Principal Superhot
Análisis

Análisis de Superhot en realidad virtual para PlayStation VR

Por David Martínez
-

Versión comentada: PS4

Superhot es mucho más que un shooter. Es un puzle con aspecto de FPS, cuyo análisis ya os ofrecimos hace un año, cuando llegó a PC y Xbox One. Ahora tenemos la oportunidad de retomar el juego, con uno de los planteamientos más atractivos que hemos probado en PlayStation VR.

Superhot es uno de los desarrollos indies más interesantes del año pasado; un puzle en primera persona, con todos los elementos de un "shooter". El juego de Superhot Team (el equipo de Piotr Iwanicki) nos dejó muy sorprendidos con su uso del tiempo y su acercamiento estético; aquí podéis leer el análisis de Superhot para Xbox One, en que os explicamos sus mecánicas.  Pero ahora llega el momento de jugarlo en realidad virtual para PS4. ¿Cómo se comporta Superhot en PlayStation VR?

El argumento es lo de menos: nosotros interpretamos a un jugador de realidad virtual, que a su vez está inmerso en un juego de acción. Superhot es el "juego dentro del juego" y está compuesto por una serie de situaciones que parecen sacadas de una película de acción, como John Wick, Equilibrium o The Matrix. Así, podemos aparecer en un ascensor, pegados a nuestros enemigos o en amplios exteriores, viendo cómo se acercan desde lejos. Lo que tenemos que hacer es acabar con todos ellos y pasar a la siguiente sección (cada una dura apenas un par de minutos).

Jugando con el tiempo

Los enemigos se quedarán congelados mientras nosotros nos quedemos quietos, pero en cuanto movamos la cabeza o las manos, ellos (y sus disparos) comenzarán a avanzar. Y cuanto más rápido nos movamos, más deprisa lo harán ellos. Por eso, aunque la apariencia es la de un juego de disparos, en realidad cada nivel es un rompecabezas. Tenemos que observar los objetos a nuestra disposición y los objetivos, y seguir unos pasos muy meditados para abatirlos. 

Superhot VR 4

Como controlamos el tiempo, las balas se pueden esquivar (o cortar con armas blancas), podemos coger armas al vuelo o arrojar shuriken, disparar haciendo "posturitas"... la cuestión es "gustarnos" mientras nuestros enemigos caen uno detrás de otro. Eso sí, cada vez que fallamos, el juego nos devuelve al comienzo del nivel -pueden ser varias secciones- así que corremos el riesgo de aburrirnos.  

Mejor en realidad virtual

Las diferencias de Superhot en PSVR respecto a la primera versión suponen una importante mejora. No podemos desplazarnos en los niveles, pero todos los movimientos son mucho más intuitivos. Esquivar con el cuerpo, disparar utilizando los mandos PS Move, y disfrutar de los entornos minimalistas en 360º nos hacen disfrutar mucho más de la experiencia. 

Comprar John Wick 1 & 2 Blu Ray

Mientras que el comportamiento del visor es perfecto, los controles nos han fallado en alguna ocasión. El hecho de no poder atrapar un arma que cae a nuestros pies o la dificultad para arrojar objetos -puede ser por nuestra configuración, aunque cambiamos la cámara de posición y recalibramos varias veces- nos "saca" del desarrollo. Claro que si conseguimos superar estos fallos puntuales, la experiencia es muy satisfactoria.

Superhot VR 3

Técnica virtual 

El apartado visual es arriesgado, pero sigue funcionando a la perfección. Todo Superhot está construido con un código de tres colores. Los escenarios son completamente blancos -lo que nos recuerda al entrenamiento de Neo en The Matrix-, los enemigos son de vidrio rojo y las armas y objetos con los que se puede interactuar son de color negro. No hay grandes efectos, y los modelos son muy poligonales; lo más destacable es ver cómo los objetivos se hacen mil pedazos con cada impacto. Todo el juego es así, salvo pequeños momentos, entre niveles, en que volvemos a la "realidad": una habitación donde nuestro personaje carga sucesivos diskettes con nuevos escenarios. 

Superhot VR 2

La iluminación consigue darle profundidad a los entornos monocromo, las físicas son contundentes, y la sensación de empuñar un arma es tan verosímil como en Lethal VR (aunque no se puede comparar con el comportamiento del fusil en Farpoint). El apartado sonoro no hace grandes alardes, pero resulta igualmente inmersivo. 

Pero de nuevo, como en el original, se nos queda muy corto. El modo principal se puede terminar en unas tres horas, y los extras que aparecen a continuación no son gran cosa. El catálogo de armas (pistolas, escopetas de cañones recortados, mini UZI...) también se queda escaso, y esto es lo que le da más "creatividad" a nuestra manera de jugar. 

Superhot VR

Superhot para PlayStation VR es una de las mejores experiencias que se pueden disfrutar en realidad virtual. Su planteamiento es muy original, y algunos niveles son verdaderamente desafiantes (aunque si nos toca repetir varias veces, puede sacarnos de quicio). Como muchos de los títulos que han aparecido en esta plataforma, tiene un increíble potencial, pero no está rematado. Es una experiencia muy intensa... que se nos termina cuando empezamos a dominar. 

Valoración

Las grandes sensaciones que nos dejó Superhot, mejoran en realidad virtual. El juego de Piotr Iwanicki es un rompecabezas con aspecto de FPS, que nos obliga a pensar cómo salir de cada situación antes de mover un músculo. Lástima de su escasa duración y variedad.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

El planteamento de los puzles, el arriesgado estilo visual y la inmersión con VR.

Lo peor

Es corto, y muchas situaciones se repiten. Técnicamente no es gran cosa.

Lecturas recomendadas