Análisis

Análisis de World of Tanks Xbox One Edition

Por Luis López Zamorano
-

Versión comentada: Xbox One

World of Tanks Xbox One Edition ya está disponible y aquí tenéis nuestro análisis después de haber jugado en profundidad al título desarrollado por Wargaming. ¿Superará a las anteriores versiones?

World of Tanks ha llegado por fin a Xbox One con una versión llena de mejoras y añadidos que pretende agradar tanto a los veteranos usuarios del título como a los recién llegados. Pero por si aún no habéis podido jugar a ninguna de las versiones del título desarrollado por Wargaming, a continuación os analizaremos la edición para la consola de nueva generación de Microsoft con todos los detalles.

Los tanques más poderosos de la historia

Lo primero que hay que saber de World of Tanks es que se trata de un MMO free-to-play en el que disputamos batallas online por equipos de 15 jugadores cada uno a bordo de tanques. Y como los tanques son los únicos protagonistas de este título, Wargaming nos ofrece la posibilidad de ponernos a los mandos de cerca de 200 modelos diferentes de máquinas de guerra.

Todos estos tanques son modelos reales sacados directamente de los que combatieron en la Segunda Guerra Mundian (también hay algunos que fueron diseñados durante el conflicto pero comenzaron a utilizarse más tarde) y están recreado a la perfección en WoT Xbox One Edition, por lo que los amantes de la historia bélica se sentirán gratamente satisfechos.

Pero para que no nos hagamos un lío con ellos, Wargaming los ha dividido por naciones (soviéticos, alemanes, estadounidenses, franceses, británicos, chinos y japoneses). Además, todos ellos han sido separados, a su vez, en distintas categorías, teniendo en cuenta sus características de fuerza, velocidad, resistencia, distancia de apuntado, etc. Esto da un factor estratégico enorme a los combates. Y para que sepáis qué tipo de tanque se adapta más a vuestro estilo de juego, os describiremos brevemente cada una de estas divisiones en clases.

  • Tanques ligeros

Los tanques ligeros son los más rápidos del equipo. Tienen una mayor maniobrabilidad para detectar enemigos y ponerse rápidamente a cubierto ya que su defensa y su poder de ataque son inferiores al resto de carros. Son las máquinas ideales para inspeccionar los mapas de World of Tanks y avisar a los compañeros de la posición del enemigo.

  • Tanques medios

Estamos, posiblemente, ante la clase de tanques más variada del título multijugador. Su armadura, velocidad y potencia de disparo son dispares. Son modelos ideales tanto para la exploración como para realizar fuego de apoyo, aunque siempre con precaución. Si seleccionáis este tipo de tanque es mejor que siempre os mováis en compañía ya que así podréis ser mucho más eficientes.

  • Tanques pesados

Por lo que hemos podido experimentar en nuestras partidas online a World of Tanks Xbox One Edition, los tanques pesados son los favoritos de los usuarios. ¡Y no nos extraña! Son carros con un fuerte blindaje y una potencia de fuego más que aceptable. Además, su velocidad aún es considerable, por lo que pueden seguir a las dos clases anteriores a una distancia prudencial para machacar al rival cuando éstas lo detecten.

  • Antitanques

Los antitanques son carros de gran peso, por lo que son muy lentos, pero cuentan con una gran potencia de fuego ideal para eliminar enemigos desde la larga distancia sin ser detectados. Su misión principal en el campo de batalla es la de guardar la base ocultos en los puntos más elevados del mapa.

  • Artillería autopropulsada

Estas máquinas de guerra cuentan con un blindaje escaso, por lo que siempre deberán estar ocultos, pero su potencia y distancia de fuego es abrumadora. Pueden disparar a los rivales desde casi cualquier parte del mapa, por lo que pueden ser la clave para ganar la batalla. Eso sí, el tiempo de recarga del cañón de la artillería autopropulsada es mucho más elevada que el de las otras clases.

