Análisis

Análisis de Valiant Hearts: The Great War

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS4

Ubisoft Montpellier utiliza con maestría el motor UbiArt Framework para crear Valiant Hearts, una original propuesta ambientada en la Primera Guerra Mundial que pretende mostrarnos los horrores de la misma en un original juego con puzzles (muchos) y acción y sigilo (poco) bajo un desarrollo en 2D y con un apartado artístico deslumbrante que logra tocarnos la "fibra sensible".

Actualizado: Valiant Hearts es uno de los juegos de PS Plus de marzo, por lo que rescatamos su análisis para que tengáis mucho más fresco lo que ofrece este genial juego de Ubisoft.

Los videojuegos bélicos suelen ponernos en la piel de valientes héroes capaces de acabar con "tropecientos" soldados enemigos ellos solitos. Pero esta propuesta va por otros derroteros. Valiant Hearts trata de mostrar los horrores de la I Guerra Mundial desde el punto de vista de cinco personajes que no cumplen con el arquetipo de "héroe" clásico",

pero que van a tener que serlo debido al momento histórico que les ha tocado vivir. Cinco personajes que, con nuestra ayuda, sacarán fuerzas de flaqueza para abrirse paso en un desarrollo 2D repleto de puzzles bajo una dirección artística sensacional, que una vez más saca todo el partido al motor UbiArt Framework que ya todos sabemos de lo que es capaz gracias a los excelentes Rayman Origins y Rayman Legends) y al no menos artísticamente impresionante juego de rol Child of Light.

Desarrollado por Ubisoft Montpellier (cuenta la leyenda que con un equipo de tan sólo 15 personas), narra los momentos clave de la Gran Guerra (1914-1918) en un desarrollo divivido en 4 actos con 7 misiones por cada uno. Según la fase en la que nos encontremos, controlaremos de forma alternativa a uno de estos cinco héroes a la fuerza. Empezaremos con Emile (un veterano granjero francés que tras ser llamado a filas es capturado por lel ejército alemán y termina siendo un prisionero de guerra); luego conoceremos a Freddie (uno de los 128 voluntarios norteamericanos que vinieron a luchar a Europa junto a las tropas aliadas y que en este caso tiene razones personales para causar a los alemanes "todo el daño posible"); Anna (una estudiante de veterianaria belga a la que el inicio de la contienda sorprende en París y cuyo padre está fuertemente implicado en el conflicto), George (un piloto inglés); y Karl, (un alemán expulsado de Francia y, muy a su pesar, integrante del ejército alemán, cuyo único deseo es regresar a su hogar con Marie, la hija de Emile, y su retoño). Cada uno de estos personajes cuenta con su diario en el que podremos leer lo que sienten en cada momento mientras realizan multitud de pequeñas hazañas que se irán entrelazando, dando lugar a una historia muy emotiva que, al menos a nosotros, nos ha tocado la "fibra sensible".

Estas pequeñas hazañas se enmarcan en los momentos decisivos de la primera Guerra Mundial, como el drama de los hombres arrancados de sus hogares para ser "carne de cañón" en los ejercitos de ambos bandos en agosto de 1914, devastadores bombardeos como el que sufrió la ciudad francesa de Reims o las más famosas batallas de la contienda, desde la del Marne hasta la de Ypres (el primer ataque con gas de la historia, que tuvo lugar el 22 de abril de 1915 y que tuvo lugar en esta ciudad belga y que hizo estragos entre las tropas canadienses).

Se han cuidado mucho estos detalles. En todas las misiones de Valiant Hearts podremos encontrar ocultos numerosos items "históricos", desde objetos y prendas de la época hasta cartas de soldados a sus familiares (la principal forma de comunicación entre los soldados y sus familias), fotografías y testimonios reales desgarradores para los que han contado con la colaboración de respetados documentalistas y voces autorizadas... Todo ello muy bien documentado con no pocas notas históricas : cómo se desarrolló la contienda y sus principales batallas, las costumbres de la época, el papel de las colonial y sus "apostaciones" al conflicto, etc. Un auténtico homenaje a los que dieron su vida en la I Guerra Mundial que, insistimos, cumple con creces su propósito de emocionar al jugador.

