Starcraft Remastered
Análisis

Análisis de StarCraft Remastered, el RTS de Blizzard para PC

Por Martín Amechazurra Falagán
-

Versión comentada: PC

StarCraft Remastered llega finalmente a nuestros ordenadores. La remasterización de los RTS aterriza en la plataforma de Blizzard con un apartado técnico renovado y una jugabilidad que tiene ya más de 19 años, pero que sigue tan fuerte como en su primer día.

El nacimiento de StarCraft fue bastante curioso. Blizzard venía de una serie de éxitos con su saga Warcraft (aquí tenéis nuestro análisis retro de Warcraft: Orcos y Humanos), y optó por llevar su estrategia a un nuevo terreno de combate de corte más futurista, con una ambientación de ciencia-ficción. Con esas intenciones comenzó el desarrollo de StarCraft, un juego que se mostró por primera vez durante el E3 1996, donde no fue muy bien recibido por parte del público.

Las críticas motivaron a Blizzard para mejorar su próxima aventura de cara a su estreno. Un año después, tras un montón de cambios, y una reconstrucción a fondo del juego, StarCraft regresó al escenario del E3, esta vez con una acogida mucho más positiva por parte de los asistentes. Lo demás es de sobra conocido por todo el mundo: StarCraft se convirtió en todo un superventas, un auténtico titán dentro de los juegos de estrategia en tiempo real (RTS) y un verdadero anticipo de los eSports modernos.

Hablamos de competiciones profesionales, de cibercafés repletos de jugadores, de retransmisiones en directo… StarCraft supuso todo un fenómeno social a escala global, y no hablemos ya de su éxito en Corea del Sur, donde su seguimiento se convirtió en una auténtica religión. Su relevancia ha sido bagaje más que suficiente para que, desde Blizzard, hayan considerado necesaria una remasterización del juego en pleno 2017, casi 20 años después de su lanzamiento.

StarCraft tal y como lo recordabas

StarCraft Remastered es, ante todo, una oda del estudio a sus jugadores. Es un juego que nace con los viejos lobos de StarCraft en mente, desde los que dedicaron años y años a las partidas competitivas multijugador hasta aquellos que lo dejaron atrás hace tiempo, pero que lo guardan en el recuerdo con cariño. En este sentido, se ha tratado de mantener intacta la esencia y la jugabilidad original de StarCraft, hasta en su más mínimo detalle.

StarCraft Remastered, el RTS de Blizzard para PC

Y no se trata de una forma de hablar, sino que de verdad se ha conservado hasta el último detalle del juego. En StarCraft Remastered volvemos a tener el mismo límite de 12 unidades seleccionadas como máximo que estaba presente en el juego desde su estreno. Las unidades siguen contando con el mismo sistema de navegación, o pathfinding, del juego original, y se conservan exploits de uso común en las partidas.

Con todo ello, Blizzard nos ofrece exactamente la misma jugabilidad que a finales de los 90, igual de compleja, igual de desafiante y, desde luego, igual de divertida. Los jugadores más experimentados de StarCraft se sentirán como en casa con su multijugador, y los nuevos jugadores, o aquellos que tengan ya olvidado cómo se juega a esto, siguen disponiendo de una completa campaña para aprender las distintas mecánicas de juego.

El conflicto explicado desde sus inicios

Si bien las batallas multijugador son el elemento más popular de StarCraft, no nos podemos olvidar de que cuenta también con varias campañas de lo más interesantes. En StarCraft Remastered nos encontraremos con las mismas campañas del juego original y con las mismas misiones, pero con algún pequeño añadido.

StarCraft Remastered

Para los que nunca tuvieron el primer StarCraft, o por si ya no la recordáis, os explicamos un poco en que consiste esto de la campaña. En StarCraft disponemos de una campaña dividida en tres episodios diferentes, uno con cada una de las razas del juego: Terran, Zerg y Protoss. A estos episodios se les une la campaña de la expansión Brood War (incluida en StarCraft Remastered) con otros tres episodios, para un total que supera las 50 misiones para un jugador.

En ellas aprenderemos los conceptos básicos del juego, como la recolección de recursos, la producción de edificios y de unidades o cómo utilizar correctamente las distintas unidades de cada facción, además de descubrir paso a paso todos los acontecimientos que dan forma al universo de StarCraft. Completar todas las misiones de la campaña, tanto de StarCraft como de la expansión Brood War, nos puede llevar fácilmente más de 25 horas.

StarCraft Remastered, el RTS de Blizzard para PC

Cómo no, la campaña también cuenta con mejoras gráficas más allá de las presentes en las batallas. Por un lado están las cinemáticas, que han sido adaptadas a 1080p, aunque cuentan con los mismos modelos del juego original. Por otro lado, las escenas de texto presentes entre algunos de los niveles han sido totalmente renovadas, y ahora presentan nuevas escenas con ilustraciones, a modo de cómic, que dan más vida a la trama y amplían la información que recibimos entre las misiones. Son pequeños detalles que encantarán a los fans del juego original, y ayudan a los más novatos a meterse de lleno en su universo.

