Tekken 7
Análisis

Análisis de Tekken 7, el juego de lucha para PS4, One y PC

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: PS4

Aprieta los puños, porque el duelo definitivo de los Mishima llega hasta tu mis-Mishima consola. ¡Tekken, la saga de lucha 3D más popular, ha regresado! Veamos si está a la altura de su legado.

Se ha traído y llevado mucho, pero por fin tenemos con nosotros Tekken 7, el juego de lucha que llega en un cierto momento de ebullición del sector. Hace un par de días os mostramos el excelente Guilty Gear Xrd Rev 2 y aún nos estamos "recuperando" del magnífico Injustice 2. Así las cosas, el clan de los Mishima tendrá que demostrar que puede volver a gobernar con puño de hierro un género que sin duda fue suyo a finales de los 90.

En lo más básico, el planteamiento no ha cambiado: tenemos ante nosotros unos combates uno contra uno en los que, aunque la mayoría del tiempo nos movemos en 2 dimensiones, podemos desplazarnos también en profundidad para esquivar ataques y preparar un golpe sorpresa. A diferencia de otros títulos del género, aquí no abundan los proyectiles o las "magias", sino que todo depende mucho más del cuerpo a cuerpo, los combos y las presas. 

Una vez nos soltamos la melena, comenzaremos a aprovechar las paredes para hacer chocar a los rivales contra ellas, a atacarlos en el suelo o a sacar partido a los "juggles" (seguir golpeando al rival mientras está en el aire) para convertirnos en verdaderos luchadores del "estilo Tekken". Ahora bien, los chicos de Bandai Namco han preparado algunas novedades de peso en la jugabilidad. La más relevante es el Rage System: cuando nos queda poca vida, nuestro personaje entra en modo Rage (furia), en el que sus golpes hacen más daño y podemos ejecutar ataques únicos. El más contundente, llamado Rage Art, puede robar un tercio de la barra de salud del rival mientras nuestro personaje se luce con espectaculares coreografías.

Tekken 7

Con esta medida se busca dar una oportunidad a los que no sean tan mañosos con los combos y, desde luego, su inclusión ha cambiado mucho el transcurso de los combates. En ese sentido, habrá quien vea con malos ojos este añadido, porque Tekken siempre ha sido un juego especialmente pensado para jugadores habilidosos, que indagan a fondo en el completo catálogo de golpes de cada luchador, y estos ataques resultan "facilones", máxime si tenemos en cuenta que se activan con solo pulsar un gatillo. De lo que no cabe duda es de que los Rage Art aportan los golpes más impactantes del juego.

Lee nuestra entrevista exclusiva sobre Tekken 7 con el productor Katsuhiro Harada

Al margen de esto, también se incorporan los Power Crush, ataques que no se detienen aunque seamos golpeados, si bien nuestra barra de vida sí se verá afectada. De una forma más sutil, también se han retocado los ataques cuando el rival está en el suelo o en el aire, de tal forma que ya no podemos abusar tanto de esos recursos. Dos o tres "tollinas extra", vale, pero eso es todo. Nada de hacer rebotar al rival contra el suelo hasta que reviente. Así, la acción se centra más en la lucha pura y dura. ¡Ah! Por si os lo preguntáis: hay escenarios que se pueden destruir parcialmente, por lo que a veces podemos romper el suelo para llegar a una nueva zona.

Las novedades de Tekken 7 también afectan al plantel de luchadores. Nada menos que 9 nuevos contendientes (10, si tenemos en cuenta al nuevo modelo de Jack) se suben al ring:

Tekken 7
  • Lucky Chloe va vestida en plan "otaku" y ataca de forma muy dinámica. Ojo a sus patadas.
  • Claudio es un italiano que pertenece un clan cazador de demonios. Pelea de forma parecida a nuestro Miguel.
  • Katarina es una brasileña que usa el savate para dar caña a la velocidad del rayo. Muy sencilla de controlar.
  • Sheheen es un árabe que lanza unos puñetazos directos de aúpa.
  • Josie es una filipina especializada en kickboxing.
  • Gigas es una bestia parda que os destrozará en el cuerpo a cuerpo.
  • Master Raven toma el relevo de Blade... Digo, de Raven y tira de katana en algunos ataques.
  • Kazumi Mishima: nada menos que la mujer de Heihachi y madre de Kazuya. Pelea de forma similar pero además puede volar y lanzarnos un tigre... Al igual que Jin y Kazuya, puede transformarse y con ello su estilo de combate cambia radicalmente.
  • Akuma: el gran personaje invitado, uno de los grandes estandartes de Street Fighter. Pelea exactamente igual que en su saga de origen, así que podéis lanzar Hadoken en el aire, ejecutar el tatsumaki o el shoryuken... ¡Y hasta tiene una barra de energía propia para los ataques especiales! Su estilo se ha copiado del que tenía en Street Fighter IV, así que puede ejecutar un Focus Attack... Y ojo, que también tira de parry para bloquear ataques y puede castigarnos con su "ataque de las mil muertes".
Tekken 7

