Análisis

Análisis de Saints Row IV Game of The Century Edition

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS3

Saints Row IV Game of the Century Edition es la versión completa de la aventura en mundo abierto más desmadrada que jamás ha pasado por una consola. Una ida de olla monumental aún más grande con todos los DLCs incluidos en el disco…

Hace poco menos de un año llegó a las tiendas la última entrega de Saints Row, el “GTA” de Volition y Deep Silver que con cada nueva entrega se distancia más y más de la obra magna de Rockstar, añadiendo ideas cada vez más desmadradas. Así, dimos debida cuenta de Saints Row IV en nuestro análisis, del que sacamos una conclusión muy clara: es el sandbox o aventura en mundo abierto más loco que jamás hemos jugado. Y ahora, 11 meses después, nos llega la edición definitiva que por 30 euros garantiza aún más locura y diversión si cabe.

Conocida con diversos apellido según el territorio, como National Treasure en EE.UU. o Game of the Century en Europa, esta edición completa incluye el juego original y todo su DLC o contenido descargable en un blu-ray (en el caso de Xbox 360, en 2 discos). De la aventura poco o nada  vamos a decir porque ya lo dijimos todo en nuestro análisis: si buscas humor, situaciones tan descacharrantes como irreverentes,  y diversión pura y dura, es tu juego. Pero, ¿merece la pena esta edición? ¿Es bueno el contenido descargable? ¿Si ya tengo Saints Row IV merece la pena pasar por caja otra vez? ¿Y si no lo jugué? Pues vamos a verlo…

Game of the Century Edition reúne los casi 30 contenidos descargables que han ampliado el contenido del juego durante los meses posteriores al lanzamiento y que, en su conjunto, tienen un valor superior a 50 euros si los compramos de forma independiente en PSN o el bazar de Xbox Live. En este contenido tienen cabida locuras de todo tipo, desde disfraces basados en presidentes reales de EE.UU. como Obama o Bush a contenidos específicos que se regalaban con algún producto relacionado, como una metralleta de la editorial Bradygames.

Así pues, el grueso de este contenido son armas, vehículos y apariencias extras, que llevan el desparrame un poquito más allá. Se organizan en torno a packs temáticos que permiten transformar al protagonista en un personaje de anime,  un garrulo de campo, superhéroe enfundado en licra, hombre prehistórico, piratas, deportistas, los aliens Zin, los mencionados presidentes  y otras variables. Salvo por las armas, que hay algunas verdaderas idas de olla, no añade nada en términos de jugabilidad, solo son skins para modificar nuestro aspecto…

Con los vehículos pasa tres cuartos de lo mismo. En cuanto tengas los dos primeros poderes, supervelocidad y supersalto, los vehículos pasan a ser algo secundario en la aventura. Y más aún si tenemos en cuenta que todo el DLC incluido en esta edición no está disponible desde el primer minuto. Tendrás que avanzar un poco en la historia, en concreto llegar hasta la primera misión en la que salimos del “Matrix” en el que hemos sido encerrados, para acceder al primer grueso del DLC. Para el resto, lo mismo: hay que seguir avanzando en la historia.

Y ahí no acaba la cosa. También añade una nueva actividad relacionada con el profesor Genki, que consiste en usar nuestro poder de telekinesis para lanzar todo tipo de objetos contra unas dianas suspendidas en el aire (con versión navideña incluida), nuevos aliados a los que podemos llamar si necesitamos ayuda en combate (algo que no suele ser muy habitual si dedicas tiempo a mejorar al personaje), y nuevas variaciones para tus poderes como el elemento joya, con usos como convertir en oro a los enemigos.

Y hemos dejado para el final los dos mejores packs, los que añaden nuevas misiones e historia. El primero que desbloqueamos es Enter the Dominatrix. Sí, habéis leído bien. Este DLC, que estaba previsto para Saints Row The Third acabó convirtiéndose en Saints Row IV, y ahora regresa como una historia alternativa al juego, con ideas que estaban previstas en un primer momento y se quedaron  fuera mientras se daba forma a SRIV. Lo mejor de todo es la forma de presentarlo: como si fueran los extras de una película en DVD o Blu-ray.

