Análisis

Análisis de Super Smash Bros. para 3DS

Por Roberto J. R. Anderson
-

Los mejores personajes de Nintendo, junto a algunos invitados de lujo, se reúnen en un gran juego de lucha. Y por primera vez, Super Smash Bros. llega a una consola portátil, en una versión que mantiene la jugabilidad, luchadores y gran parte de los contenidos que veremos pronto en Wii U, pero que también se diferencia en algunos aspectos.

Super Smash Bros. se ha convertido en un gran acontecimiento generacional que celebra la cultura y el legado de Nintendo. Desde los tiempos de Nintendo 64, con cada nueva consola doméstica de la compañía hemos asistido a una nueva entrega, cada vez con más contenidos, más personajes representando las diversas propiedades intelectuales de Nintendo y un esfuerzo por pulir aún más la jugabilidad y experiencia de juego.

Esta vez tenemos este gran evento por partida doble. Además de la edición de Wii U (que llegará antes de acabar el año), la saga llega por primera vez a una portátil: 3DS. Ambas versiones han sido desarrolladas al mismo tiempo, y comparten la misma jugabilidad, el mismo elenco de personajes e ítems y muchos de los contenidos, pero se diferencian en el estilo visual, en ciertos modos de juego y en los escenarios (en 3DS veréis más niveles inspirados por juegos portátiles).

El reto portátil

Ambas versiones han sido desarrolladas en colaboración por Sora Ltd. (la compañía de Masahiro Sakurai, director de todos los juegos de la saga) y Bandai Namco. El desafío de trasladar a la portátil una experiencia de juego como la de Super Smash Bros. era enorme, pero el resultado ha cumplido todas las expectativas. La jugabilidad es tal como hemos visto en las entregas domésticas: combates en los que pelean hasta cuatro personajes, cada uno con características y movimientos muy diferentes (incluyendo los demoledores smash finales que introdujo la entrega de Wii). A medida que reciben golpes, el porcentaje de daño de los participantes aumenta, y normalmente a partir del 100% (aunque depende de la resistencia de cada personaje) resulta más fácil lanzarlos fuera del escenario, que es el objetivo.

Y por supuesto, en los escenarios aparecen montones de ítems que nos ayudan a noquear más fácilmente a nuestros rivales, gran parte de los cuales están extraídos de los juegos que han protagonizado estos personajes tan diversos. Uno de los muchos aciertos de este nuevo Smash es la estupenda elección de los nuevos ítems que podréis usar en combate. Por poner algunos ejemplos: la devastadora Bomba X de Kid Icarus Uprising (otro juego dirigido por Sakurai), la Super Hoja de los juegos de Mario que nos permite flotar brevemente en el aire, o una nave de Galaga (el clásico matamarcianos de Namco) son algunos de los que se unen a objetos que ya hemos disfrutado en anteriores entregas, como la Poké Ball que invoca a Pokémon que luchan temporalmente a nuestro favor o la Capucha de Conejo de la saga Zelda con la que adquirimos una mayor velocidad.

Alucinante elenco de luchadores

Como veis, todo gira en torno a los personajes que forman parte del plantel y a los universos de los que provienen. Sólo Super Smash Bros. puede presumir de reunir a los protagonistas y escenarios de sagas tan célebres y variadas como Mario, The Legend of Zelda, Donkey Kong, Pokémon, Metroid, Star Fox, F-Zero, Fire Emblem, Kid Icarus, Pikmin y Kirby (esta última también creada por Sakurai, por cierto), entre otras.

Este nuevo juego no sólo retiene a casi todos los luchadores que vimos en Wii, sino que además añade un buen número de acertadísimos debutantes para llegar a una cifra de aproximadamente 50 personajes (al principio dispondréis de 36, y tendréis que desbloquear a los demás). Se nota que ha habido un gran esfuerzo por mantener el equilibrio entre todos ellos: aunque son muy diferentes y variados, cada uno puede ser letal en las manos apropiadas.

De entre los nuevos cabe destacar al Aldeano de Animal Crossing (que gracias a su participación ya se ha convertido en un fenómemo meme en Internet), a la Entrenadora de Wii Fit (todo un puntazo tenerla en un juego de lucha), a Little Mac (el mítico boxeador protagonista de Punch-Out!!) y a Estela (la chica de Super Mario Galaxy, cada vez más presente en los juegos de Nintendo y que aquí lucha junto a la estrella Destello).

También es todo un acierto incluir a personajes más recientes, que existen desde hace poco pero ya se han ganado un hueco en los corazones de los usuarios de consolas Nintendo. Nos encanta poder jugar con tipos como Shulk de Xenoblade Chronicles, Daraen y Lucina de Fire Emblem Awakening y Greninja de Pokémon X e Y.

Y no sólo hay personajes de Nintendo, sino también invitados de auténtico lujo. Sonic, la mascota de Sega, ya apareció en la entrega de Wii y aquí volvemos a contar con su prodigiosa velocidad. Mega Man, el mítico personaje de Capcom, se une a la fiesta con sus disparos, así como Pac-Man, este último muy apropiado ya que Bandai Namco ha participado en el desarrollo del juego. Difícilmente podríamos tener mejores invitados, ya que se trata de tres de los personajes más icónicos de la historia de los videojuegos.

