Análisis

Análisis de Rodea: The Sky Soldier

Por Igone Martínez
-

Versión comentada: Wii U

Ya tenemos el análisis de Rodea The Sky Soldier para Wii U. Kadokawa Games acoge a un genio de los 90, nada más y nada menos que a Yuji Naka, responsable de Sonic The Hedgehog o Nights, como mejor maestro de ceremonias. Ha llegado Rodea: The Sky Soldier, una aventura de altos vuelos.    

Érase una vez una tierra llamada Garuda -Nada que ver con Zelda- donde regía una princesa llamada Cecilia. Ésta velaba por la Llave del Tiempo acompañada de un robot con corazón llamado Rodea.

El emperador Geardo, quien ambicionaba sobre todas las cosas el poder de la Llave del Tiempo, envió cientos de máquinas que atacaron el reino de Garuda buscando su anhelado tesoro.

Durante la contienda Cecilia se ve arrinconada y decide partir la Llave del Tiempo en dos, ya que ésta carece de poder si no está de una pieza, y le entrega una de las mitades al fiel Rodea, rogándole que huya con la pieza y la proteja de Geardo, prometiéndole que algún día salvarían Garuda juntos.

Así termina el prólogo de Rodea The Sky Soldier y transcurren mil años cuando volvemos a ponernos al mando de nuestro protagonista. El robot con corazón ha sido reparado por una chica llamada Ion y vuelve a estar en funcionamiento, sin embargo, parece tener amnesia y no recordar nada de todo lo que sucedió mil años atrás. 

Vanilla Sky

Lo que no cambia con el paso del tiempo son las intenciones del Emperador Geardo, quien sigue intentando acabar con la paz del Reino de Garuda echando mano de su ejército del Imperio Naga.

Con amnesia o sin ella nuestro protagonista debe arreglar la situación a base de su mejor técnica: Volar.

Rodea puede desplazarse por el aire si fijamos un objetivo de destino y atacar durante el vuelo si se nos cruza algún enemigo. Para planear, debemos mantener el botón A pulsado, buscar el objetivo con el stick derecho y presionar A de nuevo para comenzar a volar pero ojo, nuestro tiempo por los aires sin aterrizar es limitado, así que habrá que tener cuidado con no perder el rumbo, para ello, qué mejor que nos orientemos con el radar que el juego muestra en la parte superior derecha de la pantalla. 


El control del personaje tal vez sea uno de los apartados más negativos del juego. Tardamos bastante en aacostumbrarnos al sistema de vuelo, y podemos perder la orientación. Durante la navegación, además,  podemos sufrir pequeños saltos que dan la sensación de que hemos cambiado de dirección de repente y la mala pasada de tener que volvernos a orientar.

Con un poco de práctica conseguimos la dinámica suficiente para ir avanzando sin mayores dificultades, aunque nos acordaremos de vez en cuando de Yuji Naka cuando el control nos la vuelva a liar. La verdad es que después de jugar Nights Into Dreams, del mismo creador, nos extraña que este aspecto no se haya refinado un poco más.


A medida que juguemos y vayamos reuniendo materiales, podremos mejorar las habilidades de Rodea como la armadura, fuerza y velocidad, además de adquirir otras nuevas que nos ayuden en la lucha contra el ejército del Imperio Naga. Y como no todo iba a ser aire, los niveles que vayamos superando quedarán reflejados en el mapa del Reino de Geruda, podremos repetir las fases y consultar nuestros tiempos y puntuaciones anteriores, si queremos batir nuestro propio récord, el sistema del juego nos lo deja muy fácil.

Un paseo por las nubes


Sin dejar de ser bonitos, pueden echarse en falta más elementos que resalten más los escenarios del juego, de hecho, si nos paramos a pensar puede que os recuerden un poco a los de Drakengard 3, rellenos pero simples. Rodea: The Sky Soldier cuenta con animaciones que dan más dramatismo a la historia y se compaginan a la perfección con los diálogos sobre pantalla del resto de los personajes que interactúan con Rodea durante la acción, y que se muestran casi siempre con su caricatura. Poco más podremos decir del apartado gráfico, no es el punto fuerte del juego. Tampoco es que lo necesite de manera imprescindible, pero Wii U puede ofrecernos diseños mucho más pulidos, y Rodea: The Sky Soldier no aprovecha las capacidades de la consola de sobremesa de Nintendo

La banda sonora es otro cantar, nunca mejor dicho. La melodía aporta ritmo a la acción o drama en las escenas con trama importante para la historia.

Otro detalle a tener en cuenta es que el juego no nos llegue traducido al castellano. Aunque podemos escoger voces tanto en inglés como en japones, hubiera facilitado bastante nuestra tarea que los menús llegasen en castellano. 

Conclusión


El que iba a ser originalmente un juego exclusivo para Wii, llega finalmente a las consolas actuales de Nintendo (tanto Wii U como 3DS) que tienen la oportunidad de reproducir el último trabajo de Yuji Naka. Tal vez sea porque el juego estaba pensado en un principio para el Wiimote de Wii, pero en Wii U habrá que tener paciencia con el mando , tal vez descubramos una trama que nos enganche. No digo que el argumento del juego sea para Premio Nóbel, pero sí que podremos abandonarnos a la historia de Rodea, el robot con corazón que deberá enfrentarse a todo un imperio para proteger el Reino de Geruda, la Llave del Tiempo y su princesa Cecilia.

Valoración

Si nos hacemos con los controles o al menos nos acostumbramos a ellos, nos encontraremos con una historia emocionante, una bonita banda sonora, y compañeros que nos amenizarán esta aventura de altos vuelos que nos trae el emblemático Yuji Naka.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Su historia y saber que Yuji Naka (Sonic, Nights) sigue en activo.

Lo peor

¿No lo hemos dicho ya? Ese sistema de control, muy difícil de dominar.

Lecturas recomendadas