Rise of the Tomb Raider 20º Aniversario
Análisis

Rise of the Tomb Raider edición 20 aniversario - Análisis en PS4

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: PS4

Lara Croft regresa a PS4 para celebrar su 20 cumpleaños con este análisis de Rise of the Tomb Raider Edición 20 Aniversario. Es el mismo juego que gozamos en Xbox One hace un añito, pero "engordado" para la ocasión con toda clase de regalitos interesantes.

En 1996, el nombre de Lara Croft entró como un torbellino en nuestro corazón de jugones (es cursi, lo sé) gracias al colosal Tomb Raider. No nos pondremos a repasar toda la historia de la saga, pero está claro que esta recibió un nuevo impulso con el reboot de 2013. Ya en 2015, Rise of the Tomb Raider se convirtió en uno de los juegos más interesantes para Xbox One y Xbox 360, gracias a un ritmo brutal y unos entornos muy cuidados.

Ahora, acabado el período de exclusividad, el mismo juego llega a PS4 pero, aprovechando que la saga cumple 20 años, ha recibido un "chute" de contenido. Por tanto, en este análisis de Rise of the Tomb Raider Edición 20 Aniversario tenemos, en esencia, el mismo título que vimos en las consolas de Microsoft, pero incluye una serie de novedades que os aclararemos un poco más abajo. Pero no corráis bajo, la nieve, que puede haber avalancha. Comencemos por el principio.

Rise of the Tomb Raider

La (nueva) madurez de Lara Croft

Expliquemos de qué va este ROTR para los que no tuvisteis ocasión de jugarlo en la versión anterior. Mientras que el reboot se centraba en el despertar de Lara como superviviente, en esta ocasión nos embarcamos en un viaje hacia la madurez de Lara, que ha de superar los fantasmas de su pasado: su padre se suicidó cuando toda la sociedad se volvió en su contra. Él era el único que creía en la existencia de la Fuente Divina, un objeto capaz de otorgar vida eterna a quien lo encontrara. Ahora, Lara quiere demostrar que su padre no murió en vano.

Con ese objetivo en la mochila viajaremos a dos entornos principales. El primero y más corto será el desierto de Siria (en realidad se trata de un flashback), donde volveremos a hacernos con las mecánicas de escalada, exploración, disparo y resolución de puzzles. Pronto tendremos que viajar al entorno principal, los hostiles bosques de Rusia, donde los remanentes de una antigua instalación soviética parecen marcar el comienzo de la verdadera búsqueda.

Rise of the Tomb Raider
Para resolver puzzles habrá que romper paredes, incendiar... ¡A destruir!

En su particular odisea, Lara Croft volverá a encontrarse con su gran amigo Jonah, pero también conoceremos a nuevos personajes fundamentales para la trama: Jacob, un preso que parece conocerse el entorno al dedillo; Anna, la madrastra de Lara, que arrastra alguna enfermedad extraña; Konstantin, un alto rango de la organización La Trinidad, que también busca la Fuente Divina; y Sofia, defensora de un valle que está sometido a la invasión de La Trinidad.

Rise of the Tomb Raider
Anna es la madrastra de Lara. Necesita colirio

Las relaciones con estos personajes tendrán mucho peso pero, por supuesto, lo principal será la propia aventura que presentará Rise of the Tomb Raider. Al igual que en el juego anterior, tendremos un enorme entorno abierto que podremos explorar con libertad. Si queremos ir directamente a por las misiones principales, perfecto, pero lo ideal es cotillear por los alrededores. Algunos entornos no estarán accesibles hasta que obtengamos determinadas herramientas o habilidades y, además, nos esperan montones de retos secundarios por descubrir. A medida que avanzamos, iremos descubriendo campamentos desde los que podremos viajar a otros puntos ya visitados.

Además de los caminos principales, tenemos las tumbas opcionales, que nos proponen retos (por lo general, de tipo puzzle) algo más complejos de lo acostumbrado y nos recompensan con habilidades "legendarias" que solo se pueden obtener allí. También podemos hablar con personajes secundarios que nos propondrán misiones extra a cambio de algún objeto especial: desactivar estaciones de comunicaciones, encontrar ciertas materias primas...