5 héroes, el mismo coraje

Centrándonos ya en el desarrollo en sí mismo, como hemos dicho en función del momento del juego manejaremos de forma alternativa a uno de los cinco personajes, que podrá estar acompañado o no de un simpatico "perrete" llamado Walt (otro detalle realista de Valiant Hearts, ya que se calcula que en la guerra llegaron a usarse unos 50.000 perros como exploradores, centinelas, para transportar equipo o buscar explosivos), que será una pieza clave en la resolución de muchos puzzles. ¿Hemos dicho puzzles? Sí, aunque no será el único componente del juego, los puzzles son los verdaderos protagonistas del desarrollo. Para completar sus niveles tendremos que explorar concienzudamente los escenarios para encontrar objetos y el uso correcto para todos esos objetos, interactuar con otros personajes que nos pedirán distintas cosas (ayuda, un objeto específico, etc.).

Pero también habrá puzzles basados en la física, en los que, por ejemplo, tendremos que hacer contrapeso con algún objeto pesado para poder avanzar por una pasarela. O arrastrar estructuras para poder subirnos en ellas y alcanzar así lugares inaccesibles de otro modo. O los típicos entramados de palancas y manivelas que nos traerán de cabeza en más de una misión. Dichos puzzles tienen una dificultad bastante bien ajustada, y son variados... aunque para todos los públicos. Es decir que salvo un par de momentos puntuales nunca llegaremos a quedarnos atascados ya que cuando hay varios objetivos, la mayoría de las veces hay cumplirlos en orden lineal para poder avanzar, con lo que "no hay pérdida· posible. Además, salvo que lo juegos en el modo de dificultad Veterano, si nos quedamos atascados en un punto una paloma mensajera nos traerá "pistas" para que sepámos qué debemos hacer.


Cada personaje, además, tiene habilidades propias: Emile puede cavar, Freddie puede cortar alambradas, Anna es capaz de curar gracias a un sencillo minijuego musical...  Y no nos olvidamos del perro Walt. En muchos momentos necesitaremos su ayuda para avanzar. gracias a un sencilllo interfaz podremos darle ciertas órdenes (que venga aquí, que accione un palanca, que nos traiga un objeto que está en un lugar inaccesible para nosotros... Pulsando L1 la pantalla se tornará en blanco y negro y se nos mostrarán las opciones disponibles que tenemos para Walt en cada momento.

Pero no todo son puzzles. De hecho, el desarrollo de Valiant Hearts es más variado de lo que pudiera parecer en un principio. Curar heridos mediante un sencillo minijuego "musical" a base de "quick time events" (ya sabéis, pulsar el/los botones correctos en el momento justo) o esquivar un bombardeo al ritmo de "Orfeo en los Infiernos" (el famoso cancán de Jacques Offenbach) son algunos ejemplos. O los frecuentes momentos de sigilo en los que nuestros personajes se volverán "más oscuros" cuando usamos coberturas para indicar que no pueden ser vistos. Habrá momentos en los que deberemos pasar inadvertidos, o lanzar objetos como botellas para distraer la atención de los guardias y poder atacarles por la espalda...  


Y es que no encontraremos acción "al uso". Podremos sorprender a los guardias y dejarles K.O. usando un objeto contundente, pero siempre hay que pillarles desprevenidos y por la espalda. Como nos pillen de frente, de un tiro acabaran con nuestra vida, aunque siempre nos quedaran argucias como, en los nidos de ametralladora, esperar a que el tirador recargue tras las 200 balas de rigor para pasar corriendo sin ser alcanzados. Si nos matan, tendremos que empezar desde el último "checkpoint", que dicho sea de paso suelen estas colocados poco antes de nuestra muerte, con lo que no tengáis miedo a la hora de poner en practica la famosa técnica del "ensayo y error" porque no se penalizan muchos los errores.