Luchadores Mii y personajes personalizados

Pero eso no es todo. De hecho, esta vez cualquier personaje que imaginéis puede ser jugable. Incluso vosotros mismos. Y es que, por primera vez, los Mii son jugables en Super Smash Bros., y además la idea se ha llevado a cabo de manera brillante. Hay tres tipos de Luchador Mii: Karateka (efectivo en el cuerpo a cuerpo), Espadachín (pensado para las medias distancias) y Tirador (con disparos de largo alcance). Teniendo en cuenta que hay webs a través de las que podéis escanear con vuestra 3DS los códigos QR de todo tipo de Miis, imaginad la cantidad de Luchadores Mii memorables que vais a poder incluir en vuestro juego con total sencillez. Nosotros ya hemos jugado a Super Smash Bros. con Mr. Bean, David Bowie y Batman.

Además, los Luchadores Mii son muy personalizables. Cada uno que creéis puede ser muy diferente, no sólo por las tres grandes variantes que ya hemos mencionado, sino también porque podéis elegir sus movimientos entre varias opciones y vestirlos con accesorios e indumentarias que iréis obteniendo como recompensas en los distintos modos.

Pero no sólo los Mii son personalizables: todos los personajes lo son. También es posible crear variantes del resto de luchadores principales, cambiar varios de sus parámetros y utilizar estas versiones alternativas. A medida que juguéis, conseguiréis accesorios y ataques especiales con los que personalizar a los personajes. Los accesorios potencian un parámetro a cambio de debilitar otro (por ejemplo, mayor Ataque a cambio de menor Defensa o Rapidez), mientras que los ataques especiales son los realizados con el botón B, de los que ahora podéis obtener más variantes. Por ejemplo, si jugáis con Luigi y pulsáis el botón B efectuaréis su clásica bola de fuego, pero nosotros hemos conseguido una recompensa que nos permite cambiar dicho movimiento por la "volea de fuego".

Si habéis jugado a anteriores Smash sabréis que, si movéis el pad en lateral, arriba o abajo mientras pulsáis el botón, el movimiento realizado es distinto. Todos esos ataques también son ahora personalizables, y si desbloqueáis lo necesario podréis elegir entre tres variantes distintas para cada uno de los cuatro tipos de ataque especial.

Smashventura, sólo en 3DS

Smashventura es un modo exclusivo de 3DS, dividido en dos partes y pensado para partidas cortas. Primero tendréis 5 minutos para recorrer amplios escenarios infestados de enemigos extraídos de distintos universos videojueguiles (un poco al estilo del Emisario Subespacial de Wii). Al derrotar enemigos y al abrir cofres obtendréis potenciadores que harán más fuerte a vuestro personaje.

Una vez transcurridos los 5 minutos, iniciaréis un combate con los otros tres personajes, y dependiendo de vuestro éxito al recoger potenciadores partiréis con mayor o menor ventaja. La gracia es que las reglas de este combate varían al azar en cada partida, y puede ser una clásica pelea por tiempo, por energía, por equipos u otras variedades que iréis descubriendo.

Más modos

En el modo principal Smash disputaréis combates libres en los que elegir las reglas que deseéis entre una gran gama de opciones. Podéis jugar por tiempo o por vidas, por equipos o todos contra todos, y seleccionar los objetos que aparecerán, entre muchas otras cosas.


La senda del guerrero es el equivalente al modo clásico, en el que tenéis que superar varios combates hasta llegar al enfrentamiento final contra la Master Hand. Pero esta vez hay novedades muy interesantes, en especial la selección de intensidad, que funciona igual que en Kid Icarus: Uprising. Cuanta mayor intensidad escojáis, más difícil os resultará ganar, pero mayores serán las recompensas que obtendréis (goldones, trofeos, accesorios, etc.). Además, antes de cada combate de La senda del guerrero podéis tomar caminos de distintos colores: los azules son más fáciles, mientras que los rojos suponen un desafío mayor.

Leyendas de la lucha es un nuevo modo en el que os enfrentáis a varios grupos de personajes, por orden desde los más viejos en el mundo de los videojuegos hasta los de más reciente creación. Así, empezaréis luchando contra Pac-Man, Donkey Kong, Mario, Luigi y Little Mac, y acabaréis peleando ante personajes como Shulk y Greninja.

Asalto es similar al Brawl multitudinario de Wii, y en él lucharéis contra hordas de Luchadores Mii: podéis establecer récords derrotando lo más rápido posible a 10 o a 100, despachando a todos los que podáis en 3 minutos o simplemente alcanzando el mayor número posible de noqueos hasta que vuestro propio personaje aguante.

Bomba Smash es un nuevo minijuego similar en concepto a Angry Birds, en el que hay que lanzar una bomba y destruir todas las dianas posibles. Por otra parte, nuestro querido Béisbol Smash está de vuelta para lanzar el saco lo más lejos posible a golpe de bate. También hay modo Entrenamiento, para que aprendáis a dominar los movimientos de los personajes.

