Análisis

Análisis de The Starship Damrey para 3DS

Por Víctor Navarro
-

El pack de juegos Guild01 de Level-5, el estudio responsable de la franquicia Profesor Layton, Ni No Kuni o el maravilloso Jeanne D'Arc de PSP, nos dejó un buen sabor de boca con tres juegos pequeños firmados por grandes creadore. The Starship Damrey es el el primero de los tres títulos que componen el paquete Guild02.

Despiertas encerrado en una cápsula de sueño de una nave espacial. Estás encerrado y no recuerdas nada. El ordenador de a bordo no te reconoce como un miembro de la tripulación, así que no tienes acceso a toda la embarcación. Tu único contacto con el exterior son unos robots que puedes controlar desde la cama. Así arranca The Starship Damrey, un thriller sobre un tipo amnésico que intenta escapar de su habitáculo utilizando un robot teledirigido.

Desde que empezamos a mover al robot por los pasillos y las habitaciones de la nave, vamos descubriendo que la misión de la ‘Damrey’, sea cual sea, ha salido mal: la maquinaria rota, las puertas bloqueadas, la oscuridad, los fallos de comunicaciones y el cadáver de uno de los ingenieros son unas pistas bastante claras. Nuestro objetivo es examinar cada palmo de la nave para entender lo que ha sucedido y, sobre todo, permanecer ahí el menor tiempo posible. Para conseguirlo, controlamos al robot en primera persona, recogiendo objetos y resolviendo un puñado de puzles en los que cuenta más la agudeza visual, la paciencia y la buena memoria que el ingenio.

Si tuviéramos que etiquetar The Starship Ramney, podríamos hablar de él como una aventura gráfica: encontramos objetos, los examinamos, los recogemos, los mezclamos, los enemigos no pueden matarnos… Eso sí, es una aventura más centrada en la historia que en el puzle. Los enigmas que tenemos que descifrar para que la historia avance son muy sencillos y, si nos atascamos, es porque no hemos prestado suficiente atención al escenario, no porque el juego esté pensado para derretirnos el cerebro. Sus creadores (ahora hablaremos de ellos) presumían de haber manufacturado un videojuego a la antigua, sin tutoriales y sin miedo a atascar al jugador, pero lo cierto es que en unas tres horas puedes acabártelo, tranquilamente.

La parte más cuidada del juego son la ambientación y el guion. The Starship Damrey intenta parecerse a los paseos por los pasillos agobiantes y a la atmósfera angustiosa de la nave Ishimura de Dead Space y no lo logra, por supuesto, pero sí que consigue que los jugadores blanditos, como el que firma esto, nos llevemos un par de sobresaltos tirando de trampas de primero de cine de terror. Para mí, lo que hace Dead Space para mantener la tensión durante prácticamente todo el juego (un homenaje magnífico al Alien de Ridley Scott) es de lo mejorcito que ha ocurrido en la última generación de consolas, así que tampoco le exigía a The Starship Damrey llegar a ese nivel. Al contrario, creo que hace un trabajo bastante aceptable, que su truco nipón de la niña fantasma cumple con su papel y que tiene varios giros de guion potentes y desconcertantes.

The Starship Damrey es el primer título del paquete Guild02, el segundo ‘bundle’ publicado por Level-5 en el que le dan a creadores de renombre la oportunidad de hacer un juego pequeño con total libertad creativa. Los responsables de este título son Kazuya Asano y Takemaru Abiko. El primero es desarrollador y ha particiapado en varias entregas de la saga Dragon Quest, mientras que el segundo es escritor y guionista. Asano y Abiko ya habían trabajado juntos en un videojuego para Super Nintendo en 1994, The Night of the Sickle Weasel, bastante más conocido en el lejano Oriente que en nuestra tierra.

Con juegos como este, el combo Asano-Abiko se convirtió en uno de los máximos exponentes de la ‘sound novel’, un género de videojuegos exitoso en Japón y más preocupado por la narración que por lo jugable. Yo no soy un gran amigo de los videojuegos que le quitan peso a las mecánicas para dárselo a la historia, pero he sido capaz de disfrutar de The Starship Damrey, tal vez porque es breve y no le da tiempo a aburrir, porque el mapa no es demasiado extenso, porque no se sube a la parra con la dificultad (es consciente de que sus puzles no son brillantes, así que no los retuerce) o porque tiene un buen final.

No, The Starship Damrey no es ninguna obra maestra, pero tampoco podemos decir que el resto de juegos de Guild01 (Liberation Maiden, Aero Porter, Crimson Shroud) lo hayan sido. Tampoco están pensados para serlo. El verdadero interés de estas colecciones de Level-5 es responder a varias preguntas: ¿qué harían los grandes creadores japoneses si trabajaran en pequeño? ¿qué harían si tuvieran total libertad? ¿qué géneros les gustaría explorar? Los Guild nos están dando el placer de ver a las grandes firmas jugando a ser ‘indies’ y, de rebote, nos estamos llevando algunos juegos bastante interesantes. 

Valoración

Ningún experimento de los paquetes 'Guild' ha resultado ser una obra maestra, pero no queremos que dejen de salir.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Un guión muy decente, con algún giro brusco y un par de sobresaltos.

Lo peor

Los puzles son sencillísimos. Tal vez demasiado.

Lecturas recomendadas