Análisis

Análisis de Strike Suit Zero: Director's Cut

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS4

El año pasado apareció para PC, 360 y PS3 Strike Suit Zero, un juego de naves descargable que ahora salta a la nueva generación con este Director's Cut, que trae algunas mejoras y añadidos con respecto a la edición original. ¿Merece la pena? Sigue leyendo e intentaremos sacarte de dudas.

Pilotar una nave y participar en intensas batallas en el espacio parecía una premisa propia del pasado, aunque en la nueva generación hemos visto buenas propuestas como Resogun o este Strike Suit Zero, que tras su paso por PC (kickstarter mediante), PS3 y 360 a principios del año pasado, llega ahora a PS4 y Xbox One con la nada original coletilla de Director's Cut. Pero no penséis que nos hallamos ante un matamarcianos de corte clásico. Las batallas espaciales de este título de Born Ready Games están más cerca de un Colony Wars que del citado juego de Housemarque.

Strike Suit Zero: Director´s Cut se ambienta en el año 2299, en un futuro no demasiado lejano que nos deja dos noticias: una buena y otra mala. La buena el que la humanidad ha conseguido conquistar el espacio. La mala es que, dividida en dos bandos, luchamos entre nosotros por el control de este espacio colonizado. Una guerra fraticida que se libra a bordo de distintas clases de naves de la que vamos a ser protagonistas directos, aunque lo cierto es que el hilo argumental pasa pronto a un segundo plano, pese que a que constantemente escucharemos las instrucciones de nuestros superiores por el altavoz del mando de PS4 (la version que hemos probado).

La campaña principal consta de 13 misiones, en las que aprenderemos a manejar las distintas naves (seis modelos en total) con un control algo extraño al principio, aunque cuando nos acostumbremos seremos capaces de manejarlas con total precisión. Cada nave tiene sus particularidades, estructuradas en cuatro características: vuelo, armadura, escuro y energía. Todas ellas cuentan dos tipos de turbo y distintas capacidades en lo que a potencia de fuego se refiere, desde lásers en plan ametralladora hasta misiles teledirigidos. Por supuesto, podremos fijar al enemigo más cercano para que nos cueste menos acertarle y seguir su estela cuando salga de nuestro campo de visión (ya hemos dicho que las batallas son 3D), y todas tienen un escudo (que se recarga con el tiempo) y un sistema de evasión de proyectiles enemigos. 

Pero lo mejor de Strike Suit Zero es poder transformarnos temporalmente en una especie de mecha que es a lo que alude el título del juego, con un sistema de control ligeramente distinto y superiores recursos ofensivos como una especie de apuntado automático, aunque para poder utilizar esta forma de robot tendremos que tener flujo en la correpondiente barra de energía, que podremos rellenar eliminando naves enemigas. Además, a medida que avancemos podremos mejorar cada una de las cuatro características anteriormente mencionadas de las naves (lo que en el futuro se conocerá como tuning espacial) además de ir desbloqueando nuevas y más potentes armas qie podremos ir incorporando, tanto principales como secundarias. Podremos elegirlas antes de empezar cada misión.


Trece misiones pueden parecer pocas (aunque hay otra campaña extra, como veremos a continuación) pero las batallas son bastante duraderas. Este juego es un arcade y en algunas sudaremos tinta china para mantener a nuestra nave de una pieza mientras tratamos de evitar los disparos enemigos a la vez que destruimos decenas de naves enemigas. Lo malo es que estas batallas son de lo más repetitivo. Aunque la premisa de la misión cambie (labores de intercepción, de escolta...) en el fondo todo siempre se reduce a lo mismo... Matar o morir.

Eso sí, en esta versión llamada Director's Cut se han añadido las misiones de otra campaña llamada Heroes of the Fleet, además de otros niveles que es su momento fueron descargables extra y que hacen que ésta sea la versión más completa de todas. Es decir, que ofrece más misiones de serie que en PS3, 360 y PC, sí, pero esto no solventa su principal problema: la monotonía que impera en las misma. Además, se han revisado los primeros niveles, reequilibrando algunos de sus aspectos para que resulten más accesibles de primeras.


Y éste no es el único aspecto que ha sido remozado en este Strike Suit Zero: Director´s Cut. Las naves se han rediseñado ligeramente y ahora cuentan con mejores texturas. Sus creadores defienden, además, que corre a 60 fps estables a 1080p, pero lo cierto es que hemos visto algunas ralentizaciones, sobre todo cuando se juntan muchas naves y explosiones en pantalla. De todas formas, el apartado gráfico no es el punto fuerte de este juego, bastante discreto en general pese a las supuestas mejoras que trae bajo el brazo este Director's Cut. Eso sí, la vista desde el interior de la cabina es bastante más inmersiva y espectacular que si manejamos las naves desde la perspectiva exterior o en tercera persona.

Una gran banda sonora (de hecho es de lo mejor del juego) a cargo de Paul Ruskay y la siempre necesaria traducción al castellano (sólo textos; las voces están en inglés) son otras de las mejores armas de un juego de naves descargable cuyo principal defecto, aparte de presentar misiones muy repetitivas, es su elevado precio (17,99 euros). Y si ya lo has jugado el año pasado, no creemos que las mejoras y añadidos que trae justifiquen un nuevo desembolso...

Valoración

Batallas espaciales en formato descargable que no terminan de convencer en su salto a la "next gen".

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

La banda sonora y poder manejar distintos tipos de naves.

Lo peor

Desarrollo muy repetitivo y técnicamente no es gran cosa.

Lecturas recomendadas