En Enter the Dominatrix los personajes entrevistados hablan a la cámara (muchos regresan de anteriores entregas, hacen añicos la cuarta pared con muchas de sus respuestas e incluso  comentan las misiones mientras las jugamos. Hay mucho humor y crítica al mundo de los videojuegos con algunas de las situaciones más surrealistas de toda la saga, y aunque a nivel jugable no añaden mucho (mucho tiroteo y mucho uso de poderes, con menos variedad que en las misiones de la aventura principal), el guión es tan bueno y su presentación tan cuidada (obviando la mejorable parcela técnica), que sin duda es el mejor añadido de esta edición.

Eso sí, tampoco esperes mucho de Enter the Dominatrix: un jugador medianamente hábil dará cuenta de las 5 misiones que lo componen en una hora o 90 minutos, en la que no faltan situaciones repetitivas (como enfrentarnos varias veces a la Dominatrix que da título al contenido, una ama sadomaso viejuna) y algunas bromas que no terminan de cuajar. Aún con todo, los fans del universo Saints Row disfrutarán con este contenido más que con cualquier otra cosa que ofrece la edición completa (dejando la aventura original aparte, por supuesto).

El último contenido es el pack de misiones How the Saints Saved Christmas, compuesto por tres misiones principales que dejan aproximadamente otra hora de juego. Aquí el objetivo es rescatar a Santa Claus, secuestrado por el malvado Claws, y así salvar las navidades. Un desarrollo en el que no faltan referencias a pelis navideñas, aunque la acción basándose en los tiroteos y el uso de los superpoderes, con algunos momentos curiosetes como un duelo a bordo de un trineo propulsado, desde el que lanzamos “regalos” explosivos.

De nuevo, el humor es el que salva la papeleta, con algunos ingeniosos diálogos y situaciones (aquí los aliens Zin dejan su lugar a las galletas de jengibre), pero en general, el resultado es ligeramente inferior al de Enter the Dominatrix, sobre todo en presentación. Eso sí, ambos paquetes de misiones también van desbloqueando nuevos vehículos, compañeros o armas a medida que vamos superando sus misiones, ampliando aún más la ya de por sí enorme selección de opciones para personalizar al protagonista y su banda.

Así pues, llegamos a la pregunta del millón: ¿merece la pena esta edición Saints Row IV Game of the Century? Pues, salvo que tengas el juego original, la respuesta es un sonoro sí. Vale que los contenidos, vistos uno por uno, pueden no parecer gran cosa… pero el aluvión de trajes, armas y opciones, amplían aún más la experiencia de juego. Y a eso hay que añadir las horas extra de los dos packs de misiones (sin contar las actividades opcionales y coleccionables que incluye cada uno), que en el caso de Enter the Dominatrix destaca su original presentación.

Y no olvidemos que la edición también incluye el soberbio y duradero Saints Row IV, y que todo el lote cuesta 29,99 euros, un precio bastante ajustado para la cantidad de horas que ofrece. Eso sí, como en el lanzamiento original del año pasado, no esperes un dechado técnico como Gran Theft Auto V porque no lo vas a encontrar. Gráficamente tiene destellos de calidad, pero por regla general resulta más cutre a todos los niveles (quizá se salve la BSO).

Si ya tienes el juego original, pues  la cosa cambia. Si eres un ultramegafan, la edición completa no te va a defraudar… pero lo mejor y más gordo que es la aventura principal, ya lo has disfrutado. Quizá la mejor opción en este caso sea comprar el pase de temporada, que por 10 euros, da acceso a los dos packs de misiones y un arma, ya que el resto no dejan de ser mejoras cosméticas y opciones para personalizar a nuestro personaje y su arsenal.

Sea cual sea tu decisión, Saints Row IV Game of the Century Edition es un excepcional sandbox, que con los añadidos, resulta un poquito más grande. Puede que no haya vendido 100 millones de copias en todo el mundo, ni que esta versión lo haga, pero atesora un nivel de locura genial y una enorme capacidad para divertir que muy pocos mundos abiertos han acariciado alguna vez. A poco que te atraiga el género deberías darle una oportunidad, ya sea esta edición completa o la del año pasado.

Valoración

Saints Row IV regresa con todo su DLC incorporado para elevar la diversión y la locura a su máxima potencia. Lástima que solo 2 de los 29 DLC añadan más misiones.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

La aventura principal. Algunos contenidos del DLC te harán reir. Mucho.

Lo peor

Técnicamente sigue siendo flojo. Solo 2 de los 29 DLC añaden misiones.

Lecturas recomendadas