Análisis

Análisis de Trials Evolution

Por Daniel Quesada
-

Las motos de trial nunca se han enfrentado a obstáculos tan duros como los de Trials Evolution. El juego del momento en Xbox Live Arcade nos muestra por qué hacer el cabra no es incompatible con tener vena artística.

Han pasado casi tres años desde que Trials HD asombrara a los usuarios de Xbox 360 con su particular propuesta: un juego con desarrollo 2D en el que hemos de superar con nuestra moto de trial todos los obstáculos que se nos presenten hasta llegar a la meta. Pero claro, los obstáculos parecen sacados de un capítulo de Jackass: rampas imposibles, saltos en medio de un abismo, loopings en movimiento...

Va como una moto

El nuevo Trials Evolution sigue a pies juntillas esa fórmula y recupera las otras oferta del título original: las pruebas individuales (hay 50 trazados para superar, además de "exámenes de categoría" en los que aprendemos nuevas técnicas para superar obstáculos), el editor de escenarios y el ránking online. Pero los chicos del estudio Redlynx (responsable de la franquicia) han añadido muchos modos.

El más llamativo es el multijugador, que permite organizar competiciones de cuatro personas en una misma consola u online. Además, las pistas que creemos en el editor se pueden compartir a través de Internet. Eso implica que nos podemos bajar gratis las creaciones de otros usuarios, al estilo de sagas como Little Big Planet. Ya hay a nuestra disposición varias decenas de niveles, que demuestran la versatilidad del editor: un minijuego de naves, un shooter subjetivo... ¡Hasta una parodia de Portal!

Hagamos balance del balanceo

Pero antes de embarcaros en niveles "diferentes", es mejor que profundicéis en los que Trials Evolution ofrece en la campaña para un jugador. Comienzan con una dificultad bastante asequible, porque lo primero es acostumbrarse al particular control de las motos. Aunque basta con pulsar acelerador o freno para moverse, la acusada inercia de la moto y el piloto harán que os caigáis de boca una, dos y mil veces. Por el camino, daréis con vuestra espalda en el suelo otras tantas. Bascular hacia delante y hacia atrás es una tarea que os llevará un tiempo dominar, pero una vez asimilado el control, resulta muy satisfactorio superar barreras que parecían infranqueables. Además, la constante presencia de checkpoints hace más llevadero el camino.

A medida que avancéis por los trazados descubriréis pruebas más y más originales. Por ejemplo, aunque la mayoría de los niveles duran en torno a un minuto, existe uno llamado Gigapista que os llevará más de diez. Otro ejemplo que gustará a los fans de los juegos descargables: hay un nivel que supone un graciosísimo homenaje a Limbo.

Para desbloquear nuevos niveles hemos de conseguir medallas. Con cada prueba superada obtenemos, al menos, una medalla de bronce. Si nos caemos pocas veces y hacemos un buen tiempo, podemos ganar una de plata (equivale a dos de bronce) o de oro (equivale a tres). En ocasiones, será necesario obtener plata u oro para alcanzar la cantidad de medallas que nos permita avanzar. Si queremos amenizar el viaje, podemos gastar el dinero obtenido durante las pruebas en mejoras para las motos (hay cinco distintas) o en nuevas vestimentas para nuestro corredor.

Humor negro gasolina

El humor es otro ingrediente clave en este cóctel. Nuestro motero lanza divertidos gritos cada vez que se propulsa a gran altura, lo cual se combina con pruebas alocadas (por ejemplo, volar agitando los brazos como locos o propulsar un OVNI) y con finales de carrera en los que siempre acabamos chafados o estrellados contra algo. Eso sí, aunque el humor de Trials Evolution es bastante "cafre", no veréis ni una gota de sangre, ni desmembramientos.

En resumen, el catálogo de opciones hacen de este un título completísimo (sobre todo, para tratarse de un descargable). La jugabilidad provoca que pasemos del desconcierto y alguna frustración aislada a momentos de verdadero vértigo y desfase. El precio de 1200 Microsoft Points está más que justificado para este digno heredero del mítico Excitebike. Antes de que vuelva a "domar" la moto, permitidme un consejo final: probad el multijugador. Os enganchará.

Valoración

Quizá sea el juego descargable más completo que hay. Su exigente control puede desanimar al principio, pero no os rindáis. Seréis recompensados con un desarrollo desenfadado, vertiginoso y que fomenta la creatividad.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

La gigantesca gama de posibilidades que ofrece. La brutal espectacularidad de algunos tramos.

Lo peor

Que su dificultad llegue a frustraros y lo abandonéis antes de tiempo.

Lecturas recomendadas