Análisis

Análisis de Toy Soldiers War Chest

Por Luis López Zamorano
-

Versión comentada: Xbox One

En el análisis de Toy Soldiers War Chest descubriréis todas las claves de esta nueva entrega de la saga de Ubisoft que ya está disponible para PC, PS4 y Xbox One. ¡Las batallas entre los soldados de juguete más apasionantes han regresado!

¿Os acordáis de cuando erais pequeños y organizabais enormes batallas entre todos buestros muñecos? Esa época de nuestra vida es la que quiere recordarnos precisamente Ubisoft con Toy Soldiers War Chest, un título de estrategia y acción desarrollado por Signal 1 que está enfocado tanto para adultos como para jóvenes usuarios. Aunque son los primeros los que más disfrutarán del juego ya que posee un importante factor ochentero.

Luchando por el reinado del arcón de juguetes

Toy Soldiers Wars Chest sigue el planteamiento de las entregas anteriores de la saga. Es decir, nosotros controlamos a uno de los ejércitos de soldaditos de juguete disponibles y nos enfrentamos al resto para demostrar que el nuestro es el más poderoso de toda la colección. Para ello, vamos disputando diferentes batallas introducidas por vídeos animados en los que dos pequeños hermanos presentan las nuevas tropas y los distintos escenarios de juego inspirados en los mundos de fantasía de los diferentes ejércitos.

Estas batallas siguen un sistema que de sobra será conocido para todos: el clásico Tower Defense. Con esto, nos plantamos en el escenario en miniatura para intentar defendernos de los ataques de nuestro oponente, protegiendo la entrada a nuestra fortaleza (el arcón de juguetes). Para lograr impedir el avance rival, colocamos diferentes tipos de torretas en distintos puntos del mapa que se activan automáticamente cuando el enemigo se aproxima a ellas.

Por supuesto, nosotros mismos podemos tomar el control de las torretas en cualquier momento para lograr una mayor efectividad en los disparos. Además, hay varios tipos de torretas, dependiendo de sobre qué tipo de unidades enemigas resulten más efectivas en el título de Ubisoft. Eso añade aún un mayor factor estratégico a las batallas ya que las tropas rivales llegan por oleadas, con un tiempo entre cada una para que podamos hacer reparaciones, mejoras y cambios de torretas con el dinero ganado durante los enfrentamientos si fuera necesario para aguantar la siguiente acometida (todo esto se puede hacer en cualquier momento, aunque las pausas entre oleadas ayudan a pensar mejor la jugada).

Y sí, habéis leído bien, podemos cambiar las torretas en cualquier momento de la batalla, así que si, por ejemplo, tenemos demasiadas torretas anti-personas y se acercan varias unidades a motor, podemos vender alguna de las primeras para poner en su lugar alguna antitanque. Del mismo modo, podemos mejorar sus parámetros en cualquier momento, añadiendo las mejoras que se van desbloqueando para cada tipo de torreta a medida que avanzamos en la historia. Aunque si no somos muy pacientes, siempre podemos comprar las mejoras con el dinero ganado en la batalla o con dinero real, uno de los grandes peros de Toy Soldiers War Chest ya que parece que abusa de los contenidos de pago (hablaremos de ello en el siguiente apartado).

Por si todo esto fuera poco, cada ejército cuenta con sus propias unidades, por lo que Toy Soldiers War Chest nos incita a pasarnos su modo historia con cada uno de ellos para descubrir todas sus topas y habilidades. Además, todos los ejércitos cuentan con un héroe que puede activarse durante un tiempo limitado tras lograr rachas de puntos y que nos otorga una gran ventaja durante los enfrentamientos (al más puro estilo de los héroes de Star Wars Battlefront).

¡Por el poder de Grayskull! ¡Yo soy DLC!

Si hay algo que mola, y mucho, de Toy Soldiers War Chest, son sus ejércitos. Ya os hemos dicho que hay distintos tipos de ejércitos, ocho en total, pero lo malo de todo esto es que sólo la mitad están incluidos dentro del juego y el resto se consiguen mediante DLC por 4,99 € cada uno, o por 14,99 € en total con el pack Legendary Heroes (también se pueden conseguir con la edición Hall of Fame de Toy Soldiers War Chest). Pero es que eso no es lo único malo. Los cuatro ejércitos incluidos en la versión normal del título son ficticios, aunque están inspirados en muñecos reales, mientras que los de pago sí son ejércitos sacados de juguetes reales. ¿Cuáles son estos ejércitos? Os los detallamos a continuación.

