco al objetivo) y disparará automáticamente en cuanto lo tenga a tiro, sin embargo las armas no estarán disponibles en todo momento, pues contamos con varios niveles. Estos niveles y la activación del arma en cuestión dependerán de, valga la redundancia, el nivel de carga de energía que tengamos en ese momento, habiendo un máximo de tres. Esta función le proporciona a Repulze un nivel estratégico delicioso, ¿preferiremos emplear las cargas para propulsarnos a toda velocidad o las guardaremos para acabar con nuestros rivales?

En general, Repulze es un juego entretenidísimo y adaptable a nuestros terminales, aunque las altas velocidades amenacen con hacernos perder el rumbo. Algunas pistas contarán con caminos alternativos, podremos hacer loopings vertiginosos, saltos de infarto, visitaremos circuitos de lo más variopinto y nos enfrentaremos a un sistema autoritario que quiere privarnos de nuestra libertad. Puede que no sea WipEout, pero desde luego es la mejor alternativa que encontraremos en iTunes y Google Play.

Valoración

Repulze es uno de los juegos de velocidad al estilo WipEout más interesantes y mejor llevados a tablets y smartphones.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Su control es sencillo y efectivo. La sensación de velocidad.

Lo peor

Algunos fallos que pueden llevar al traste una carrera.

Lecturas recomendadas