Análisis

Análisis de Shantae and the Pirate’s Curse

Por Luis Galán
-

Versión comentada: 3DS

Shantae and the Pirate’s Curse, la tercera aventura de esta medio-genio tan curiosa, aterriza en las eShop de 3DS y Wii U. Os traemos el análisis de la versión portátil, pero bien podéis leerlo como dual, ya que hablamos prácticamente del mismo juego en todo. ¿Preparados para una buena dosis de acción plataformera a la vieja usanza? ¡Pues al abordaje, mis jugones!

Hubo una época, allá por los noventa, en la que en los análisis era habitual que destacásemos factores como el número de colores en pantalla, el tamaño de los sprites, los planos de scroll... Una época en la que, en muchísimos juegos, avanzábamos de izquierda a derecha acabando con enemigos clónicos, y en la que la historia y el diseño marcaban la diferencia. Esa era vivió su culmen con Super Nintendo, Neo Geo y Megadrive, y ese estílo mítico está teniendo una nueva vida gracias a las tiendas virtuales. En pocas semanas, las eShop de Wii U y 3DS han recibido Shovel Knight, Chariot, Shantae... y además no paran de recuperar joyas como los Castlevania, que esta semana está de celebración con 6 juegos ya en Wii U. Eso sin olvidar joyas actuales "de disco" como el Rayman Legends, y que la saga New Super Mario sigue destrozando registros de ventas. Está claro que las 2D están de moda, ¡larga vida a las 2D!

¡Por los pelos!

Igual Shantae no es un nombre que os suene demasiado, sin embargo se trata de una saga con más de una década, que debutó nada menos que en Gameboy Color, y que tuvo una segunda parte en DSi que fue portada a Steam. Son plataformas de acción muy clásicos, con toques de RPG, ágiles de jugar y cargados de humor. Nuestra heroina es Shantae, una medio-genio de los de lámpara, muy divertida y algo ingenua. Su misión es proteger Scuttle Town, y su mejor arma es su alargada melena. De hecho, tras lo sucedido en la útima aventura (y sintiendo el obligado spoiler), ahora es su única herramienta de combate ya que Shantae empieza esta aventura sin poderes. Decimos por tanto adiós a las transformaciones y hola a los objetos pirata.

La corrupción llega a Sequin Land

Con este panorama se despierta nuestra ex-genio, quien, al más puro estilo Link, soñaba una especie de premonición sobre un malvado pirata en busca de poder. Para su sopresa, y antes de que le de tiempo a tomarse siquiera el desayuno, el canalla de Ammo Baron está destrozando la ciudad y hemos de acabar con él... ¿o no? ¡El alcalde se la ha vendido a cambio de un puñado de chocolatinas! Éste es el estilo absurdo y desenfadado que caracteriza a la saga, un humor que lo impregna todo, y que resulta incluso fundamental para resolver los puzles. Sirva de ejemplo que descubrimos un hechizo al reflejar la luz del Sol en unas bañistas pijas que estaban tremendamente pálidas. Tal como suena.

Si no puedes con tu enemigo...

Recuperar el orden en nuestra isla está de fondo, pero la verdadera aventura es aún más importante, ya que el pirata del sueño no es otro que el mítico Pirate Master... quien está a punto de reunir las fuerzas suficientes para conquistar Sequin Land. Nuestra archienemiga, Risky Boots, está dispuesta a acabar con su antiguo maestro y, ya que estamos sin poderes, no nos queda otra que subirnos al barco de esta peligrosa pirata y navegar junto a ella.

El recorrido por cada una de las siete islas recuerda mucho a mapas de Metroid o Castlevania en miniatura. De hecho, como en estos, hay que encontrar objetos clave para desbloquear caminos y, bastante a lo Zelda, vencer al 'boss' de la mazmorra de turno con la ayuda de las nuevas armas descubiertas.

Caminos de ida y vuelta

Al obtener cada objeto se nos vendrá a la memoria algún lugar o tesoro inaccesible que igual ahora ya podemos alcanzar. De este modo, es constante la vuelta a islas ya superadas para encontrar nuevos premios y caminos, y aquí tenemos el aspecto menos logrado del juego, ya que resulta tedioso volver tantas veces a lugares con tantos enemigos sin importancia. Del mismo modo, es un tanto absurdo encontrar tantas cosas tan visibles desde la primera pantalla que no se podrán alcanzar hasta horas más tarde. Además, a veces no está nada claro si la solución está en tu misma isla, si te has dejado a algún personaje clave por volver a preguntar algo, o si simplemente no has pillado un chiste en el que estaba una clave.

Lo que se agredece mucho es que el recorrido sea variado, con islas bastante diferentes entre sí, muchas mejoras por adquirir en los estabecimientos, y con pequeñas misiones que se alternan bien con la acción plataformera. Además, para compensar que sólo tenemos un modo de juego, en cada isla hay un número de calamares corazón por encontrar, y de Cacklebats con magia por atrapar. En total, el 100% del juego debería darnos para al menos diez horitas.

Por amor al píxel

El diseño visual es el de un manga cómico clásico, donde el color, las curvas y los modelitos sexis se mezclan sin pudor. Lo malo es que gráficamente hay poca evolución con respecto a DSi, edición que ya era continuista con respecto a GBC, y esto es algo que canta sobre todo en Wii U... ¡Menudos pixelacos! ¡Pero si estos son los que hicieron hace nada el DuckTales Remastered! Está claro que lanzarlo en Wii U ha sido publicar un simple port donde sólo lucen en HD las ilustraciones, ya que el verdadero juego 'next gen' está aún en proceso de recaudación de fondos en Kickstarter. Saldrá para Wii U, PC, PS3, PS4, XB ONE, 360 y Vita. Y nos atrevemos a afirmarlo porque ya llevan recaudados casi el doble de los 400.000$ que pedían. Todo un éxito que demuestra interés por ver crecer esta divertida saga.

En cualquier caso, puestos a recomendar una compra de la aventura actual, la realidad es que en 3DS luce mejor. Y no es sólo porque le favorezca el verse más pequeño, destaca por un efecto 3D muy logrado que resulta incluso útil para la jugabilidad, ya que se distingue el relieve de las plataformas. Por otra parte, si lo quieres en los dos sistemas, tu segunda copia tendrá un descuento del 50%. Que oye, no es cross-buy, pero se agradece.


Valoración

Otro nuevo-juego-retro que llega con ésa gran jugabilidad tan de la época. Aunque éste flojea en opciones y en el factor exploración, es tan divertido y mágico que consigue atraparnos.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

El humor de los personajes y la historia. La variedad de objetos. El aroma a juego clásico.

Lo peor

La exploración no está muy lograda. La música. Sólo hay un modo y no es largo ni difícil.

Lecturas recomendadas