  • Ejécito de Kaiser Wilhelm (gratuito)

Estamos ante el ejército principal de Toy Soldiers War Chest. Se trata de una ejército inspirado en las figuras de acción de los soldados alemanes de la Primer Guerra Mundial. Como su propio nombre indica, su héroe es el Kaiser Wilhelm, un emperador guerrero que lidera a base de disparos con su subfusil y su rifle antitanques. Este ejército tiene tropas de ataque (sólo se pueden usar en el multijugador del título, ya que el modo historia se centra en la defensa de la base) como tanques y aviones de guerra.

  • Ejército Ghost de Phantom (gratuito)

Este ejército está inspirado en las clásicas figuras de acción de los soldados espaciales. Su héroe, la soldado Phantom, dirige a la Ghost Company en una cruzada por librar a la humanidad del yugo alienígena. Para ello se equipa con un fusil y un rifle francotirador de plasma que resultan muy útiles para vencer a las tropas enemigas desde la distancia antes de que atraviesen nuestras defensas. En ataque se valen de unidades metálicas equipadas con cañones láser y de un potente Relé Orbital de iones.

  • Ejército de StarBright (gratuito)

Sin dura, el ejército de juguetes más colorido y feliz de Toy Soldiers War Chest. Es una fusión de los populares Osos Amorosos y Mi Pequeño Pony. Estas tropas están capitaneadas por la simpática StarBright, una devota del poder de la luz y el amor que lucha por devolver la alegría al mundo de los juguetes que está dominado por los héroes de acción. Para ello, ataca con su pistola de lluvia púrpura y con su varita pastelera. Su ejército utiliza unidades de ataque como un unicornio volador que lanza rayos por su cuerno, o un castillo volador armado con potentes cañones.

  • Ejército de Dark Lord (gratuito)

Este poderoso ejército se inspira en las figuritas de acción de fantasía, con grande guiños a las miniaturas de Warhammer. Su héroe es el tirano Dark Lord, un hombre despiadado capaz de dominar a las bestias más temibles del arcón de juguetes equipado con su ballesta y con sus dados de rol que utiliza para lanzar bolas de fuego. Entre las criaturas que controla para atacar se encuentran el Golem Rúnico, dragones de fuego, o halcones gigantes.

  • Ejército de G. I. Joe (de pago)

Llegamos a los ejércitos de pago de Toy Soldiers War Chest. El primero de ellos es el de G. I. Joe, los clásicos muñecos de acción cuentan con sus propias tropas en el título de Ubisoft. Capitaneados por el comandante Duke con su ametralladora y su Misil LAW, los G. I. Joe son expertos en combate militar. Un ejército, como los dos siguientes, dedicado especialmente a todos aquellos nacidos entre los 80's y los 90's, que nos permite ver juguetes como el helicóptero Dragonfly. ¿Quién no soñó con tener uno de niño?

  • Ejército de Cobra (de pago)

Si las tropas de G. I. Joe están presentes en Toy Soldiers War Chest es porque el ejército Cobra trama algo. Este DLC nos permite controlar a los clásicos villanos de los G. I. Joe cuyo héroe no podía ser otro que el mismísimo comandante Cobra. Equipado con su fusil de asalto y su pisto láser, Cobra, junto a sus tropas como las cápsulas de vuelo, el Cobra Stun o sus aviones súper sónicos, luchan por intentar dominar el mundo de Toy Soldiers War Chest. ¡Igual que lo hacían en nuestras batallas de muñecos!

  • Ejército de Masters del Universo (de pago)

Si hay que salvar el mundo, el príncipe Adam y sus Masters del Universo no podían faltar a la fiesta. He-Man se encarga de dirigir a las tropas de este ejército con su Espada de Poder y su hacha de combate. Por supuesto, no faltan muñecos como Battle Cat, los guardianes de Eternia, Trollan, o el potente Attak Trak blindado de los guerreros de Eternia. Con este DLC de Toy Soldiers War Chest os sentiréis como auténticos guardianes del universo. Así que levantad vuestra espada y gritad con nosotros: ¡Por el poder de Grayskull!

