Windjammers PS4 PS Vita análisis
Análisis

Análisis de Windjammers, el clásico de Neo Geo para PS4 y PS Vita

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: PS4

Análisis de Windjammers, uno de las grandes arcade de Data East para Neo Geo, que llega ahora a PS4 y PS Vita para demostrar que 'Flying Power Disc' sigue siendo tan divertido como hace 23 años.

Verano, arena, chiringuitos... Y frisbees llameantes que atraviesan la playa con la fuerza de mil soles. Era 1994 y Data East decidió que lanzar el frisbee era demasiado aburrido: el mundo necesitaba un nuevo deporte vacacional, mucho más trepidante, y al que cualquiera pudiera engancharse pero no todos fuesen capaces de dominar. La respuesta fue una versión hipervitaminada del air hockey.

Nacía así, en las máquinas recreativas de Japón y Norteamérica, Windjammers (Flying Power Disc en el país del sol naciente).  Poco después llegaba a Neo Geo, quizás la versión más popular, y la popularidad de su propuesta fue tal que no tardaron en salir clones hasta debajo de las piedras. Incluso hoy en día se puede apreciar su influencia en juegos como Way of Redemption, el primer PS Plus español.

Hoy, 23 años después, el clásico regresa a nuestras vidas con una versión para PS4 y PS Vita a cargo de DotEmu. Veamos qué tal le ha sentado el paso del tiempo al deporte del verano en nuestro análisis de Windjammers.

Pong playero

A grandes rasgos, Windjammers es una versión actualizada del mítico Pong: debemos colar el disco en la portería del contrario mientras evitamos que haga lo propio. Y una propuesta tan sencilla viene acompañada de un esquema de control igualmente sencillo: joystick (o cruceta) para movernos por el terreno y dos botones, uno para lanzamientos normales y otro para darle un efecto abombado que eleva el disco por los aires.

Windjammers PS4

Cualquiera puede coger el mando y disfrutar de Windjammers, sin necesidad de atravesar un complejo tutorial o memorizar complicadas combinaciones de botones. Es un juego tan increíblemente intuitivo, que en menos de cinco minutos hasta una persona que no ha tocado un mando en su vida se habría hecho a los controles (al fin y al cabo, la base de su jugabilidad es la misma que la del primer videojuego de la historia).

Pero detrás de su simpleza se esconde una capa de profundidad, que justifica de buena manera añadido del modo online en esta versión. Empezando por los distintos personajes a seleccionar, cada uno representante de un país... Y no, no falta el español Jordi Costa. Como curiosidad, trasteando en las opciones del juego original se podía cambiar al inglés Steve Miller por el koreano Beeho Yoo (el sprite se mantenía, pero su voz era distinta). Aquí se ha conservado al primero.

Windjammers PS4

Cada uno de estos personajes posee distintos atributos: unos son más rápidos, otros son más fuertes y cada uno cuenta con un ataque especial distinto que carga el disco de fuego, rayos y potencia suficiente para incrustar al contrario contra las redes. A esto hay que sumarle un buen número de técnicas avanzadas, desde darle efecto al disco realizando una media luna con el joystick, hasta devolverlo con mayor potencia presionando el botón justo en el momento en que lo recibimos.

Y eso sin olvidar los distintos escenarios, cada uno con un diseño distinto que nos obliga a cambiar nuestra estrategia. En algunos encontramos obstáculos a evitar en el área central, mientras que la línea que indica si el tanto que anotamos vale tres o cinco puntos, cambia dependiendo de la localización. Para rematar, el apartado audiovisual no ha perdido ni un ápice de encanto, con un estilo pixel-art maravilloso para personajes y escenarios, y melodías extremadamente pegadizas en cada fase.

Windjammers PS4

El trabajo de conversión realizado por DotEmu para Windjammers PS4 es totalmente fiel al original, y se han incluido varias opciones para alterar la apariencia visual: cambiar la relación de aspecto, elegir entre distintos fondos (en caso de que juguemos en 4:3) y aplicar distintos tipos de filtros, como las clásicas scanlines o el efecto de un monitor CRT.

Si quieres saberlo todo sobre Data East, no te pierdas el reportaje de Hobby Consolas 314

En solitario, el modo arcade nos permite enfrentarnos a la máquina en tres niveles de dificultad distintos, en partidas normales o infinitas. También se ha añadido la posibilidad de participar en los minijuegos (atrapar el frisbee con un simpático acompañante perruno o jugar a los bolos) fuera del modo arcade, aunque esto queda como una simple curiosidad.

Windjammers PS4

Porque donde realmente se encuentra todo el jugo de esta revisión de Windjammers para PS4 y PS Vita es en el modo online. Podemos disputar partidas rápidas y sin complicaciones, personalizar las reglas e invitar a amigos o participar en una suerte de liguilla (apodadas partidas igualadas, lo que normalmente se conoce como 'ranked'), con distintas fases a las que accedemos a medida que ascendemos en la clasificación.

Este modo se convierte en el rey de Windjammers, ya que nada se puede comparar a la emoción de competir contra otros jugadores. De hecho, a su lado, el modo para un jugador resulta bastante insípido y al final queda como una anécdota o, llegado el caso, como entrenamiento para el online. Eso sí, hay que indicar que hemos encontrado bastante problemas a la hora de participar en partidas a través de Internet: encontrar otros jugadores es fácil (al menos de momento), pero en muchas ocasiones la partida ha terminado incluso antes de empezar por errores de conexión. Hay que destacar, eso sí, que en aquellas que hemos conseguido librar no hemos atisbado rastro de lag o ralentizaciones, y se han desarrollado de forma fluida.

Windjammers PS4

En definitiva, Windjammers para PS4 y PS Vita es una réplica exacta del mismo juego que adoramos en los 90, demostrando que su jugabilidad sigue siendo tan adictiva ahora como lo era entonces. Es una lástima que no se haya aprovechado la oportunidad para incluir más contenido (más personajes y escenarios o, puestos a pedir, nuevos modos de juego y minijuegos), y los problemas online pueden traer algún dolor de cabeza, especialmente a los jugadores más competitivos... Pero por 14,99€ y con cross buy entre PS4 y PS Vita, los fans del deporte veraniego más trepidante no deberían pensárselo dos veces.

Valoración

Una conversión fiel al original que sigue entreteniendo igual que antaño. Se echan en falta más novedades y aqueja problemas en el modo online, pero sigue siendo tan condenadamente divertido que es difícil no recomendárselo a cualquiera que quiera pasa un buen rato.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Jugabilidad a prueba de bombas. Gran trabajo de conversión. El modo online...

Lo peor

... Cuando funciona. Se echan en falta más añadidos.

Lecturas recomendadas