Análisis

Análisis de Velocity 2X en PS4

Por Juan Lara
-

Versión comentada: PS4

Desafortunadamente para el estudio británico Futurlab, sus Velocity (tanto en PS3 como el Ultra de PS Vita) no obtuvieron el éxito comercial que merecían a pesar de unas críticas más que notables. Por suerte para todos, no arrojaron la toalla y vuelven a la carga con esta secuela.

Para los que os perdisteis el título original os diremos que para esta segunda parte la premisa sigue siendo la misma y nos encontraremos un shoot´em´up de scroll vertical extremadamente dinámico y con unas mecánicas jugables bastante  originales. A bordo del Quarp Jet, la teniente Kai Tana (casi “prima” de Samus Aran, de la saga nintendera Metroid, como muchos se percatarán) ha sido capturada por una raza alienígena colonizadora llamada los Vokh. Por suerte para ella, Hjun Ralan III, miembro de la raza que sirve de esclavos a los Vokh la ayuda a escapar a bordo de su nave. A partir de aquí nuestra misión será rescatar a los congéneres de Hjun para que nos ayuden a mejorar nuestra nave y poder así acabar con la amenaza común. ¿Cómo?, pues recogiendo todas las cápsulas que encontremos repartidos por los galácticos escenarios.

Salto quántico

Y aunque, como en todo shoot´em up hay que disparar (mucho) a naves enemigas y esquivar (mucho también) sus proyectiles, el Quarp Jet tiene una cualidad aún más importante y que define la jugabilidad global del título: el teletransporte. Gracias él podremos “saltar” a cualquier sitio del escenario para esquivar los muros y obstáculos que forman los, por momentos, enrevesados mapeados. Simplemente pulsamos Cuadrado y situamos una retícula allí donde queremos teletransportarnos. Un sistema muy simple y ágil y que enseguida dominaremos. Y falta nos va a hacer, porque uno de los objetivos de cada misión es superarla en el menor tiempo posible, mientras recogemos cápsulas con supervivientes, disparamos y destruimos interruptores que nos vayan despejando el camino.

Más adelante la cosa se complicará mediante el uso de cápsulas temporales que nos permitirán volver atrás en el escenario para retomar otras rutas diferentes. Por supuesto, no faltan diferentes tipos de armas y jefes finales que nos pongan las cosas aún más difíciles. Eso sí, hay que advertir que el “frenesí” balístico de otros shoot´em up galácticos está aquí un poco descafeinado, pues nuestra atención debe repartirse entre los proyectiles enemigos y nuestras capacidades teletrasportadoras.


Un teletransporte de novedades

Y ahí no se acaba la cosa. Como novedad respecto a su predecesor, Velocity 2X ha introducido fases en las que Kai salta de la nave y se desplaza por las instalaciones enemigas en escenarios de acción lateral que mantienen el trepidante ritmo de las misiones con el Quarp Jet. Podremos disparar, correr, saltar y teletransportarnos casi de igual manera, todo en pos de encontrar la salida en el menor tiempo posible y destruir el interruptor de turno. Con un poco de práctica pronto “volaremos” por el escenario a toda velocidad y sin pausa, mientras disparamos, saltamos, nos deslizamos por estrechos huecos y hacemos “¡chas!” apareciendo al otro lado de muros y barreras. Para que os hagais una ídea bien aproximada del asunto podéis ver este trailer de Velocity 2X.

Lo que resulta sorprendente es que la combinación de ambos estilos no chirría en ningún momento gracias a que ambos mantienen el mismo ritmo trepidante y que la transición entre ellos es perfecta. La sensación global recuerda a aquellos juegos de hace muchos años en los que requerían del jugador memorizar los escenarios y agilidad a la hora de apretar los botones, pero que a cambio nos regalan una sensación de “soy la leche” impagable. Porque, aunque la curva de dificultad y el ritmo al que van añadiendo “capas” a la jugabilidad es casi perfecto, sabiendo mantener ese punto de interés justo en todo momento que ni frustra ni aburre, es a la hora de obtener todas las medallas y la mejor puntuación cuando de verdad exige al jugador que se convierta en jugón…en un excelente jugón.

Pulido como un brillante

Hay 50 niveles que dan para unas 5 horas, o muchísimas más si pretendemos obtener la mejor puntuación en ellos, basadas en el tiempo en que tardas en completar un nivel, los científicos rescatados y los ítems recogidos. También hay algún coleccionable que nos permitirá deshilvanar un poco mejor la simple, pero bien escrita historia. La longitud de las fases es bastante reducida lo que nos permite disfrutar de partidas cortas e intensas cuando no tengamos mucho tiempo disponible. Es el clásico título al que juegas cuando sólo tienes 20 minutos justos.

El apartado técnico por su parte está bien resuelto en general. Si bien los escenarios son bastante parecidos unos a otros y pueden parecer algo repetitivos, su estilo limpio y aséptico es bastante acertado. Pero donde brilla de verdad es en su, por momentos, magnífica banda sonora. Melodías techno de impecable factura y que permanecerán en vuestras cabezas muchos minutos después de apagar la consola. Imprimen ritmo al juego y acompañan la acción perfectamente. El control por su parte es preciso y suave, tal y como se espera de un juego donde las pausas para pensar escasean y donde la agilidad dactilar es fundamental.

Velocity 2X es cross-buy en PS4 y PS Vita, lo que unido a que el juego permite partidas cortas y rápidas, lo hacen un serio candidato a ocupar vuestros ratitos muertos en el autobús o en casa.

Un arcade frenético y pulido en lo jugable hasta la saciedad. Si lo probáis (ha estado disponible para los miembros de PS Plus en Septiembre), muchos quedaréis irremediablemente enganchados a su ritmo, impecable control y personalidad, haciendo así que por fin obtenga la atención que merece.

Valoración

Intenso, desafiante y adictivo. Arcade puro que encantará a todos los que busquen acción directa con un empaquetado casi impecable.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

El impecable control y un ritmo e interés que no decaen nunca. Lo desafiante que resulta.

Lo peor

Escenarios algo repetitivos. Que no llame la atención como merece.

Lecturas recomendadas