Cabe mencionar que StarCraft Remastered llega localizado a 13 idiomas diferentes, los cuales incluyen el español tanto en su vertiente europea como en la de América Latina. Sin embargo, si bien todos los textos, los menús y las voces están completamente dobladas al español, las escenas cinemáticas de la campaña llegan a España en versión original subtitulada, una decisión que no tiene mucha explicación, y más si tenemos en cuenta que las cinemáticas ya estaban dobladas en el StarCraft original de 1998.

StarCraft Remastered

Un aspecto renovado

Obviamente, donde sí se ven más novedades es en el apartado técnico del juego. Ya sea durante la partida o en los menús, StarCraft Remastered nos permite alternar entre el juego original y su versión remasterizada sobre la marcha, con tan solo pulsar F5. Esto nos permite apreciar con facilidad todas las mejoras que trae consigo la remasterización, tanto en el apartado gráfico como en el sonoro.

StarCraft Remastered - Versión HD

El primero de estos apartados cuenta con nuevos modelos de alta resolución creados desde cero, preparados para jugar a resoluciones 4k. Estos modelos han sido realizados con la intención de mantener el aspecto original de StarCraft, con los mismos diseños y tonos, las mismas animaciones, pero con una calidad que se siente renovada.

Es cierto que no se tratan de unos gráficos muy espectaculares para un juego que sale a la venta en 2017, pero cumplen correctamente con su función y permiten que te centres en la partida desde el primer momento. En este sentido, los más veteranos de la saga agradecerán la facilidad con la que uno se mete de lleno en el juego, como si se tratase del StarCraft original, pero con la comodidad de las resoluciones modernas.

Donde sí se puede percibir un salto más notable es en el apartado sonoro. Todos los sonidos del juego han sido grabados otra vez con una mayor calidad de sonido, desde las escenas cinemáticas y los diálogos previos a las misiones hasta los comentarios de las unidades en el campo de batalla, o la propia banda sonora del juego. El resultado es un audio claro, brillante, que suena bien en todo momento, pero que logra transmitir las mismas sensaciones que cuando jugabas a StarCraft en el pasado.

Multijugador competitivo y funciones en la nube

Claro está, cuando se habla de un “remaster”, lo lógico es pensar que se trata de una versión con mejoras centradas en el apartado técnico, especialmente en los gráficos. Sin embargo, StarCraft Remastered también cuenta con algunas novedades en su multijugador, que lo adaptan a las funciones modernas de la plataforma de Blizzard.

StarCraft Remastered, el RTS de Blizzard para PC

Esto supone que aquellos que hayan conservado su vieja cuenta de StarCraft podrán enlazarla a su actual cuenta de Battle.net, y así conservar su nombre y sus estadísticas de juego. Además, el servicio de Blizzard ofrece guardado en la nube para nuestras partidas de la campaña, así como para las repeticiones que guardemos, los mapas que creemos y las asignaciones de teclas que hayamos configurado en el teclado.

Por otra parte, esta nueva versión del juego trae consigo un sistema de asignación de partidas para encontrar a gente de tu mismo nivel para partidas competitivas 1v1, pero mantiene los chats y el buscador de partidas personalizadas presentes en el juego original y sus funciones LAN. Además, la remasterización trae consigo las clasificaciones de Jerarquía a StarCraft, una función que daba algún problema en los primeros días de StarCraft Remastered, pero que actualmente ya funciona sin problemas.

StarCraft Remastered

Un clásico imperecedero

En conjunto, StarCraft Remastered es una celebración de todo lo que supuso el RTS de Blizzard en su momento. Se trata de la misma experiencia StarCraft de siempre, tan entretenida como el primer día, y desafiante como ninguna otra. Sus gráficos tienen margen para mejorar, y alguna de sus mecánicas se siente algo anticuada, pero la unión de todos sus elementos causa las mismas sensaciones que cuando jugabas por primera vez a StarCraft hace años. Claramente es una remasterización creada para los más veteranos del juego, pero también puede ser una buena oportunidad para iniciarse en el mundo de StarCraft, si se tiene la voluntad para afrontar su dura curva de aprendizaje.

Valoración

StarCraft Remastered es todo lo que un jugador veterano podría esperar de una remasterización. Es duro y desafiante, requiere de experiencia y habilidad pero, ante todo, es StarCraft, tal y como lo recordabas. Las mejoras técnicas aportan un soplo de aire fresco a un juego que sigue en plena forma con casi 20 años de vida.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

La jugabilidad original tal y como la recordabas. Su bajo precio. Un apartado sonoro renovado. Los nuevos gráficos dan frescura al juego...

Lo peor

...pero no llegan a impresionar. Las cinemáticas no llegan dobladas al español. Sigue siendo poco accesible para los novatos

Lecturas recomendadas