Análisis

Análisis de Spirit Camera para 3DS

Por Rubén Guzmán
-

El terror sale de la consola e invade el mundo real con un juego de fantasmas que aprovecha al máximo la Realidad Aumentada de Nintendo 3DS.

Quizá en toda la historia de las artes, ninguna ha ofrecido una versatilidad y una variedad tan grande de experiencis como los videojuegos. Y una de las razones es la evolución técnica que nos ofrecen las sucesivas plataformas de juego. Ahora, las consolas portátiles llevan incorporadas cámaras que permiten incrustar elementos virtuales en las imágenes que captan de la realidad. Eso abre todo un nuevo abanico de posibilidades jugables… como, por ejemplo, buscar fantasmas en el mundo real. Y eso es lo que han pensado los chicos de Tecmo Koei, creadores de la famosa saga de terror Project Zero (por cierto, del reciente Project Zero II para Wii hemos publicado este análisis, nominado a mejor review del año en los International Reviewers Awards).

Tú 3DS es paranormal

Sí, Spirit Camera es un “spin-off” de la saga Project Zero, pero no es un “survival horror” al uso, y de hecho se juega de una forma completamente diferente… empezando porque el prota somos nosotros. Sí, se supone que tú, el jugador, recibes un misterioso paquete que incluye la misteriosa Cámara Oscura (tu 3DS) y un mítico libro maldito llamado el Cuaderno Púrpura, cuadernillo de 16 páginas que examinamos con la cámara de la consola… y que nos hará dar más de un respingo.

Comenzamos a jugar enfocando el cuaderno… y sus páginas cobran vida gracias a la R.A. Así descubres la historia de Maya, una muchacha atrapada en una casa encantada. Exploramos las habitaciones moviéndonos sobre raíles, a veces debemos enfocar al diario para resolver sencillos puzles, y otras mover la consola para buscar a la chica… o, lo que es peor, a los espectros que nos acosan y con los que, esta vez sí, tenemos que acabar al más puro estilo Project Zero: haciéndoles fotos y esperando para disparar al momento justo en el que vayan a atacarnos, y así inflingirles más daño.

Qué miedo... y qué corto

Este esquema, novedoso y entretenido, se repite durante toda la aventura, aunque pronto la acción sale de la mansión… y se traslada a la realidad. Otra buena idea: juegas en tu entorno, los fantasmas han escapado y ahora están en tu casa, en tu habitación, donde quiera que juegues. Y mola, mola mucho, es una experiencia diferente y refrescante… pero mejorable: hay algún fallo técnico, como por ejemplo que es necesario bastante luz y enfocar con cuidado para que la consola “lea” bien las imágenes del cuadernillo, lo cual le resta la gracia que supondría disfrutar del juego en zonas oscuras. Y claro, tienes que jugar en un sitio más bien amplio y en el que puedas moverte 360º (de hecho, si tienes una silla giratoria, perfecto, porque si no te tocará jugar de pie.

Pero lo peor, lo que de verdad merma la experiencia de juego… es que se acaba enseguida. La historia no dura más de cuatro horas, y luego hay algunos modos extra, como el que permite integrar fantasmas en las fotos que hagas o el modo “Exorcismo”, en el que fotografiamos a nuestros amigos para convertirlos en espectros y enfrentarnos a ellos. Pero no dejan ser meras curiosidades que no compensan que la aventura, con todas las sensaciones novedosas que transmite, dure tan poquito.

Valoración

Aplicar las funcionalidades de 3DS a un juego de terror es una idea fantástica y que funciona: buscar fantasmas por tu habitación da miedo... Lástima que la duración de la aventura sea de apenas un par de horas.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

El uso de la Realidad Aumentada para meternos miedo.

Lo peor

Es corto como él sólo, el jodio.

Lecturas recomendadas