  • Ejército de Assassin's Creed (de pago)

Si hay un universo de Ubisoft que encaje a la perfección en Toy soldiers War Chest, ese es el de Assassin's Creed. Es por eso que la compañía ha decidido presentarnos este ejército descargable capitaneado por el héroe más famoso de la saga, Ezio Auditore da Firenza. Eso sí, nada de usar la hoja fantasma, Ezio empuña una espada y una ballesta y su ejército de asesinos se vale de los clásicos inventos de Leonardo da Vinci para atacar y defenderse tanto por tierra como por aire.

Como veis, cada ejército cuenta con un gran atractivo y con su propio héroe, y éste puede subir de nivel a medida que vamos superando combates. De esta manera, sus ataques se volverán más eficaces y nos serán cada vez de más ayuda para detenernos de los ataques enemigos contra nuestra fortaleza de juguete en Toy Soldiers War Chest. Pero si bien es verdad que los ejércitos y las batallas de esta aventura brillan a un gran nivel, también lo es que no podemos decir lo mismo de su apartado técnico.

Batallas de bajo rendimiento

No es que las batallas de Toy Soldiers War Chest sean un despropósito, para nada, resultan muy divertidas. Además de poder jugar en solitario, el título cuenta con un multijugador para hasta cuatro jugadores muy atractivo. Nos permite disputar enfrentamientos tanto de manera cooperativa como competitiva. En este multijugador la mecánica del título cambia un poco y pasa a ser por turnos, teniendo nosotros un turno para mandar tropas que ataquen la base rival mientras éste se defiende, y después otro para que el contrario ataque mientras nosotros nos defendemos.

Por desgracia, si jugamos a pantalla partida, sólo el jugador principal de la consola puede hacer uso de los ejércitos descargables de Toy Soldiers War Chest. Eso sí, Ubisoft y Signal 1 ya ha dicho que intentarán corregir esto en el futuro para que todos puedan disfrutar de las tropas de He-Man o de Cobra en la misma consola.

Por otro lado, el apartado visual del título tampoco está a la altura de las espectativas. Los gráficos, aunque coloridos y acordes a la temática de Toy Soldiers War Chest, no dan la sensación de ser realmente de nueva generación, y el título sufre de bastantes bajones en la tasa de imágenes por segundo durante las batallas. Además, para colmo, los tiempos de carga se hacen eternos, algo que sería comprensible al cargar los escenarios, pero que resulta frustrante en los cambios de menús.

En lo que al apartado sonoro respecta, Toy Soldiers War Chest sí que está a la altura. Aunque no destaca notablemente, la música ha sido elegida con mucho mimo, y los héroes entran en acción acompañados de las míticas melodías de sus series de televisión. Esto, sumado a los sonidos únicos de cada ejército, hacen que el título entre bastante bien por el oído, pese a no contar con voces en castellano (los textos sí que están en nuestro idioma).

Conclusión

Toy Soldiers War Chest es un buen título de estrategia y acción con unas batallas bastante divertidas. Los ejércitos molan mucho, aunque es una pena que haya que pasar por caja para conseguir los más atractivos, y los héroes son una auténtica pasada. Por desgracia, los fallos técnicos y el descarado afán recaudatorio hacen que esta aventura pierda enteros.

En definitiva, si crecisteis jugando con muñecos de acción y viendo series como Masters del Universo y G. I. Joe, os encantará Toy Soldiers War Chest, aunque será fundamental que os hagáis con la edición Hall of Fame para regresar a vuestra niñez. Por el contrario, si no pertenecéis a esta generación, seguramente, el título desarrollado por Signal 1 os resulte poco atractivo.

Valoración

Un título con un planteamiento de sobra conocido y que os resultará ideal si nacisteis entre los 80's y los 90's, pero con bastantes taras técnicas y un notable afán recaudatorio. No mola nada tener que pagar por lo mejor que tiene el juego.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Su poder nostálgico, sus ejércitos (en especial los DLC), su multijugador, y su apartado sonoro.

Lo peor

Afán recaudatorio, pagar por los ejércitos más atractivos, bajones de frames y los tiempos de carga.

Lecturas recomendadas