Rise of the Tomb Raider
Los animales salvajes acechan. ¡Ojo con los lobos!

Por otra parte, dentro de los entornos veremos otros mini-retos, como quemar todos los posters de propaganda o destruir ordenadores enemigos. ¡Ah! Y también podemos cazar toda clase de animales para hacernos con sus pieles, desde tiernos conejitos hasta durísimos osos o felinos. Todas estas mecánicas nos darán puntos de experiencia que nos harán subir de nivel. En los campamentos, podemos invertir los puntos de subida de nivel para seleccionar qué habilidades extra ganará Lara Croft: rodar al caer desde gran altura, colocar trampas venenosas en los enemigos caídos... Hay de todo, aunque es cierto que buena parte de las habilidades se han "reciclado" del juego anterior. Para terminar, las reliquias también son numerosas y, una vez descubiertas, podremos rotarlas para investigar algún dato extra sobre ellas.

Un nuevo tipo de reto-habilidad que ha ganado Lara es la traducción de textos antiguos. A lo largo del juego encontraremos mensajes, murales y placas escritos en griego, ruso o mongol. Cuantos más leamos, más mejorará nuestro dominio de ese idioma y nos permitirá leer unos monolitos que nos indicarán la ubicación de importantes tesoros.

Instinto básico

Como veis, hay mucho por hacer en Rise of the Tomb Raider y, sin duda, sería muuucho más difícil sin nuestro querido instinto de supervivencia: en cualquier momento, podemos pararnos y pulsar un botón para que todo se vuelva gris y se iluminen en dorado los objetos útiles, desde zonas escalables hasta tesoros cercanos. Además, una enorme columna indicará el siguiente punto clave al que hay que llegar. De nuevo, esta función es muy útil, pero... ¿Es quizá DEMASIADO útil? Habrá quien considere que se estropea un poco la sensación de aventura y descubrimiento con él (¡si hasta Lara va "suponiendo" de viva voz qué hacer a continuación cuando lo activamos!), pero a fin de cuentas es una ventaja opcional. Extremadamente tentadora, pero opcional.

Este instinto de supervivencia también da pie al instinto de combate si hay enemigos cerca: cuando los enemigos se iluminan en amarillo en circunstancias normales. Si se iluminan en rojo, esos enemigos están siendo vistos por otros enemigos. Por tanto, si los matamos, sus compañeros nos darán caza.

Rise of the Tomb Raider
Usa todas las armas que tengas a tu disposición

Todo esto nos lleva al sistema de combate del juego. Podremos llegar a tener un arco, una pistola, una escopeta y un rifle. Cada uno de ellos se podrá modificar en los campamentos si encontramos los materiales necesarios, de tal forma que mejoren su capacidad de tensado, su daño, su recarga...

Además, encontraremos diferentes tipos de cada arma, algunos con efectos extra. El caso más claro es el del rifle, ya que podemos encontrar uno de asalto "al uso" o bien uno pensado más para el francotirador. Las armas tienen disparos secundarios, pero la más completa en ese sentido es el arco, con el que podremos llegar a disparar flechas venenosas, incendiarias o explosivas. Esa munición especial se puede fabricar al vuelo, incluso en pleno combate, si hemos encontrado los ingredientes necesarios. Y ahí tenemos otro ingrediente clave de esta entrega: la fabricación. Además de la munición, podemos crear sobre la marcha armas arrojadizas (como cócteles molotov o latas explosivas) o incluso curarnos, sin tener que esperar a quedarnos a salvo unos segundos para que Lara sane cual Lobezno. Acostumbraos a sacar partido a la fabricación, porque os solventará más de un aprieto.