Y, aunque podremos utilizar distintos explosivos, normalmente los usaremos para abrirnos camino por los escenarios, y sólo en ciertos enfrentamientos como por ejemplo contra ciertos jefes finales, los usaremos como recurso ofensivo. Y aunque por su desarrollo en 2D muchos pudieras pensar que Valiant Hearts es un plataformas, nada más lejos de la realidad ya que los personajes no pueden saltar...

La belleza de una etapa horrible

Pero si su desarrollo y su afán por contextualizarlo con multitud de detalles históricos nos convencen, lo que más nos ha cautivado es su precioso apartado artistico. No podía ser menos usando el motor UbiArt Framework, insistimos, el mismo que se usó en Child of Light y en los dos últimos Rayman. Pero claro, en esta producción de Ubisoft Montpellier no vamos a ver el colorido de éstos, sino que aquí predominan las tonalidades grises, frías, tristes... Los escenarios, con un desarrollo en 2D pero mostrando distintos planos para expresar profundidad, están repletos de detalle. Y no faltan las explosiones, los bombardeos, las nubes de gas cloro de la batalla de Ypres...


En definitiva, un apartado gráfico muy especial que contribuye decisivamente a dotar de emotividad a la historia de fondo. Y el diseño de personajes también es digno de elogio, y seguro que les cogéis cariño a todos ya en los primeros compases del desarrollo. Además, dichos personajes "no hablan" (salvo en los mónologos interiores) sino que se expresan con gestos, sonidos guturales que dejan entrever sólo algunas palabras en su idioma original (normalmente francés) y "bocadillos" con objetos que indican o dan pistas sobre sus necesidades. Eso sí, Valiant Hearts nos llegará traducido y doblado al castellano. La voz del narrador la pone en nuestro idioma el actor Carlos Kaniowski (os sonará porque pone la voz en castellano a personajes como Jorah Mormont en "Juego de Tronos" o el barbudo Hagrid de las pelis de "Harry Potter"). Y mención especial merece la banda sonora, meláncolica, perfecta para este título y en la que se entremezcan según la situación distintas piezas clásicas como el  ya mencionado "Orfeo en los Infiernos" de Offenbach, que se adaptan perfectamente a la acción.

La única pega que podemos echarle en cara es que no es demasiado duradero (en 8 horas o menos podrás haberlo terminado sin muchos problemas) y que no tiene muchos argumentos para ser "rejugado". Cierto es que cada nivel esconde unos cuantos coleccionables que hay que buscar y que en el modo Veterano dichos coleccionables no aparecen resaltados en los escenarios (además de prescindir de las pistas), pero aún así, no vemos muchas razones para volver sobre él una vez lo hayamos terminado.

Valiant Hearts ya está disponible para su descarga en PS4, PS3 (sin ninguna función cross en estas plataformas), Xbox One, 360 y PC, por 14,99 euros. Ése es el precio que ha fijado Ubisoft por disfrutar de una emotiva historia que nos acerca los horrores de la guerra a través los ojos de un grupo de héroes anónimos. ¿Merece la pena? A pesar de su brevedad y de su escasa rejugabilidad, nos parece una experiencia muy recomendable, teniendo en cuenta siempre que vamos a encontrarnos con una "aventura gráfica moderna" en 2D con un desarrollo pausado en la que predominan los puzzles y en la que no encontraremos acción "al uso". Avisados quedáis los fans del "gatillo fácil".


Valoración

Precioso en su estética y su historia de fondo, es un juego de puzzles tan bien hilado que engancha sin remisión... aunque no dura mucho y no tiene mucho "replay".

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Su dirección de arte, su banda sonora y sus puzzles, variados y bien diseñados.

Lo peor

En 8 horas puedes terminarlo y no vemos muchas razones para volver sobre él.

Lecturas recomendadas