Análisis

Análisis de Resident Evil Revelations 2 Episodio 2

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS4

El segundo episodio de Resident Evil Revelations 2 llega a las principales tiendas digitales entre hoy y mañana, pero nosotros ya lo hemos podido jugar y aquí tenéis nuestro análisis, no sin antes decir eso de “Anteriormente, en Resident Evil”…

La semana pasada os contamos qué nos había parecido Resident Evil Revelations 2 Episodio 1, en nuestro análisis. Un título que apuntaba maneras, más divertido de lo previsto y que, aún con cosillas mejorables, como la ausencia de un enemigo final, el supuesto desenlace “impactante” o ciertos chascarrillos no muy bien adaptados al castellano, nos habían dejado un buen sabor de boca. ¿Conseguirá este segundo episodio corregir esos asuntillos y llevar estas sensaciones aún más lejos? Vamos a verlo.

Este segundo episodio, cuya trama viene a dejar 3-4 horas de juego y que, como todos los que están por venir, mantiene la misma estructura que en el primero, es decir, comenzamos jugando una sección o capítulo con Claire y Moira y, una vez superado, hacemos lo propio con la otra pareja, Barry y Natalia. La parte de Claire y Moira comienza con el reencuentro con otros secuestrados de Terra Save en la isla, más exactamente en lo que parece un pueblo fantasma. Juntos descubrirán un helicóptero, que necesita un par de piezas para volar.

Una de guiños a Resident Evil 4...

Estos primeros compases del episodio 2 de Resident Evil Revelations 2 recuerdan bastante al arranque de Resident Evil 4, en el sentido de que podemos recorrer el tranquilo pueblecito con libertad, aún sabiendo que pronto se va a liar por algún lado. Ese lado no es, ni más ni menos que los lugares donde están las piezas. Uno de ellos, en concreto, introduce una nueva mécnica, y es que necesitamos la ayuda de un tercer personaje, que debe tirar abajo una pared mientras le protegemos (aunque podemos huir y volver a intentarlo tras limpiar la zona).

Y hay más guiños a Resident Evil 4, como atrincherarnos en el interior de una casa y resistir varias oledas de afligidos o enfrentarnos a un resistente enemigo que, en lugar de motosierra, nos intenta ensartar con un martillo neumático. Todo ello mientras tiende la mano al sigilo en algunas secciones más avanzadas, donde podemos superar una zona sin ser vistos y eliminando a los enemigos por la espalda. Incluso hay hueco para situaciones que nos darán qué pensar, como encontrarnos a Natalia, la niña que acompaña a Barry…

Tampoco falta un nuevo enemigo que hace las veces de jefe final del capítulo, algo más duro y correoso que todo lo que hemos visto hasta el momento, quizá en parte porque no paran de aparecer nuevos afligidos que reemplazan a los que vamos abatiendo. Pero de nuevo, más allá de abrir los cofres especiales, no hay puzles ni mininuegos dignos de mención, y la acción sigue siendo la principal protagonista, todo ello en entornos más o menos lineales y pasilleros, a excepción del pueblo donde comienza el episodio.

Cuando la historia empieza a ganar peso

Por su parte, llegados a este punto, la historia de Barry y Natalia en el episodio 2 de Resident Evil Revelations 2 nos permitirá empezar a atar cabos: comenzamos pasando por el mismo pueblo que Claire y Moira, sí, pero el paso del tiempo es evidente en muchas casas, que se han deteriorado o venido abajo y no hay rastro de afligidos. En su lugar vuelven a aparecer los Revenants, los enemigos cuya zona débil está oculta en sus extremidades (y que podemos detectar fácilmente gracias a los poderes extrasensoriales de la pequeña Natalia).

En estos primeros compases también nos reencontraremos con las cajas metálicas que vimos en el primer capítulo, esas que podemos levantar y poner donde queramos para llegar a zonas elevadas, que en esta ocasión nos sirve para hacernos con un arma opcional, un rifle de francotirador, que no es imprescindible para completar la aventura pero sí puede ser extremadamente útil en algunas situaciones para abatir a algunos correosos enemigos desde la seguridad de la distancia.

El objetivo, como en el capítulo 1 de Revelations, es seguir el rastro de Moira, y llegar hasta una torre que se ve en la lejanía, el lugar donde supuestamente se esconde la “Autoridad”, la perversa mente que se comunica con los portadores de las pulseras. Un camino que, de nuevo, nos llevará por escenarios que ya hemos visitado en la primera mitad del episodio, aunque con situaciones, enemigos y lugares nuevos. Uno de los añadidos más interesantes, en este sentido, es la presencia de enemigos invisibles.