Rise of the Tomb Raider
Hay montones de armas para mejorar y conseguir

Aunque Lara Croft es toda una "Rambo" en esta entrega, Rise of the Tomb Raider nos invita mucho a usar el sigilo para acabar con los vigilantes. Podemos ocultarnos entre los matorrales para atacar por la espalda, tirarlos desde una cornisa... ¡O arrastrarlos al agua para ahogarlos! También es posible rematar a los enemigos tambaleantes con unos "fatalities" de lo más brutos. Cualquiera diría que Lara es inglesa, vaya modales...

Al filo de lo imposible

Rise of the Tomb Raider

Si la arqueóloga es capaz de verdaderas proezas con las armas en la mano, se supera aún más a la hora de saltar y escalar. Al saltar, nos enganchamos "magnéticamente" a los salientes blancos cercanos, pero gracias a los versátiles piolets también podemos aferrarnos a cualquier pared, siempre que sea de hielo o tenga un tono blanco. Lara escala de lujo, pero salta todavía mejor: con el arco podemos disparar flechas con cuerda a ciertos objetos para crear una liana, pero también podemos hacerlo en pleno salto si pulsamos cuadrado cerca de ciertos ganchos. Ya avanzados en el juego, incluso podremos lanzar el piolet "encuerdado" a los salientes para trepar por las paredes.

Para rematar, podemos crear tirolinas por las que lanzarnos a toda pastilla... O treparlas. Creednos, vais a tener que trepar, saltar y deslizaros sin parar a lo largo del juego, así que la precisión en los saltos será importante. Como decimos, hay cierto componente de "magnetismo" en los saltos, por lo que nunca son tremendamente complicados, pero seguro que os ponen tensos en más de una ocasión.

Las cuerdas también nos van a resultar cruciales en los momentos de puzzle que, aunque no son tremendamente abundantes en las misiones principales, sí suponen el corazón de la mayoría de las tumbas opcionales. La física del agua, el fuego o el peso de los objetos nos harán dar al coco para entender cómo abrir la siguiente puerta o activar el próximo mecanismo. De nuevo, nunca son extremadamente complicados (además, está el instinto de supervivencia), pero sin duda ofrecen algunos de los momentos más estimulantes y satisfactorios.

Ya veis que Rise of the Tomb Raider esconde en su aventura principal montones de horas de juego y lo mejor es que todo está entretejido con un ritmo fabuloso. Desde el minuto uno tenemos situaciones límite, saltos frenéticos y acción, pero sin descuidar los ingredientes de exploración y puzzle que han caracterizado a los Tomb Raider. Es verdad que inventa poco respecto al Tomb Raider anterior y que, en ese sentido, os sorprenderá menos, pero no cabe duda de que es una aventura intensa, siempre entretenida... Y espectacular. De hecho, ¿qué hay de su apartado técnico?

Rise of the Tomb Raider
La belleza de algunos escenarios es incuestionable

Sesión de belleza para Lara

Una aventura así necesita un buen envoltorio para lucir como debe. Por suerte, los gráficos de Rise of the Tomb Raider están sobradamente a la altura. Los modelos de los personajes principales están fenomenalmente modelados y animados, con mención especial para la propia Lara Croft, que resulta aún más realista y carismática que en la primera entrega. ¡Y sí, tiene un pelazo que no vais a igualar ni con 20 litros de acondicionador!

Sin duda, la grandiosidad está en los pequeños detalles: cómo se ata la coleta al salir del agua, cómo tirita en las zonas heladas, cómo estira la mano para apoyarse cuando hay una pared cerca... ¡Ah! Y cómo enciende su barra de luz química automáticamente en los entornos oscuros, que falta hacía.

Rise of the Tomb Raider
¡Tirolinas a go-go en el juego!

Los escenarios también destacan, en especial los edificios más monumentales, que mezclan su majestuosidad original con la decadencia del paso de los años. Tiene que ser tremendamente complicado diseñar un entorno así de abierto dotándolo de toda clase de detalles ambientales y, a la vez, de caminos "útiles" para que la partida resulte fluida y satisfactoria. A todo esto, unid efectos de explosiones, chispas o agua muy espectaculares, que se lucen especialmente en las ya conocidas como "escenas-en-las-que-corremos-mientras-todo-se-derrumba". Estas son muy comunes en el juego (quizá demasiado) y os harán soltar más de un "guau".

