Análisis

Análisis veloz de Fórmula 1 2012

Por Francisco Javier Gomez
-

A Fernando Alonso le falta un último empujón para ser campeón del Mundial de F1. ¿Quieres tú el que le llevé en volandas para alcanzar el éxito?

Después de dos entregas sobresalientes en las que se había recreado el mundo de la Fórmula 1 con un mimo extremo, el listón estaba muy alto para este F1 2012 a la hora de ofrecer experiencias nuevas. Y es que no parecía fácil añadir mejores sustanciales en cuanto a simular la conducción que ofrece un monoplaza o incorporar novedades dentro de los modos de juego.

Pero los chicos de Codemasters no se han dormido en los laureles y nos traen un juego muy interesante para la edición de este año (por supuesto con la licencia oficial de la FIA). Y es que F1 2012, más allá de un simple lavado de cara, muestra una simulación ligeramente mejorada que hará las delicias de los puristas de la Fórmula 1 y algunas interesantes novedades.

Mil y una opciones para disfrutar de la velocidad

El primer cambio significativo lo vemos nada más arrancar el juego: la interfaz del juego ha sido totalmente renovada para ofrecer un aspecto más atractivo y claro para el jugador. Aunque a priori no sea un cambio fundamental de cara a la jugabilidad, siempre se agradecen estos detalles y hacen que el jugador se sienta más cómodo navegando por todas las posibilidades que ofrecen las opciones de juego. Opciones que, por otra parte, no solo siguen siendo tan completas como en anteriores entregas, sino que han sido ampliadas con nuevas posibilidades.

Una de estas nuevas opciones es el modo Campeones, que nos propone diversos retos enfrentándonos a alguno de los 6 campeones del Mundial que actualmente participan este año en la F1 (Alonso, Schumacher, Vettel, Hamilton, Button  y Raikkonen).  Aunque también contamos con pruebas contrarreloj y carreras sueltas (lástima que se haya eliminado el modo Grand Prix para configurar nuestro propio campeonato), el grueso para un jugador está centrado en el modo Trayectoria.

Aquí nos ponemos en el papel de un joven piloto profesional en su lucha para alcanzar el podio en el mundial de F1 en el transcurso de cinco temporadas. En este modo de juego, además de conseguir victorias para lograr mejores contratos, debemos estar atentos a los emails informativos de nuestra escudería o elegir la mejor configuración para nuestro monoplaza según la meteorología o el circuito.

Otra novedad, es que para poder participar en este campeonato debemos superar el modo Pruebas para nuevo pilotos. Estructurado como un corto tutorial a base de pruebas, nos enseña algunos trucos para alcanzar el pódium. Pero si eres un jugador experimentado y no quieres realizar este “cursillo acelerado” de pilotaje, no te preocupes: también es posible elegir un Campeonato Express donde solo correremos 5 vueltas por circuito.

Si a todo lo comentado,  añadimos la posibilidad de competir contra un amigo desde la misma consola a pantalla partida, no queda duda de que estamos ante un título muy a tener en cuenta para jugadores que no gusten de jugar Online. Por supuesto, si lo tuyo es retar a jugadores de todo el mundo a través de la Red, F1 2012 también tiene mucho que ofrecer: podemos participar en diversos tipos de pruebas (de resistencia, carreras de tres vueltas, etc.) con hasta 16 jugadores a la vez. Con esta enorme panoplia de modos y una ambientación soberbia, F1 2012 cumple sobradamente las expectativas en cuanto a opciones de juego.

Toda una experiencia al volante

Y aunque todo lo comentado sirve para hacerse idea de las posibilidades que ofrece el juego, seguro que te estás preguntado por el tema central sobre el que pivota toda la jugabilidad de este título: la simulación de los monoplazas. Pues aquí también el juego saca un sobresaliente gracias a las pequeñas mejoras introducidas. Para empezar, sigue ofreciendo una amplia cantidad de configuraciones que abarcan desde la conducción arcade hasta el simulador más complejo en el que un leve fallo te sacará de la pista. Por otro lado, la simulación ha sido revisada levemente para ofrecer las carreras más realistas que puedas imaginar.

Y es que las nuevas reglas introducidas (por ejemplo, penalización por adelantamientos ilegales), las mejoras en la IA de los rivales o un mayor realismo sobre el desgaste de neumáticos al salirnos de pista, hacen que la conducción sea más exigente e impredecible que en anteriores entregas. El resultado son carreras más emocionantes y en las que nada está decidido hasta la última vuelta. Y sin duda, un reto complicado si optamos por quitar todas las ayudas en la conducción, pero que una vez que se consigue dominar proporciona una de las experiencias más intensas que hemos podido disfrutar en un juego de conducción.

Donde no apreciaremos cambios revolucionarios será en el apartado gráfico, aunque sí se han introducidos ligeras modificaciones. Así, ahora todos los circuitos (incluido el nuevo trazado del Circuito de las Américas de Austin), lucen como nunca y tienen un aspecto tremendamente realista. Pero donde más se nota el cambio sufrido por el juego es en el acabado final de los monoplazas o en pequeños detalles como los restos que quedan adheridos en los neumáticos tras salirnos de la pista.

Pese a no sufrir un cambio radical y tener todavía margen de mejora, la verdad es que el conjunto, creado a partir del sólido motor gráfico EGO, se presenta visualmente de forma muy sólida ante los ojos del jugador. Si acaso, habría que poner alguna pequeña crítica en las ligeras ralentizaciones que se producen ocasionalmente cuando se produce un choque y hay muchos coches en pantalla.

Por todo ello, F1 2012 es un excelente juego y, aunque no es la revolución de la serie, sí que tiene elementos suficientes para diferenciarse de anteriores entregas, especialmente si jugamos en modo Simulación sin ayudas. Un salto de calidad en todos los aspectos que logran fusionarse para ofrecer un juego cohesionado en todos sus apartados y, lo que es más importante, capaz de transmitir una simulación realista y tremendamente divertida gracias a los pequeños cambios introducidos.

Valoración

Parecía difícil, pero F1 2012 supera ligeramente a anteriores entregas gracias a las pequeñas mejoras en la simulación, la inclusión de nuevos modos de juego y una gran ambientación.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

La simulación ha mejorado ligeramente. La inclusión de nuevos modos de juego.

Lo peor

En Arcade apenas notarás diferencia en la conducción. La eliminación del modo Grand Prix.

Lecturas recomendadas