El número de personajes nuevos es estupendo, si bien es cierto que por el camino hemos perdido a algunos contendientes icónicos como Christie Monteiro, Julia, Marduk... ¡¿Y dónde está Mokujin?! En cualquier caso, tenemos un plantel muy completo y variado, con 36 luchadores (37, si contamos el cambio de skin de Lee/Violet y 38 si añadimos a Eliza, que se regala a los que hayan reservado el juego. Además, se ha anunciado que en el futuro llegarán otros 2 luchadores invitados de otras sagas. Pero para esos habrá que pasar por caja, amigos...

La leyenda del gen del diablo

El catálogo de modos de juego no es particularmente innovador, pero resulta lo suficientemente completo. El modo estrella es la Historia, que se centra exclusivamente en el clímax de la saga de los Mishima. Kazuya y Heihachi van a poner punto final a su duelo de años (ya lo dijo el productor Katsuhiro Harada: solo uno de los dos saldrá de esta), por fin conoceremos el papel de Kazumi en todo esto... Y de paso veremos cómo el propio Akuma se involucra en la historia. Otros personajes como Lars, Nina o Alisa también participan, pero el peso fundamental es para el "núcleo duro" de la familia. La verdad es que, aunque se hace corta, esa parte de la historia resulta bastante épica y los duelos finales, con música coral y todo, son pura emoción.

Eso sí, permitidme que me detenga aquí para decir: ¡señores del Tekken Project, basta ya de jefes finales "tramposos" que recuperan vida automáticamente y te eliminan de un solo golpe, que se pierde la gracia, leñe! Si pensábais que Ogre o Jinpachi eran duros, esperad a ver a los coleguitas que aguardan al final de este modo...

Tekken 7

Además de la historia principal de Tekken 7, desbloqueamos una serie de combates individuales que desarrollan pequeñas tramas de otros personajes, como Law, Kuma o Paul. Hombre, se agradece que no los hayan metido a la fuerza en la trama principal (bastantes juegos intentan ya meter con calzador a todos los personajes), pero ya que los ponen aparte, podían haber mimado un poco más sus historias, que más bien parecen sketches inconexos.

Siguiendo con los modos sin conexión, podemos participar en un modo Arcade (ejem, Street Fighter V, ejem) con rondas de 5 combates que culminan con Kazumi como "jefa final", pero no esperéis endings para los personajes. También encontramos un Versus local (solo contra otro jugador, no se puede contra la CPU) y el divertido modo de Búsqueda del Tesoro, en el que subimos de tango a base de combatir contra la consola y ganamos dinero e items de personalización. A veces, podemos participar en combates especiales a velocidad más rápida, con personajes que custodian items difíciles de conseguir, etc.

En el terreno del online, podemos entrar en partidas igualadas o libres (tenemos un rango de jugador diferente para las partidas online y para las offline) y montar tornos de hasta 8 jugadores. En el momento de preparar este análisis de Tekken 7, lógicamente, no había demasiados jugadores contra los que pelear, pero las partidas que hemos disputado no han presentado problemas de fluidez o cuelgue. Habrá que ver cuando los servidores estén a pleno rendimiento.

Tekken 7
Sí, a mediados de los 90 flipábamos con estos "esperpentos".

En un ámbito más relejado, podemos acceder a una "gramola" desde la que escuchar las melodías del juego y una galería con imágenes y vídeos. Lo interesante es que también se han incluído imágenes, vídeos y melodías... ¡De todos los juegos anteriores de la saga! Un puntazo, sí señor. Es muy divertido ver cómo han envejecido los otrora asombrosos vídeos de la primera PlayStation, por ejemplo. Para ver todo este contenido hay que pagarlo con dinero del juego, pero no os preocupéis, porque es muy fácil obtenerlo a base de combatir.