No todo es perfecto: hay algún bajón de frame rate en las zonas con vegetación más densa, la iluminación es inverosímil en ciertos puntos (particularmente el sombreado) y los personajes secundarios no están tan detallados, pero el conjunto es muy superior a la media de los juegos. Por cierto, aún no hemos tenido la ocasión de probarlo en PS4 Pro para comprobar si se nota el salto, pero aquí tenéis un vídeo comparativo:

En cuanto al apartado sonoro, quizá la música no sea particularmente memorable, pero el doblaje al castellano sí es de lujo en el caso de los personajes principales. En particular, Guiomar Alburquerque, la actriz que cede su voz a la protagonista, encaja como un guante en la piel de Lara Croft. En el caso de los enemigos y personajes de relleno... Bueno, resulta un poco pesado escuchar a Arturo López (ese Lucas Kane de Fahrenhit) una y otra vez como personaje de relleno en todos los videojuegos. Soy el primero que apoya el doblaje, pero... ¡Un poco de sentimiento, por Diox!

¿Hace una expedición?

Sí, ya hemos dicho que hay montones de tareas secundarias dentro del modo principal, pero nos espera mucha más acción en otra opción del menú principal. Se trata de las Expediciones. Dicho rápidamente, son misiones cortas que nos ofrecen una puntuación y que se pueden disfrutar aplicando "variables" a la experiencia de juego. Esas variables se asignan antes de la partida mediante cartas que tengamos disponibles. Algunas cartas modifican el aspecto de los personajes, otras nos dan un arma concreta para jugar, otras nos hacen más débiles... Dependiendo de que las cartas jueguen a nuestro favor a no, tendremos un multiplicador o penalización en la puntuación final.

Rise of the Tomb Raider

Las expediciones pueden consistir en enfrentarnos a oleadas de enemigos, superar un tramo contra reloj para batir la mejor puntuación o, simplemente, repetir un capítulo determinado. Cada expedición cuenta con una serie de objetivos secundarios, como superarlas sin morir, hacerlo con poco daño o sumar un número concreto de disparos a la cabeza. 

Gracias a esta nueva versión, el catálogo de expediciones de Rise of the Tomb Raider ha crecido bastante con respecto al pasado. Veámoslo en detalle.

20 años no se cumplen todos los días

Como decíamos al principio, en 2016 se cumplen 20 años del nacimiento de la saga, así que esta versión ha recibido una buena paletada de contenidos extra que sirvan para celebrarlo (y, por si os lo preguntáis, a eso se debe que tenga 2 puntos más en la nota final que la versión de Xbox One).

Para empezar, tenemos de serie todos los DLCs que se lanzaron para Rise of the Tomb Raider de Xbox One:

  • El modo Resistencia nos reta a encontrar reliquias en el bosque nevado mientras encontramos la forma de mantenernos calientes y de alimentarnos. Si no lo hacemos, Lara comenzará a moverse de forma errática, nuestra vista se nublará... Y acabaremos perdiendo la partida. Además de mantener a Lara sana, tenemos el objetivo de sobrevivir el mayor tiempo seguido posible. ¿Cuántos días aguantaréis?
  • Baba Yaga es una especie de capítulo extra en la historia (se desbloquea su acceso cuando lleváis en torno a un cuarto de partida) que nos lleva a encontrar una extraña bruja de la que se dice que tiene poderes mágicos. Mientras damos con ella, nos sumergiremos en un viaje psicodélico en el que no faltará algún puzzle complicadete y enfrentamientos especiales. Puede robaros un par de horitas y os dará jugosas recompensas.
  • El despertar de la fría oscuridad está dentro del modo Expedición y nos devuelve a la instalación soviética, que esta vez está invadida por una especie de zombies. Además de sobrevivir a ellos, hemos de encontrar 3 enormes torres y sabotearlas desde el interior, para lo que nos toca resolver puzzles basados en interruptores y la observación del entorno. Puedes verlo en detalle en nuestro análisis de El despertar de la fría oscuridad.
Rise of the Tomb Raider
Baba Yaga es uno de los DLCs del juego

