Análisis

Análisis Tekken Revolution

Por Francisco Javier Gomez
-

La nueva entrega de la saga Tekken es, como dice la coletilla que acompaña al título del juego, toda una revolución: se vuelca con el free-to-play como modelo de negocio sin renunciar a los característicos combates uno contra uno propios de la saga. Una apuesta arriesgada con resultados desiguales…

La saga Tekken (literalmente “Puño de Hierro”) se ha consolidado como uno de los pilares básicos sobre los que se asienta el actual género de lucha. El primer título, nacido en los arcades recreativos allá por el año 1994, apostaba por luchas cuerpo a cuerpo y los combos de ataque olvidando las “magias” que había puesto de moda Street Fighter II.

Con personajes icónicos y una jugabilidad perfectamente estudiada, el éxito estaba asegurado; un éxito que se acrecentó aún más cuando en 1995 pasó a PSOne convirtiéndose en un título de culto. Desde entonces hasta ahora, no son pocos los que consideran a la serie Tekken como el título más técnico en lo que a sistema de lucha se refiere. Para hacer todavía más amplia esa masa de seguidores, llega Tekken Revolution, un título gratuito basado en micropagos que tiene una buena base para los que quieran iniciarse en la saga, aunque a los más “veteranos” puede saberles a poco pese a algunas interesantes novedades. Pero vayamos por partes…

Aunque al principio el juego estaba bastante “pelado” en cuanto a opciones, varias actualizaciones han ido conformando un título bastante más sólido en todos los apartados y con suficientes opciones de juego. El último parche, recibido este pasado día 24 de julio, añadía nuevos luchadores (Hwoarang y Dragunov), un modo Entrenamiento, así como dos nuevos niveles de dificultad para el modo Arcade. De esta manera, el juego presenta a 8 luchadores de inicio (Asuka Kazama, Jack-6, Kazuya Mishima, King, Lars Alexandersson, Lili, Marshall Law y Paul Phoenix) y 6 desbloqueables a medida que vamos consiguiendo puntos de experiencia: Alicia Bosconovitch, Bryan Fury, Leo Kliesen y Steve Fox.  

Un plantel de luchadores no demasiado amplio por el momento, pero que a buen seguro irá aumentado con nuevas actualizaciones. Una carencia que queda solventada en parte por una interesante novedad: podemos ir mejorando los atributos de cada personaje (poder, resistencia e impetú) con puntos de experiencia y dinero obtenidos después de cada combate.

Pese a la citada escasez de luchadores, son suficientes personajes para disputar unos espectaculares combates . No hay novedades de peso a la hora de luchar, más allá de la inclusión de algunos nuevos golpes y de movimientos especiales de fácil ejecución. Una medida que facilita las cosas a los recién llegados a la saga de Namco. Por lo demás, encontramos la esencia de la lucha propia de Tekken: combos de ataque, llaves, golpes críticos, etc. Todo ello en cuatro modos de juego: Arcade (combatir contra la consola aunque sin un modo Historia al uso), partidas de ranking online, partidas no clasificatorias y entrenamiento.

Como vemos, las partidas online son el verdadero corazón del juego. Y la verdad que, exceptuando la búsqueda de contrincantes que tarda más de la cuenta, funcionan bastante bien y sin apenas lag.  Además, el sistema de ranking basado en niveles, “pica” para ir subiendo de nivel y forjando luchadores más poderosos. Está claro que se echan de menos más modos de juego y opciones, pero para tratarse de un juego gratuito nos parece más que suficiente. Aunque todo está muy bien, seguro que una pregunta ronda ahora mismo tu cabeza: ¿al ser un título F2P puedo jugar gratuitamente todo lo que quiera? Pues sí y no…

Todas las opciones (menos el entrenamiento) se basan en las monedas y tickets de juego: para el Arcade tenemos gratis 2 monedas de inicio y para los combates online otras 5, costando una moneda cada partida a cualquiera de estos modos de juego. Además, tenemos tickets Premium que se obtienen al ganar combates o en determinadas circunstancias y que también se pueden usar para jugar partidas. ¿Y qué pasa cuándo se acaban?

Pues hay dos formas de volver a conseguir monedas: la primera es esperar 60 minutos para regenerar cada moneda de Arcade y 30 minutos para el caso de las de combate Online. La segunda opción, para los más impacientes o los que quieren subir rápidamente de nivel, es pagar por un pack de monedas Premium en la Store. Actualmente, el precio de 4 monedas Premium está en 0,99 euros, el de 10 a 2,99 euros y el pack de 30 monedas a 4,99 euros. Sinceramente, el sistema de monedas empleado no nos parece una mala idea porque permite jugar gratuitamente varias veces al día y se reserva el pago para los jugadores que quieran dedicarse en cuerpo y alma al juego. Cierto es que el juego peca de ser escaso en opciones y luchadores (¿dónde está el modo para 2 jugadores local?), pero no hay que olvidar que es un juego totalmente gratuito.

Respecto al aspecto gráfico, sigue la senda marcada por anteriores títulos de la saga Tekken y muestra un gran acabado visual en lo tocante a personajes, efectos y escenarios. Lo más llamativo es el ligerísimo acabado “cell-shading” de los luchadores que le da un toque bastante original. Efectos sonoros y música resultan correctos aunque sin llamar especialmente la atención.

En resumen, Tekken Revolution es un correcto juego de lucha que ha mejorado mucho desde su primera versión gracias a las nuevas actualizaciones. Sigue teniendo limitaciones como el escaso número de luchadores y pocas opciones de juego, pero no podemos olvidar que se trata de un título free to play. Si eres un neófito en la saga y quieres probar un Tekken aquí tienes una buena oportunidad. Y para los más “curtidos” en el género de la lucha siempre quedará el completísimo Tekken Tag Tournament 2.

Valoración

Un correcto juego de lucha que no renuncia a la esencia de la saga Tekken. Gracias a su concepto de (semi) gratuidad ve compensadas ciertas carencias en cuanto a opciones de juego y plantel de luchadores.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

El nuevo sistema de mejora de luchadores. Fluidos combates online. Es gratuito.

Lo peor

Pocos luchadores y modos de juego. El modo Arcade no tiene trama y es poco rejugable.

Lecturas recomendadas