Estas nuevas criaturas nos obligan a avanzar con cautela, combinando las habilidades de Natalia y Barry para, respectivamente, localizar a estas criaturas y abatirlas. Incluso a la hora de apuntar, Natalia nos irá indicando de viva voz si debemos apuntar más a la izquierda o la derecha, un detalle que añade aún más tensión a estos momentos. No Destriparemos nada más ni sobre la historia, ni por dónde pasamos, para que lo podáis descubrir por vosotros mismos.

Solo diremos que, en líneas generales, este capítulo 2 da algo más de peso a la trama, los personajes y sus relaciones, mientras que en lo jugable sigue a pies juntillas todo lo visto en el primer episodio, sin salirse demasiado de su fórmula, incluidos los coleccionables (las marcas de Kafka que se muestran con la luz de la linterna, los símbolos que debemos disparar o las larvas de insecto que debemos eliminar), las piezas para mejorar las armas, el árbol de habilidades o las medallas por realizar ciertas acciones especiales.

Con el esquema del primer episodio

En este desarrollo la acción es la que sigue mandando, con la exploración en un segundo plano y, de nuevo, una ausencia total de puzles que nos hagan pensar un poco. Como el primer episodio, no llega a ser un disparate de acción sin sentido como Resident Evil 6, y aquí, por suerte, en algunos momentos, si notaréis que la munición va algo más justa, al estilo survival horror clásico, en especial en las situaciones más interesas, como resistir las oleadas de afligidos en el interior de una casa. Quizá la huída sea la mejor opción…

Un episodio descargable muy continuista en su fórmula, pero que al menos si consigue atrapar un poco más gracias al mayor peso de la trama y, sobre todo, por el golpe de efecto del final, que te dejará esperando una semana a ver qué pasa (nos ahorramos los detalles). Y a todo esto hay que sumar, de nuevo, el gran pozo de diversión que supone el modo Asalto. Este segundo episodio añade otras dos operaciones más, que en total son doce misiones, aunque varían según los 3 niveles de dificultad (36 misiones en total).

Como en el primer capítulo, las misiones del modo Asalto consisten en abatir un número de enemigos, alcanzar una meta en un tiempo, etc. Estas nuevas misiones, presentan enemigos con niveles más altos, por lo que son más duros, e incluso con novedades en su tamaño (pueden ser más grandes o pequeños), además de tener afinidad elemental al hielo o el fuego y otras locuras. Ve preparando tu mejor arsenal, porque aquí la cosa empieza a ponerse bastante más complicada…

Un vistazo al apartado técnico

Si nos ceñimos a lo técnico, un tema que pasamos más o menos de puntillas en el análisis del primer episodio, la versión de PS4 (que es la que estamos jugando), tiene sus luces y sus sombras. Brillan con luz propia los diseños de los enemigos y los efectos en general, ya sean de luz o los más sanguinilentos al reventar a algunos enemigos. Pero en todo lo demás, se nota que estamos ante un juego que aparece en dos generaciones sin exprimir ninguna de ellas. Los entornos mas abiertos, como el pueblo fantasma de este episodio o el bosque del anterior son bastante simples y carecen de excesivo detalle.

Y, lo que es más grave, el episodio 2 de Resident Evil Revelations 2 no está bien optimizado, presentando caídas en la tasa de frames que, sin hacerlo injugable, empobrecen el resultado final. El juego no llega a petardear, pero se nota que no va todo “lo suelto” que debería en algunos momentos. Tampoco se salvan algunas animaciones, algo toscas o detalles como que se repitan demasiado algunos enemigos, como los llamados “cabezas de metal” (los que llevan una maza). Aún con todo, como el primer episodio, consigue picar de principio a fin, es rejugable y el modo Asalto te picará. ¿Se puede pedir más por 5,99 euros? Pues sí, y próximamente lo descubriremos…

Valoración

El segundo episodio confiere más importancia a la trama e introduce nuevos entornos, enemigos y situaciones, que en cierto modo rinden homenaje a pasados Resident Evil, sin salirse demasiado de lo visto en el primer episodio.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

La historia gana peso. La relación precio/contenido. Cooperativo local. El modo Asalto.

Lo peor

Técnicamente sigue siendo mejorable. Repetición de enemigos. Algo lineal. Sin puzles.

Lecturas recomendadas