Análisis

Análisis de Sid Meier's Starships para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Versión comentada: PC

Ya está aquí el análisis de Sid Meier's Starships para PC, mañana estará disponible en todas las tiendas y os avanzamos lo que nos ha parecido.

Hace muy poquito os avanzamos lo que no había parecido Sid Meier Starships, el Spin Off de Civilization Beyond Earth que se centra en el desarrollo de un flota estelar, con especial énfasis en la vertiente más táctica y militar de los tradicionales Civilization, profundizando en el manejo de este aspecto del juego. Sid Meier últimamente nos tiene más acostumbrado a la saga Civilization, y nos ha sorprendido gratamente que se haya decantado ahora por este tipo sub género, alejado de las mecánicas minuciosas de sus simuladores históricos. En esta ocasión, toda la fantasía de la ciencia ficción se pone a nuestra disposición, con el objetivo forjar nuestra propia conquista del espacio.

Estrategia militar más que tácticas civiles

Como comprobasteis en el análisis de Civilization Beyond Earth, su trama nos proponía vivir los primeros compases de la exploración planetaria como consecuencia del colapso medioambiental de nuestro planeta tierra. En Sid Meier´s Starships viviremos la fase más avanzada de este proceso. Muchos años después de esta emigración forzosa de los humanos a los confines del universo, estos se han asentado en sus nuevas colonias y civilizaciones estelares, de tal manera que ya son autosuficientes y pueden empezar a dedicarse a aquello para lo que parece estar hecho el ser humano, la guerra y la conquista.

Es en este contexto donde se mueve Sid Meier´s Starships, en un mapa de planetas ya colonizados que lucharán entre sí por la supremacía espacia. Aquí no se trata de crear una civilización desde sus más humildes orígenes, sino de utilizar los recursos que ya obtiene nuestro planeta madre para lanzar distintas campañas de asalto a los planetas vecinos. De este modo, en lugar de la colonización como eje evolutivo del juego, son la conquista y los enfrentamientos militares los factores que condicionarán el desarrollo de Sid Meier´s Starships. Nos ha recordado un poco más al genial y legendario Sid Meier Pirates! salvando las distancias, donde primaba el combate naval y la conquista de los distintos puertos por encima del desarrollo de nuestra civilización. El objetivo de cada partida se resume en conquistar el 51% del territorio disponible. 

Eligiendo una afinidad

Antes de comenzar nuestra andadura en Sid Meier´s Starships, tendremos que elegir la afinidad con determinados planteamientos sociales que marcarán el devenir de nuestras fuerzas en el futuro. Podemos elegir entre Supremacía, que nos otorgará una maravilla construida al azar desde el comienzo, Armonía, que nos proporcionará la mitad de coste en todas las reparaciones de nuestra flota, así como Pureza, que nos ofrece obtener una doble recompensa por cada misión que completemos. Tras elegir estos parámetros saltaremos a la pantalla desde la que controlamos a nuestra federación. Aquí podemos ver un mapa dividido en hexágonos, con diferentes planetas y sistemas a su alrededor, el principal de ellos es nuestro planeta madre.

En este planeta podemos construir mejoras destinadas a alimentar a nuestra población y a profundizar en la investigación de nuevas tecnologías, que nos permitan mejorar nuestra flota y las condiciones de vida de nuestra gente. Los demás planetas no pertenecen por defecto a nuestra federación, pero podremos ganarnos su confianza y el control sobre ellos con determinadas misiones que iremos completando poco a poco. Estas misiones son el eje central del desarrollo de Sid Meier´s Starships. Estos planetas nos pedirán ayuda para limpiar de maleantes su sistema planetario, por lo que al completar estas misiones nos ganaremos su reconocimiento y podremos controlar también sus destinos. En cada planeta bajo nuestro mando podremos crear nuevas ciudades, estas ciudades son las que generarán los recursos suficientes para mantener a nuestra flota. En la pantalla de creación de ciudades veremos cuántos recursos nos aportará la nueva creación. Los recursos pueden servirnos para comprar armamento, investigar nuevas tecnologías y en definitiva desarrollar la parte más administrativa de nuestra facción, la más parecida a cualquier Civilization.

En realidad el menú se parece mucho más de lo que parece a los de Civilization, permitiéndonos construir mejoras en las ciudades de nuestro imperio o crear otras nuevas. También investigar nuevas tecnologías, la compraventa de recursos que nos permitirá sacar beneficios de los excedentes que tengamos, así como poder comprar materias primas de las que no tengamos suficiente producción. En Sid Meier´s Starships también hay sitio para la diplomacia, aunque con mucho menos calado y de manera menos profunda que por ejemplo Beyond Earth. También hay una espaciopedia que nos aportará toda la información necesaria para conocer mejor el espacio que nos rodea. Aunque el botón más importante del menú que tenemos en la parte inferior de la pantalla es el que gestiona las flotas. Hay que recordar que Sid Meier´s Starships es un juego donde nuestra potencia militar es la forma más segura de expandir nuestros territorios. Desde este menú podremos ver en acción a nuestra flota, con distintas animaciones en 3D de nuestras naves. Podremos comprar mejoras para cada una de ellas, como escudos, láseres, invisibilidad, torpedos, escuadrones de cazas, reactores y un largo etcétera de mejoras de las que depende la potencia de fuego de nuestra flota. Desde este menú también podremos comprar nuevas naves para añadir a la flota. 

Hay que mantener nuestra flota a punto

Este es sin duda el momento más intenso de Sid Meier´s Starships. Cada misión que deseemos completar nos llevará al campo de batalla, donde tendremos que doblegar al enemigo o conseguir determinados objetivos en un determinado número de turnos. En la pantalla de gestión de nuestra facción podremos ver un gráfico en la parte inferior izquierda de la pantalla, este gráfico nos indica el cansancio de nuestra tripulación. Hay que hacerse a la idea, que en lugar de turnos, estos se sustituyen con los permisos que concedamos a nuestros hombres.