Tekken 7 personalizacion

El dinero también se puede invertir en la personalización, ya sea de nuestra tarjeta de jugador (e incluso las barras de salud) como de los propios luchadores. Cada uno tiene items propios que se pueden personalizar, desde la ropa hasta complementos como mazos o pizzas. En algunos casos, hasta es posible cambiar las explosiones de nuestros golpes o el color del aura que desprendemos.

El catálogo de modos crece un poquito en la versión PS4 de Tekken 7, ya que esta incluye un modo Realidad Virtual. Al colocarnos PlayStation VR en la "azotea", tendremos dos posibilidades: disputar un combate o ver los modelos de los luchadores. En el primer caso, peleamos contra la CPU sin barras de vida ni indicaciones. No podemos ganar o perder, se trata solo de disfrutar de la experiencia de ver a dos rivales repartiendo estopa en tres dimensiones. El segundo caso nos permite ver un par de animaciones de nuestros personajes y trastear con sus vestimentas. Ninguna de estas opciones es particularmente memorable, la verdad, pero se agradece el extra. Aquí podéis ver un combate VR en movimiento (existe la opción de ralentizarlo para ver las poses más en detalle).

Según el cristal con que se mire

Ya que estamos hablando de gráficos, pasemos al rendimiento técnico del juego, que en términos generales es bastante satisfactorio. El principal motivo de alegría está en los frames por segundo, ya que los combates efectivamente se mantienen a unos 60 FPS constantes. Lamentablemente, parece que el uso del Unreal Engine 4 ha pasado algo de factura a la resolución, que se queda en torno a los 900p en PS4 y en 720p en Xbox One. Nosotros lo hemos podido probar en PS4 Pro y parece que la resolución sí alcanza los 1080p en ese formato. Pero más allá de cifras para los que miren con lupa, encontramos algo de cal y arena en los propios combates.

Hay montones de efectos gráficos durante los golpes (molan las explosiones y esas cámaras lentas durante los golpes más importantes), pero los modelos de los personajes no acaban de ser todo lo majestuosos que deberían ser. Los rostros atraen, pero las animaciones faciales son muy escuetas, el pelo parece "acartonado" y da la sensación de que faltan efectos de iluminación y sombra. De hecho, ni siquiera aprovecha los efectos HDR, cuando otros juegos de lucha como Injustice 2 ya han apostado por ello. En cualquier caso, las secuencias de lucha durante la Historia son una gozada, sobre todo en los compases finales.

Lo mismo sucede con los 20 escenarios: algunos, como el del mercadillo o el estadio, son bastante vistosos, pero otros, como la azotea del edificio, nos parecen demasiado simplotes para los tiempos que corren. En conjunto, los gráficos están a un buen nivel y dan pie a algunos planos ciertamente espectaculares, pero esperábamos algo más de "excelencia" por parte de una saga que en sus años mozos rompía moldes. ¡Anda que no flipábamos con los gráficos de Tekken 3!

Tekken 7

En lo relativo al sonido, las melodías son bastante cañeras e incluso majestuosas por momentos, así que no hay nada que objetar. En el caso de las voces, hay que destacar el detalle de que cada luchador (o, al menos, la mayoría de ellos) hable en su idioma original. Así, los Mishima hablan en japonés, Claudio habla en italiano... Y sí, Miguel habla en español, como ya lo hiciera en Tekken Tag Tournament 2. Su actor es Héctor Garay, al que recordaréis como Jonah en Rise of the Tomb Raider.

En definitiva, Tekken 7 es un más que digno representante de esta legendaria saga. No es perfecto ni en lo técnico ni en lo jugable (el tiempo dirá si los Rage Arts han supuesto una evolución o un paso atrás), pero sí es una apuesta sólida y completa, que puede enganchar tanto a los que busquen "combazos" multijugador como a los que los quieran en solitario. Los productores ya dijeron en su momento que el plan era no saturar de contenido a cambio de ofrecer una experiencia más equilibrada. Nosotros, desde luego, quedamos satisfechos. Ya solo falta que acaben lanzado el eterno Tekken x Street Fighter y nuestra felicidad será completa.

Valoración

La franquicia presenta una más que correcta actualización y se convierte en uno de los juegos de lucha más apetecibles de la actualidad, si bien se queda un poco por debajo de los titanes del género.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

El ecléctico y numeroso plantel, aun con la falta de ciertos luchadores "históricos". La historia principal. ¡Akuma!

Lo peor

A nivel técnico se queda un pelín por debajo de los mejores del género. Las "trampas" de los jefes finales.

Lecturas recomendadas