Análisis

Análisis de Table Top Racing

Por Alberto Lloret
-

Versión comentada: PS VITA

Table Top Racing es un homenaje a los clásicos “Toy Racers” o arcades de velocidad con coches de juguetes que compiten en entornos como una mesa y con objetos cotidianos en ellos… pero puesto al día con multitud de opciones.

Si creciste jugando con los Micromachines de Codemasters, seguro que lo recuerdas como un divertido arcade en el que manejábamos diminutos coches que competían en improvisadas pistas creadas sobre una mesa o en el suelo de un dormitorio, muchas veces acotadas por lápices, magdalenas, cartas, botones y otros objetos comunes. Un estilo de juego que causó furor en los 90, pero que ahora ya parece cosa del pasado. Hasta ahora, ya que gracias a PlayRise Digital, estudio indie fundado por uno de los creadores de WipeOut, este estilo de juego vuelve puesto al día.

Table Top Racing es un arcade de velocidad para PS Vita que sigue a pies juntillas el concepto de los "Toy Racers", pero lo pone al día de muchas y muy variadas maneras. Por ejemplo, podemos jugar con la clásica cámara aérea… pero resulta mucho más cómodo  si lo jugamos con la vista trasera, lo que además nos permitirá ver unos coloristas circuitos que se mueven con una fluidez exquisita, a 60 frames por segundo. Y no solo eso, a la hora de jugar, la variedad y la calidad está asegurada.

Si empezamos por modos y opciones, pues encontramos un poco de todo: desde 4 campeonatos de dificultad creciente compuestos por cerca de una decena de eventos distintos. Hay carreras contra el crono, contra otros 5 coches, con y sin power ups (bombas, cohetes, turbo…), carreras en las que en cada vuelta se elimina al último, eventos en los que debemos chocar contra el coche un único coche que comienza con ventaja, torneos con 3 carreras… Se repiten en casi todos los campeonatos, pero en ningún momento las pruebas llegan a hacerse repetitivas.

Cada uno de estos eventos está puntuado con el clásicas sistema de 1 a 3 estrellas, que además nos reportan dinero con el que modificar los vehículos (color, ruedas que nos dan habilidades…). Incluye micropagos por si quieres comprar monedas extra, pero lo cierto es que no tendrás que hacerlo nunca: avanzar es bastante fácil (sacar 3 estrellas en algunas carreras no tanto), y hasta el último campeonato no empiezan a complicarse las carreras. Es un juego pensado para divertir, no para frustrar (salvo al final).

Parte de la diversión que ofrece se debe a su genial control. Es un arcade, sí, pero tiene en cuenta algunos aspectos como el agarre, que resulta ligeramente distinto en cada vehículo, por lo que siempre tendrás algo de margen para aprender a dominarlos, mejorar y apurar más en las curvas. Se nota que detrás del juego está gente que trabajó en WipeOut, porque era una de las claves del éxito del recordado juego de Psygnosis y aquí también tiene su parte del mérito.

Y no solo hay campeonatos: no faltan las pruebas de derrape, los eventos especiales, las carreras sueltas, modo multijugador ad hoc y online (con ránkings incluidos)… Vamos, que por los 5,99 euros que cuesta, te llevas un juego con bastante contenido para un jugador (aunque solo tiene 8 circuitos, 16 si cuentas sus versiones inversas) y que también es bastante rejugable si pretendes conseguir las 3 estrellas en todas y cada una de las pruebas.

Aún con todo, Table Top Racing tiene algunos defectos. Algunos afectan al control, ya que algunas cosas no están muy bien resultas. Por ejemplo, el panel táctil trasero se utiliza para activar el retrovisor (vamos, mirar lo que pasa por detrás nuestro), y no será raro que en ocasiones le des sin querer, como el stick analógico derecho, que también trastoca la cámara. Y no solo eso: la traducción al castellano es un tanto irregular, la banda sonora bastante floja y el interfaz algo simplón…

Pero aún con todo, cuando te pones a correr, Table Top Racing rinde homenaje a un subgénero con gran acierto, combinando elementos de clásicos arcades como Micromachines, Mario Kart o incluso Burnout –salvando las distancias-, dejando una experiencia entretenida y duradera, y además, con un precio bastante ajustado… aunque no es menos cierto que en dispositivos IOs y Android lo puedes descargar completamente gratis (soportando, eso sí, publicidad).

Valoración

Un entretenido arcade de velocidad con coches de juguete, al estilo del clásico Micromachines, pero con una gran variedad de tipos de pruebas, modo online y ad hoc...

Hobby

74

Bueno

Lo mejor

60 frames por segundo, un gran control de los vehículos, variedad, precio...

Lo peor

La distribución de los controles. Pocos circuitos. Baja dificultad inicial.

Lecturas recomendadas