Análisis

Análisis de Sorcery para PS3 y PS Move

Por Francisco Javier Gomez
-

Aunque ha pasado un tiempo más que considerable desde el anuncio de Sorcery en el E3 2011 y la salida del mando Playstation Move, prácticamente todos los títulos que han salido específicamente para este control se han centrado en las minipruebas o los juegos más "casuales".

Y es que pese a su potencial jugable, todos estos minijuegos se dejaron a un lado las enormes posibilidades que podía ofrecer en un proyecto con un desarrollo más elaborado. Por ello este Sorcery integra el uso de PS Move como eje vertebrador de la acción, supone un soplo de aire fresco dentro del catálogo de PS3.

Y no solo eso: Sorcery también es el más claro ejemplo de cómo fusionar este tipo de control con un pad tradicional para ofrecer interesantes posibilidades de juego y una jugabilidad totalmente inmersiva.

La historia de Sorcery

Armados con el mando PS Move y el control Navigator (o un DualShock 3 en su defecto), encarnamos el papel de Finn, un joven aprendiz de mago que por accidente despierta a la temible Reina de las Pesadillas. Como no podía ser de otra manera, nosotros somos los encargados de deshacer el entuerto y acabar con sus malignas huestes haciendo uso de nuestros conocimientos mágicos.

 

 

En Sorcery nuestra misión recorremos diversos y coloridos paisajes (misteriosas ruinas, una ciudad de corte medieval, un tenebroso bosque, etc.), mientras nos enfrentamos a cientos de criaturas mágicas. Y aquí entra en acción el mando PS Move: tanto para elegir los cinco tipos de hechizos y sus respectivos ataques, como para lanzarlos sobre nuestros enemigos es necesario su uso.

 

Pero sus enormes posibilidades no acaban aquí, ya que también nos permite mover ciertos objetos para resolver sencillos puzzles, preparar ciertas pócimas con los ingredientes que vayamos encontrando en las zonas secretas, abrir puertas simulando el movimiento de una llave, etc. Decenas de acciones que tendremos que imitar con PS Move y que, exceptuando la poco intuitiva selección de hechizos o algunos complicados lanzamientos con “efecto”, responden perfectamente a nuestras órdenes.

 

 

De esta manera, el conjunto jugable funciona bastante bien ofreciendo suficientes dosis de acción y unos interesantes combates contra diferentes tipos de enemigos (tendrás que descubrir su punto débil) o gigantescos "jefes finales". Incluso tenemos la posibilidad de fusionar hechizos para crear ataques más poderosos o usar el escenario a nuestro favor en los combates, por más que el desarrollo peque de repetitivo en ciertos compases de la aventura.

 

De igual manera, el apartado visual funciona a las mil maravillas, no tanto por su correcto acabado gráfico, como por el atractivo estético de los escenarios o de la puesta en escena. Y es que muchas veces, gracias a su potente diseño visual, logra introducirnos en un mundo mágico con mucha fuerza y carisma, algo que disfrutarán por encima de todo los más "peques" de la casa.

 

Suma doblaje al castellano (la voz del protagonista corre a cargo del mago español Jorge Luengo) y una banda sonora magistral y el resultado final está claro: una simpática (y algo repetitiva) aventura que se diferencia del resto mediante el aprovechamiento de Move y que, aunque gustará a todo tipo de jugadores por su buen acabado general, va especialmente destinada a un público juvenil. Si tenías "aparcado" el mando de Move, ahora ya no tienes excusa para no disfrutar de él como se merece.

Valoración

Pese a algunos momentos repetitivos, resulta una aventura diferente gracias al amplio uso de Move. Agradará especialmente a los más jóvenes de la casa por su mágica puesta en escena.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Exprime el potencial jugable de Move. Las posibilidades que ofrece a la hora de combatir.

Lo peor

A la larga, el desarrollo abusa del mismo esquema de juego. Algunos combates son farragosos.

Lecturas recomendadas