Cuando presionemos el botón de permiso, nuestra tripulación descansará en el planeta que hayamos elegido, lo que nos otorgará energías renovadas y gratificaciones por parte de las autoridades de estos planetas. Mientras tanto, veremos cómo las demás facciones realizan sus movimientos. Teniendo en cuenta que la tripulación está descansada y lista para el combate, tenemos dos opciones, desplazarnos a realizar una misión o desplazar la flota directamente donde se encuentren flotas enemigas.

En este momento entramos en una pantalla de pre batalla que nos ofrece cuatro opciones. La primera es conocer más acerca del planeta en que nos encontramos. La segunda, es obtener consejo de uno de nuestros oficiales acerca de las mejoras que deberíamos hacer en nuestra flota para poder enfrentarnos de igual a igual. La tercera opción nos dará una imagen clara de la flota enemiga, así como las probabilidades de éxito de nuestra flota en la batalla. Por último podremos realizar las mejoras que creamos convenientes antes de la batalla. No obstante, tendremos la posibilidad de echarnos atrás y pasar por alto el enfrentamiento. 

Batallas clásicas entre hexágonos

Si de lo contrario preferimos luchar, nos metemos de lleno en la parte más estratégica y divertida de este Sid Meier´s Starships, por lo que entraremos en un campo de batalla dividido por los tradicionales hexágonos. Una batalla puede tener varios objetivos, como destruir totalmente a la flota enemiga o conseguir defender posiciones de nuestros aliados un determinado número de turnos. En lo que al combate se refiere, el manejo es muy sencillo, como en cualquier otro juego de estrategia por turnos. Cada turno tenemos la posibilidad de dar órdenes a cada nave, estas tienen diferentes características de combate que dependen del dinero que hayamos invertido en ellas. En el campo de batalla tiene mucha importancia el entorno, ya que los campos de asteroides nos servirán de refugio respecto del fuego enemigo, y viceversa.

 [gallery:112400]


Tenemos un arma principal, cuando tenemos a tiro una nav enemiga y ningún objeto interfiere nuestra trayectoria podemos lanzar estos ataques. Entonces una conseguida animación en 3D nos mostrará la trayectoria del proyectil y su impacto. Tras el impacto se muestra el daño infligido y los sistemas dañados. Si lo equipamos, podemos otorgar invisibilidad a nuestras naves en cada turno y movernos de manera sigilosa, también podemos lanzar torpedos, que se desplazan por una trayectoria que hayamos marcado previamente. Este desplazamiento dura varios turnos y podemos seleccionar el momento de la detonación, que por cierto, hará muchísimo daño en varios hexágonos a la redonda. Esta fase del juego os será muy familiar si habéis jugado a otros títlos de estrategia tradicional. Tal y como están planteados, con las mejoras que pueden recibir las naves y los diferentes ataques que pueden realizar por turno, los combates se convierten el algo muy divertido. Aunque algunas animaciones, sobre todo las que nos muestran la destrucción de las naves, podrían ser mucho mejores. 

Apartado técnico 

Esperábamos más de esta versión final. Como os comentaba en al avance, parecía que a este Sid Meier Starships le faltaba un hervor. Su falta de opciones gráficas era preocupante y lo apostamos todos a la versión final. Pues bien, este aspecto ha sido una absoluta decepción, ya que el grado de personalización gráfico es casi nulo. Y no sólo esto, se echan en falta la posibilidad de modificar muchos más parámetros del juego.

Finalmente, sin la posibilidad de poder modificar nada, el juego sigue mostrando unos gráficos más que discretos. La resolución de las diferentes naves no es la que esperábamos y el aspecto general nos hubiera gustado que estuviera más pulido. El menú de opciones sólo nos permite modificar parámetros del sonido, mantener el juego a pantalla completa y poco más, muy pobre. En cuanto al sonido, pues es correcto, sin más, no está doblado a nuestro idioma pero al menos sí están traducidos los textos de la interfaz. Es de esperar que por su discreto aspecto técnico no haya problema para jugar con él en ordenadores de configuraciones modestas.



Conclusión

Sid Meier Starships es un buen juego de estrategia, simplemente. Esperábamos más funcionalidades y personalizaciones gráficas en esta versión final pero nada ha cambiado. Da la sensación de ser un juego menor, donde no se ha profundizado demasiado en su desarrollo, con un enfoque ideal para jugar en tabletas o teléfonos. Quizás esa sea la clave de todo, hemos esperado un juego de mucha profundidad y nos hemos encontrado con un título que por sus características, va a tener un mejor comportamiento en dispositivos móviles. No obstante, es un juego recomendable para los amantes de la estrategia. Para aquellos a los que les apetezca olvidarse del concienzudo desarrollo de los títulos Civilization y quieran centrarse en lo divertido de las disputas militares. De momento la conexión con Beyond Earth no existe, por lo que no podemos valorarla. Nos hemos sentido decepcionados por sus nulos cambios desde el avance, pero aun así no deja de ser un juego recomendable. Sobre todo lastra su nota los pocos modos de juego existentes y su discreto apartado técnico. Pero en lo importante, en la diversión, cumple con su cometido con creces.

Valoración

Nos ha decepcionado un poco, esperábamos más de el, es un buen juego de estrategia por turnos sin más, muy centrado en las campañas militares

Hobby

74

Bueno

Lo mejor

Manejo muy sencillo, es divertido, desarrollo de estrategia clásica con hexágonos

Lo peor

Apartado técnico bastante discreto, se echan en falta más modos de juego

Lecturas recomendadas