Análisis

Análisis de When Vikings Attack!

Por Borja Abadie
-

A Clever Beans y Sony Europa se les ha ocurrido enviar hordas de vikingos al Londres de los años 70. ¿Cómo se lucha contra estos bárbaros?, pues haciendo más el bestia que ellos lanzándoles una cabina de teléfonos, un coche o lo que tengamos a mano.

Un grupo de vikingos con ganas de conquista han llegado a Londres en mitad de los años 70 (1200 más tarde que algunos de sus bárbaros compatriotas) para arrasar al estilo vikingo. Nuestra misión es hacer frente a estos salvajes usando todo tipo de objetos del escenario para lanzárselos a nuestros enemigos.

El Modo Misión se compone de 15 niveles ambientados en lugares típicamente británicos, como una granja, tiendas de fish & chips, calles repletas de cabinas de teléfono rojas,... La mecánica de juego es bastante sencilla: cogemos todo tipo de objetos contundentes al pasar sobre ellos y se los lanzamos a los vikingos.

Al principio controlamos a un solo personaje, pero vamos añadiendo aliados al acercarnos a los inocentes ciudadanos que pasean por los escenarios. Cuanto mayor sea el grupo más resistencia tenemos a los ataques, además de poder levantar objetos cada vez más pesados (como tractores, coches o bloques de piedra), aunque nos movemos más despacio.

Aprende a exterminar vikingos fácilmente 

Las tácticas para acabar con la invasión escandinava se van complicando al avanzar niveles. Podemos coger los objetos que nos lanzan al vuelo para devolvérselos en todo el morro, usar las farolas y otros objetos del entorno para hacer rebotar nuestros lanzamientos, esquivar determinados peligros de los escenarios, hacer girar los objetos que llevamos para convertirlos en proyectiles imposibles de bloquear o usar bombas.

Hay 3 tipos de bomba: la típica explosiva, otra que rebota hasta alcanzar un objetivo y otra para robar miembros del equipo rival. Éstas últimas son las mejores, ya que convierten a nuestros rivales vikingos en atléticos, digo en aliados.

También hay enfrentamientos contra jefes finales al terminar cada nivel. Algunos son bastante sosos, pero otros requieren que sigamos alguna estrategia básica, como lanzar bombas contra farolas para que reboten y golpeen por detrás al enemigo, evitando la protección de su escudo.

Una invasión poco variada

La parte mala de When Vikings Attack! es que resulta muy repetitivo. Una vez que hemos aprendido las opciones de ataque disponibles da la sensación de que estemos jugando el mismo nivel con distinto escenario. En ese momento, el modo para un solo jugador pierde bastante el interés.

La verdaera diversión se concentra en las batallas multijugador. Hay 3 modos disponibles: Supervivencia, en el que nos enfrentamos todos contra todos (hasta 4 jugadores), Vikingos contra vigilantes, donde peleamos en equipos de 2 contra 2 y Fiebre del oro, en el que gana el jugador que consiga 5 medallas, que se obtienen al cumplir determinados objetivos, como acabar la partida sin bajas, usando una bomba, un tiro con efecto,...

Pese a todo, When Vikings Attack! no deja de ser un juego bastante limitado. Los enfrentamientos siempre se producen en entornos muy pequeños y las opciones estratégicas son tan pocas que durante las partidas repetimos una y otra vez los mismos patrones. Eso sí, si encuentras algún amigo con el que picarte, puedes echarte unas risas, al menos durante unas pocas horas.

El juego sale a la venta, para PS3 y PS Vita, a un precio de 9,99€, por lo que recibimos ambas versiones, pudiendo intercambiar las partidas y las puntuaciones en las dos consolas.

Valoración

La propuesta resulta divertida unas pocas horas, sobre todo jugando con amigos, pero se vuelve demasiado repetitiva y sencilla.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

La locura de las partidas para 4 jugadores. La cantidad de objetos que podemos lanzar.

Lo peor

Es demasiado repetitivo.

Lecturas recomendadas