Análisis

Análisis Sly Cooper Ladrones en el Tiempo

Por Francisco Javier Gomez
-

Cada vez son más los títulos que apuestan por la conectividad entre PS Vita y PS3. Y la versión portátil de Sly Cooper: Ladrones en el Tiempo demuestra que todavía hay mucho camino que explorar en este aspecto.

En la reciente presentación de PS4, quedó patente que Sony planeaba explotar al máximo las posibilidades de conexión entre PS Vita y su futura consola de sobremesa. Pero mientras esperamos ese prometedor futuro, lo que ya podemos disfrutar es del estupendo “matrimonio” que forman PS Vita y PS3. Buen ejemplo de ello es Sly Cooper: Ladrones en el Tiempo en su versión portátil .

De hecho, se trata del mismo juego que puedes disfrutar en PS3 gracias a la opción “cross-buy” (consigue ambas versiones pagando solo una). Una aventura de acción protagonizada por el simpático mapache Sly y su banda de ladrones de guante blanco, en la que viajamos a diversas épocas históricas con el fin de salvaguardar el linaje de Sly y los secretos acerca del robo que sus antepasados fueron recopilando generación tras generación.

Un desarrollo muy interesante y variado que combinar todo tipo de géneros (combates, minijuegos, sigilo, etc.), aprovechando las posibilidades de la portátil de Sony (pantalla táctil, cámara, sensor de movimiento, etc.). Lo primero que hay que destacar es la posibilidad de subir nuestra partida a la “nube” para continuar jugando en PS3 (o viceversa). ¡Es que es todo un “puntazo” comenzar a jugar en casa y seguir la partida mientras viajamos en el autobús o el metro!

Pero más allá de esa interesante posibilidad, esta versión de Sly Cooper: Ladrones en el Tiempo aprovecha la pantalla táctil para realizar algunas acciones o superar algunos minijuegos y el giroscopio para resolver algunos puzzles. Además, podemos usar la portátil como si fuera un visor especial (“cross-controller”) apuntando con la cámara trasera al televisor mientras jugamos a la versión de PS3 para encontrar tesoros ocultos. Sin duda, la perfecta fusión entre ambas consolas y que muestra las posibilidades de interconectividad que se pueden explotar usando conjuntamente las dos consolas.

Además, gráficamente presenta un aspecto extraordinario y, exceptuando algunas ligeras reducciones visuales, prácticamente está a la altura de lo visto en PS3. Con un estilo “cartoon” muy colorido, todo el aspecto visual casa perfectamente con el simpático desarrollo y sus toques de humor blanco. El único “pero” que podemos poner al apartado gráfico, es un ligerísimo “popping” que aparece, en ocasiones, en los escenarios abiertos. Aun así, es un insignificante defectillo que no puede eclipsar todas las virtudes de una versión portátil realmente atractiva.

Puede que sea un juego excesivamente facilón y que su concepto vaya enfocado a un público juvenil, pero si buscas un juego para toda la familia o un juego de plataformas y sigilo de aquellos que copaban el catálogo de PS2 en su día, aquí tienes una oferta insuperable.

Valoración

La versión de PS Vita presenta el mismo atrayente juego de PS3, pero aprovechando las posibilidades de la consola (pantalla táctil, cámara, giroscopio, etc.).

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Un desarrollo variado, calcado al de su hermana mayor. Las opciones de conectividad con PS3.

Lo peor

Es demasiado fácil y su simpático desarrollo puede no ser del gusto del jugador “hardcore”.

Lecturas recomendadas