Análisis

Análisis de SteamWorld Dig

Por Roberto J. R. Anderson
-

3DS está reuniendo un catálogo espectacular no sólo con juegos importantes de grandes compañías, sino también gracias al trabajo de desarrolladores más modestos que vuelcan su creatividad en títulos muy interesantes destinados a la eShop. Es el caso de SteamWorld Dig, una estupenda y original aventura de plataformas creada por los suecos Image & Form.

En SteamWorld Dig, nuestro protagonista, el robot Rusty, acaba de heredar una mina de su tío Joe en el pueblo de Tumbleton, una localización cuya estética combina western y steampunk. A su llegada, Rusty es un novato en esto de la minería, pero pronto se hace con un pico y descubre que esto de cavar se le da mejor de lo que pensaba.

La mina es un escenario inmenso, de una gran profundidad bajo tierra, cuyos tonos oscuros contrastan con el soleado ambiente de la superficie de Tumbleton, lugar al que deberéis subir a menudo para hablar con sus personajes, obtener objetos y mejoras, curaros y guardar la partida.

A cientos de metros bajo tierra

La mecánica básica consiste en usar el pico para cavar y así descender más y más. Una de las cosas más interesantes del juego es que podéis elegir vuestra propia ruta y abrir los caminos de la forma que deseéis, por lo que dependiendo de dónde decidáis cavar encontraréis distintos elementos y obstáculos. Y si queréis descubrir las muchas sorpresas de SteamWorld Dig, tendréis que darle mucho uso al pico y abrir muchos caminos.

Pero cuidado, hay rutas más recomendables y menos peligrosas que otras, y además vuestra manera de cavar también es importante ya que un mal trazado puede llevaros a caer por grandes precipicios e incluso quedaros atascados en algún punto sin posibilidad de escapatoria, un caso en el que la opción de autodestrucción del menú es la única alternativa. Por fortuna, y para hacer las cosas acertadamente más sencillas, a medida que lleguéis a zonas más profundas de la mina desbloquearéis puntos de teletransporte que conectan con la superficie.

Tesoros en las profundidades

Al descender encontraréis accesos a cuevas en las que avanzar en la historia, y además hallaréis numerosos minerales que os permitirán comprar mejoras en la superficie de Tumbleton: por ejemplo, picos más poderosos, aumentos de salud y prolongaciones del tiempo que aguantará vuestra luz en la oscuridad de la mina.

Pero bajo tierra no sólo descubriréis cosas bonitas y relucientes, ya que también os esperan enemigos a los que tendréis que enfrentaros con vuestro pico y otras armas que desbloquearéis. Cuanto más abajo lleguéis, más duros de roer serán los enemigos, aunque las recompensas también os aguardan ya que podréis obtener nuevas habilidades en las cuevas de la mina.

Así, Rusty es capaz de ampliar su gama de movimientos y hacer frente a los puzles de las cuevas, que incluyen cosas como por ejemplo cavar en los lugares apropiados para que grandes rocas caigan de modo que puedan abrirnos un camino. Además, el agua es un bien preciado en la mina, ya que cuando cargamos a Rusty con ella podemos realizar saltos especiales y también usar un taladro para abrir camino en zonas especialmente duras. Pero esta agua, al igual que la luz que nos ayuda a ver con su logrado efecto de iluminación, son recursos limitados que hay que emplear con sensatez.

Conclusiones

El concepto de SteamWorld Dig no sólo es muy original, sino que además funciona de una manera muy sólida. Es muy divertido explorar bajo tierra, abrir nuestras propias rutas y hallar todo tipo de sorpresas; estos ingredientes le otorgan un sentido aventurero muy logrado. Además, el sistema de minerales y mejoras está muy bien planteado y nos incentiva a explorar la mina en busca de los preciados metales, y por otra parte las habilidades que aprende Rusty como parte de la aventura hacen que su frescura y ritmo no decaigan en ningún momento.

Es posible que algunos jugadores acaben cansados con tanto picotazo para abrir los caminos, ya que hay que tener en cuenta que es un juego de ritmo pausado y en el que avanzamos poco a poco. Sin embargo, los usuarios que valoren este tipo de planteamiento quedarán encantados con la experiencia. Lo que sí es una pega es que el juego nos llega en inglés, aunque los diálogos no son lo más importante ni tampoco muy extensos, así que esto no es demasiado grave. Al fin y al cabo, es un juego que se asienta mucho más en la jugabilidad y la exploración que en el argumento.

Los 8,99 euros de su precio se ven claramente compensados por sus 5 ó 6 horas de exquisita aventura, y además es muy rejugable ya que en cada nueva partida se genera una distribución de elementos distinta en la mina. En definitiva, es un juego al que vale la pena darle una oportunidad, y uno de los títulos digitales más recomendables del año para 3DS.

Valoración

Un juego de calidad y con un gran concepto, que divierte desde el principio hasta el final y nos transmite con mucho acierto una gran sensación aventurera subterránea.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

La exploración bajo tierra y el sistema de mejoras.

Lo peor

Está en inglés.

Lecturas recomendadas