La verdad es que todos los modos están pensados para partidas cortas, e incluso La senda del guerrero y Leyendas de la lucha pueden ser completados en poco tiempo (aunque son inmensamente rejugables, claro está). Esto puede ser razonable si tenemos en cuenta que es un juego portátil, un producto concebido para jugar a ratos y en momentos sueltos, y suponemos que en Wii U habrá algún modo algo más enfocado a partidas prolongadas.

Por cierto, hablando de su homónimo de Wii U, cabe destacar que será posible conectar ambas versiones para intercambiar personajes personalizados y para usar la 3DS como mando en la consola grande.

Multijugador local y online

Ya habéis visto que hay montones de contenidos para pasarlo bien en solitario, pero Super Smash Bros. siempre ha brillado más en compañía.

En comunicación local, hasta 4 jugadores pueden disfrutar de los modos Smash y Smashventura. Además, 2 personas pueden jugar en cooperativo a los modos Leyendas de la lucha y Asalto. Eso sí, tanto en unos casos como en otros es necesario que cada jugador disponga de una copia del juego, ya que este título no incluye el llamado "modo descarga".

En cuanto al online, podéis jugar "por diversión" (con ítems) o "en serio" (sin objetos, y teniendo en cuenta que los resultados quedarán registrados en las estadísticas). Y, aunque en nuestro juego aún no está disponible, también se espera que llegue pronto el modo Conquista del que os hablamos hace poco. Sin embargo, hay que lamentar que Smashventura sólo pueda jugarse en local, ya que tenerlo online hubiera dado mucho juego.

Por otra parte, las funciones StreetPass consisten en duelos de fichas: hay que golpear las fichas de los jugadores con los que os crucéis, y tratar de lanzarlas fuera del escenario. A cambio recibiréis goldones (la moneda del juego).

Apartados visual y sonoro

Gráficamente, Super Smash Bros. para 3DS tiene una intencionada diferenciación respecto a la versión que veremos pronto en Wii U, y es más cercana al estilo cómic. Los personajes están trazados con un contorno negro a su alrededor que los hace más fácilmente visibles en la pantalla de reducidas dimensiones de 3DS, aunque en las opciones es posible elegir que este contorno sea más fino o incluso hacerlo desaparecer del todo.

El diseño de personajes y escenarios está a un gran nivel, aunque lo mejor de todo es la fluidez con la que se mueve el juego, sin problemas de ralentizaciones. Además, y a pesar de que la acción incluye numerosos personajes y elementos en constante movimiento en una pantalla portátil, los combates rara vez se vuelven confusos, y se disfrutan tan bien como en una consola grande.

En cuanto a su magnífica banda sonora, incluye música nueva pero también es un gran homenaje al legado de Nintendo con numerosas remezclas de melodías de juegos protagonizados por los héroes aquí presentes, dependiendo del escenario en el que estéis jugando. Además, hay voces en español que pronuncian los modos y personajes escogidos y el ganador de cada combate, entre otras cosas.

Conclusiones

Este juego es un auténtico imprescindible para todo poseedor de 3DS, más que ningún otro del excelente catálogo de la consola, lo cual es decir mucho. Su jugabilidad es excepcional, y aún más pulida que en anteriores entregas: fácil de jugar y disfrutar, pero profundísimo y difícil de dominar plenamente. Y sus contenidos son tan amplios que cuesta creer que quepan en un juego de 3DS.

Su elenco de personajes es, sencillamente, el mejor que jamás se haya visto en la historia de los videojuegos, y todos ellos se han trasladado aquí respetando su espíritu y manteniendo su esencia y movimientos más característicos. Además, no sólo tenemos a los cerca de 50 héroes jugables, sino también una cantidad enorme de asistentes que aparecen en combate como Skull Kid, Mother Brain y Waluigi, entre muchos otros, y un buen montón de Pokémon a los que invocar a través de Poké Balls.

Es una celebración por todo lo alto no sólo de la historia de Nintendo, sino también de la de algunos importantes invitados de otras compañías. Lo pasaréis en grande coleccionando los cientos de trofeos que hacen referencia a multitud de elementos de juegos inolvidables de todas las épocas, los cuales podéis obtener a través de los variados modos que incluye. Os llevará infinidad de horas desbloquear todos los secretos que este Super Smash Bros. os aguarda.

Este juego es una pasada, muy divertido en solitario y apoteósico en compañía (ya sea local u online). Si tenéis una 3DS, el único motivo que puede haber para no adquirirlo es que estéis esperando a la versión de Wii U, y aun así puede merecer la pena hacerse con las dos si tenéis ambas consolas.

Valoración

Si eligiéramos un imprescindible entre el gran catálogo de 3DS, sería este. Por su jugabilidad, por sus personajes, por sus contenidos y, en definitiva, por su magia, supone uno de los mayores logros jamás llevados a cabo en una consola portátil.

Hobby

96

Obra maestra

Lo mejor

Excelente jugabilidad. Gran fluidez. Amplísimos contenidos. Los mejores personajes de la historia.

Lo peor

El multijugador local requiere que cada jugador tenga una copia. El online no incluye Smashventura.

Lecturas recomendadas