Análisis

Análisis de Sine Mora para Android e iOS

Por Sergio Gracia
-

Grasshopper Manufacture y Digital Reality se alían para conseguir uno de los 'shoot 'em up' más increíbles del catálogo actual de Android e iOS, uno de esos títulos que no pueden faltar en tu videoteca.

El género 'shoot 'em up' fue uno de los primeros que cobró vida junto al nacimiento de la industria de los videojuegos, y a lo largo de todos estos años hemos visto auténticas obras maestras que, con su estilo arcade, nos han mantenido horas y horas pegados al stick arcade de una máquina recreativa o al pad de nuestra videoconsola. Existen algunos de estos títulos diseñados para cualquier nivel, otros no son aptos para los no japoneses y, en un tercer grupo, existen los juegos que consiguen un genial balance entre dificultad y algo más o menos completable.

Grasshopper Manufacture, el estudio liderado por el genial diseñador japonés Goichi Suda, llevan muchos años deleitándonos con juegos de locura en los que la acción era el ingrediente principal, pero aunque con éste nuevo título siguen manteniendo intacto el factor adrenalina, han querido dar un pequeño salto a otro género. Sine Mora llega por fin a Android e iOS para demostrar que en terminales móviles también es posible conseguir un 'shoot 'em up' de gran calidad sin tener que comprometer otros factores.

Un clásico inmediato

Aunque Sine Mora llegó primero a Xbox LIVE Arcade en marzo del pasado año, plataforma a la que han seguido PC y PlayStation Network, su llegada a terminales móviles a supuesto un gran empujón al catálogo de 'shoot 'em up' de 'smartphones' y 'tabltes'. Puede que jamás llegue a convertirse en un título tan mítico como R-Type, Ikaruga, la saga Gradius o Space Invaders, pero desde luego no será por falta de calidad y carisma, de hecho, es posible que, sin saberlo, ya se haya ganado el galardón de 'clásico inmediato', pues tiene todo lo necesario para serlo.

La ambientación de Sine Mora consigue juntar en una única masa un estilo realista con otro más futurista y fantástico que dan como resultado un genial estilo visual y artístico que no hace más que sumar puntos al cómputo global del juego, a pesar de no ser su punto fuerte. Ahora bien, su diseño de niveles y la cantidad de detalles que alberga cada escenario puede resultar en ocasiones algo confuso para el jugador, llegando a distraer de la acción principal, lo que suele acarrear recibir algo de daño. Aún así puede que ése sea parte del encanto y la dificultad de Sine Mora.

Su música y sonidos también juegan un papel importante en la ambientación general del juego, al igual que su historia, que nos pondrá en la piel de varios personajes diferentes, cada uno con su propia nave y armamento. Un juego tremendamente variado, a pesar de ser un 'shoot 'em up'.

Lánzate a la acción

Aunque Sine Mora tiene unos gráficos exquisitos y un estilo visual y apartado sonoro de lujo, su principal arma es la jugabilidad. Antes de nada vamos a hablar de los controles. A nadie se le escapa que siempre será mucho más cómodo y preciso el control 'físico' que puede dar un stick arcade, un pad o un teclado y ratón que el control 'virtual' que obtenemos con las pantallas táctiles de 'smartphones' y 'tablets', sobre todo en según qué juegos, pero vamos a olvidar por un momento que existen otras alternativas en otras plataformas y vamos a centrarnos en el control al que debemos acostumbrarnos en las versiones para Android e iOS (lo que no quiere decir que nos haga mucha gracia esta configuración).

Poco a poco, los estudios de desarrollo que dedican sus esfuerzos a los terminales móviles, van encontrando mejores formas de adaptar los controles a las pantallas táctiles. Sabemos que la experiencia nunca será igual que la que puede dar un periférico externo, pero al menos cada vez se va encauzando más el asunto, y lo que Digital Reality y Grasshopper Manufacture han conseguido con Sine Mora es un buen ejemplo. Al igual que ocurre con otros muchos juegos, podremos escoger entre varias configuraciones de control para adaptarnos a la que más nos guste. La precisión no es ni mucho menos quirúrgica, algo que es vital en este tipo de juegos, pero sí que llega a un nivel más que respetable.

Como en todos los 'shoot 'em up' de estilo japonés, los disparos enemigos no nos harán daño al golpearnos en cualquier parte de la aeronave, pues contamos con un 'hit-point', justamente en el medio del avión, que será el punto de fuego a evitar. Una de las particularidades de Sine Mora en cuanto al daño es que éste no viene dado por una barra de vida o algo similar, sino que nuestra destrucción se limita por una cuenta atrás. Dicha cuenta atrás puede aumentar cuando eliminamos enemigos o disminuir cuando somos alcanzados. Al llegar a 0, ¡BOOM! Se acabó.

Tendremos a nuestra disposición el disparo básico, el cual podemos ir mejorando con 'power ups', el disparo secundario, que cambiará dependiendo del personaje que manejemos y tendrá usos limitados, y la habilidad de 'ralentizar el tiempo', que será de gran utilidad con determinados momentos de caos.

La dificultad de Sine Mora (aunque podemos escoger entre varios niveles) en ocasiones alcanza la locura, algo que a los fans de este tipo de juegos les encantará. La pantalla se llena de disparos y enemigos volando por aquí y por allá. Deberemos estudiar con cuidado los patrones de ataque de jefes finales, que los hay a patadas, claro reflejo de la enorme duración del juego que, además, cuenta con varios modos extra que alargarán aún más las horas de diversión.

En general, Sine Mora es una auténtica maravilla, un título que merece estar en cualquier catálogo. Puede que su precio de 4,49€ en Android y 5,49€ en iOS pueda parecer algo elevado, pero lo cierto es que, si eres amante del género y eres capaz de adaptarte a su control, te garantizará mucha diversión. Uno de los grandes títulos del catálogo para terminales móviles.

Valoración

Un genial título que, aunque podría ser mejor, consigue alcanzar un nivel de calidad excepcional.

Hobby

91

Excelente

Lo mejor

Sus gráficos y ambientación. La originalidad y duración.

Lo peor

El control con la pantalla táctil.

Lecturas recomendadas