Todos estos elementos ya se conocieron en la versión Xbox One, pero para rematar la oferta se han creado contenidos nuevos (muchos de los cuales van a llegar de forma gratuita a la consola de Microsoft, lo que se agradece) pensados específicamente para celebrar el 20 aniversario. Dos de ellos se ambientan en la archiconocida Mansión Croft.

  • Mansión Croft - Lazos de sangre. Es un reto al margen del juego principal. No hay saltos ni batallas, solo exploración. Eso sí, exploración a fondo, con puzzles y rutas secretas que encontrar. El argumento nos dice que el tío de Lara reclama la propiedad de la mansión y ella ha de encontrar alguna pista que demuestre que ella es la legítima propietaria. A base de investigar por las zonas ocultas de la casa y bucear en los testimonios que dejaron sus padres y su mayordomo, entenderemos mejor el pasado de la heroína y qué significa en realidad "ser un Croft". Os llevará otro par de horas y, aunque no tiene el espectáculo de otros aspectos del juego, supone un homenaje muy emotivo.
  • Mansión Croft - La pesadilla de Lara. Mismo entorno, pero un ambiente muy diferente. La mansión está invadida por zombis y hemos de acabar con ellos a la vez que encontramos 3 calaveras flotantes que destruir. Estos combates son más duros, ya que la munición y el espacio para pelear son escasos. Los dos retos de la Mansión Croft, además, se puede jugar con PlayStation VR, ya sea en el llamado modo Confort (jugando sentados) o haciendo más aspavientos y jugando de pie.
Rise of the Tomb Raider
  • Modo Resistencia cooperativo. Similar al modo Resistencia pero... ¿adivináis? ¡En cooperativo! Podéis usar chat de voz y tu aliado se mostrará en verde con el instinto de supervivencia.
  • Dificultad Superviviente Extrema. Si os atrevéis a abordar el modo Historia con esta configuración, con la que tendréis mucha menos salud, recursos y puntos de salvado.
  • Skins clásicas. Entre los montones de atuendos disponibles, podremos "disfrazar" a Lara con el aspecto que tenía en Tomb Raider II, Tomb Raider III, Chronicles o El Ángel de la Oscuridad. ¡Ay, qué pocos polígonos gastábamos entonces!

Como veis, el pack el gigantesco y lo mejor es que todo viene de serie, sin DLCs ni gaitas. ¡Así debería ser siempre! En conjunto, tenéis una aventura gigantesca, que os va a proporcionar decenas y decenas de horas de juego con mucha calidad.

La pregunta clave: ¿Uncharted 4 o ROTR?

Seguro que muchos de vosotros os lo estáis preguntando y la respuesta no es sencilla. En nuestro análisis de Uncharted 4 le dimos unos cuantos puntos más al juego de Drake, del que no cabe duda que es una obra maestra. Está un peldaño por encima en lo técnico (sin olvidar que ROTR ya está a un nivel muy alto) y, a la postre, nos parece un juego más emotivo y maduro. Sin embargo, Rise of the Tomb Raider ofrece intensidad desde el principio y apuesta más por el desarrollo abierto. Por tanto, aunque personalmente creemos que Uncharted es ligeramente superior, puede depender mucho de los gustos y, en cualquier caso, no vais a decepcionaros con Tomb Raider. Al revés: recordaréis por qué Lara fue, posiblemente, vuestro primer amor.

Valoración

Un juego intenso de principio a fin. Quizás no impacta tanto como el título anterior, pero desde luego va a saciar de sobras tus ganas de aventura.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

Esta edición es extremadamente completa. Su ritmo.

Lo peor

Ha perdido factor sorpresa. Pequeñas irregularidades técnicas.

Lecturas recomendadas