Análisis

Análisis Tekken Tag Tournament 2 de Wii U

Por Laura Gómez
-

Es fácil recomendar Tekken Tag Tournament 2 teniendo en cuenta que es el único juego de lucha que veremos en el lanzamiento del nuevo hardware de Nintendo, pero el título tiene otros méritos. Los modos exclusivos de esta versión entretendrán a fans y a nuevos seguidores...disfrazados de Link o Bowser. 

En el pasado, los juegos de lucha ofrecían miles de combos que memorizar y estrategias que aprender con todo el tiempo del mundo en nuestras manos. Tekken Tag Tournament 2, sin embargo, pretende ser diferente: quiere que aprendamos a jugarlo y es exigente. Quiere que pasemos horas perfeccionando nuestros tiempos y movimientos con diferentes personajes, customizándolos a nuestro antojo. Hay un problema básico con todo esto: ninguno de esos datos a los que aspira Tekken es fácil de conseguir. Tekken Tag Tournament 2 es un novio un tanto celoso.

Los jugadores no familiarizados con el universo Tekken deberán ir directos al Fight Lab, que actúa como tutorial y como reemplazo al modo historia tradicional. Esta mini-campaña está especialmente diseñada para enseñar al jugador las maniobras específicas de Tag 2, y además lo hace de una forma muy absurda (y exigente): niveles llenos de combatientes al estilo Power Ranger que lanzan pizzas. ¡Uno de los jefes finales es un Ryu de Street Fighter en su versión más rolliza! 

El código ha sido optimizado, pero una vez nos sumergimos en las peleas, nos damos cuenta de que Tekken Tag Tournament 2 sigue siendo un Tekken. Sigue teniendo las mecánicas sólidas de lucha que todos conocemos desde 1994: puñetazos, bloqueos y malabarismos en el aire. Si eres un fan de la saga, no te defraudará.

Niveles competitivos…y personalizados

El mayor cambio de Tag 2 es la introducción del sistema Tag Assault, que tiene docenas de personajes con los que podemos crear infinitos combos. Las opciones para los que elijan Tag 2 como juego de lucha son abundantes. Hay modos de combate para dos, un modo práctico que permite grabar y subir vídeos y el modo Survival. Una de las cosas más divertidas de este Tekken es el modo Pair Play: diseñado para cuatro jugadores, permite que cada persona controle un jugador y el resultado es un conjunto de personas gritando y riendo en una fiesta muy caótica.

No es un modo pensado para la competitividad, pero definitivamente merece la pena. En otras palabras, Tag combina las modalidades de juego clásicas con modos de juego online de tal manera que continuar siempre supondrá un estímulo. Además, con el modo Tekken Tunes podemos modificar la música de escenarios y menús, eligiendo entre los temas de nuestro sistema o los descargados en el juego como DLC. 

Si recordáis el Tekken Ball de Tekken 3, este también es vuestro juego. Esta especie de voleibol sobrenatural es un modo exclusivo de esta versión para Wii U y, refrescando la memoria, consiste en atacar a nuestro contrincante acumulando nuestros mejores ataques en una pelota de plástico; si almacena demasiada energía o toca el suelo, nuestro luchador pierde vida. 

A pesar de su locura, los combates tienden a ser muy parecidos entre sí. Cuando jugar con King y su extraña cabeza de leopardo empieza a ser un poco aburrido, llega la personalización de los personajes a salvar el barco. Si quieres a Marshall Law con gafas de pasta o a Anna vestida como Samus Aran o la princesa Peach, puedes tenerlos. Estos añadidos no cambian las capacidades del personaje, pero ayudan a crear una experiencia única. Da gusto ver que un juego de lucha puede seguir siendo creativo.

Ingeniosos usos para el control de Wii U

Después de la decepción de Tekken 6 y la entrega de 3DS, la fluidez de Tag 2 en Wii U es alucinante. Todo está perfectamente nítido y no hay (casi) ni rastro de aquellos juegos que corrían tan mal. En esta entrega, la competición es de movimientos y no visual, aunque los tiempos de carga son elevados. Por otro lado, la pantalla táctil de Wii U incluye el control de los personajes desde ella, pulsando de forma consecutiva cualquiera de las cuatro barras que son el equivalente a los botones físicos de la consola.

Cada barra que encontramos en la pantalla táctil en mitad de las peleas, ejecuta un ataque diferente. Si nos cansamos de pulsar los botones, esta opción de comandos resulta ser bastante más ágil y efectiva: da la sensación de que los movimientos son más rápidos. A pesar de esto, creemos que el control ha sido desaprovechado: selección de personajes, algunos comandos y el uso Off-TV se nos quedan cortos.

Una amplia lista de opciones de customización de personajes y modos hacen de Tekken Tag Tournament 2 un buen añadido a la franquicia, pero hay que pasar por alto algunos de los aspectos más frustrantes del universo Tekken. Como aportación al género, podría haberlo hecho muchísimo mejor, pero una vez metidos en el juego, los fans del griterío adorarán esta ambiciosa propuesta. Lo mejor es verlo con vuestros propios ojos.

Valoración

Es un buen añadido a la franquicia. Más personajes, más escenarios y los detalles del universo Nintendo son todo un puntazo. Sufre un poco en los tiempos de carga, pero...es un Tekken.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

La inclusión de los elementos nintenderos en las batallas y su gran capacidad de personalización.

Lo peor

El potencial desaprovechado del pad de Wii U.

Lecturas recomendadas