Un garaje personalizado

Como estaréis imaginando, World of Tanks no nos permite utilizar todos los tanques desde el principio. Cuando comenzamos a jugar sólo contamos con algunos de los tanques más básicos, pero a medida que disputamos batallas podemos comprar máquinas más avanzadas con el dinero y la experiencia que ganamos. Eso sí, se necesitan horas y horas de juego para hacerse con los tanques más potentes, por lo que WoT es un título para jugadores pacientes.

Por supuesto, también podemos utilizar el dinero y la experiencia que ganamos para mejorar los tanques que poseemos. Así, podemos añadir nuevos tipos de balas que perforen distintos tipos de carrocerías, mejores orugas para nuestro carro, equipos médicos y de reparación consumibles para aguantar más en batalla, pinturas especiales para camuflarnos o para lucir más imponentes... Y por si fuera poco, cada tanque cuenta con su propia tripulación, capaz de aprender nuevas habilidades que mejoran los parámetros de la máquina de guerra.

Mejorar y personalizar nuestros tanques es fundamental para tener éxito en las batallas ya que no es nada fácil sobrevivir, y más en las primeras horas de juego. Pero lo mejor es que si hemos jugado a la versión de Xbox 360 conservamos todo el progreso realizado, por lo que en WoT Xbox One Edition ya comenzamos con toda nuestra flota de la anterior edición. Eso sí, una vez que hemos puesto a punto nuestro tanque, llega la hora de comprobar si las mejoras elegidas son de utilidad o no.

¡A luchar!

Puede que las batallas de World of Tanks no sean las más apasionantes que hayamos visto en un título multijugador, aunque si sois fans de estas máquinas y os gusta la simulación pura y dura, os encantarán. Eso sí, el título no está hecho para jugadores casuales o locos de la acción a cascoporro ya que el desarrollo de los enfrentamientos suele ser bastante lento.

Como ya hemos dicho antes, los tanques con mayor potencia de fuego se mueven con bastante lentitud y, además, la mayoría de los modelos tardan varios segundos en recargar su cañón. Es por eso que la mejor estrategia a seguir con las máquinas más potentes es la de camuflarse, disparar y esconderse para recargar tranquilamente.

Además, pese a que el control del tanque en World of Tanks Xbox One Edition ha sido mejorado notablemente con respecto a la edición de Xbox 360, aunque puede resultar algo tosco para los recien llegados. Hace falta paciencia para adaptarse al movimiento del tanque y de su retícula, que tarda unos segunditos en centrarse si estamos en movimiento.

Eso sí, cuando nos hacemos al funcionamiento de las batallas y comprendemos el rol de cada clase de tanque en ellas, resultan realmente entretenidas. Por desgracia, la variedad de objetivos no es demasiado alta y casi todas las refriegas online se resuelven eliminando a todos los tanques del equipo rival o conquistando su base. Pero si hay que destacar algo de las batallas de World of Tanks es que ¡los servidores son compartidos entre Xbox One y Xbox 360! Esto quiere decir que podemos jugar con y contra nuestros amigos de Xbox Live que no hayan podido dar el salto de generación, convirtiéndose así en el primer título con multijugador intergeneracional en las consolas de Microsoft.

Nuevos modos de juego

Por suerte, Wargaming ha añadido nuevos modos de juego en World of Tanks Xbox One Edition. Hablamos de los nuevos modos PVE, que llegarán más tarde a la versión de 360. Estos modos nos permiten simular partidas online en las que luchamos contra bots para ver si hemos comprendido todos los tutoriales que realizamos o para comprobar si las mejoras equipadas en nuestro tanque son eficaces.

Además, estos modos PVE también nos sirven para adaptarnos a los distintos tipos de enfrentamientos que existen en el MMO y a las diferentes condiciones que se pueden dar en ellas como las refriegas nocturnas con visibilidad reducida. Por supuesto también nos es útil para adaptarnos a los distintos mapas en los que podemos jugar. Y por si fuera poco, también podemos participar en una especie de modo horda en el que nos enfrentamos a oleadas de tanques que aumentan en dificultad a medida que acabamos con ellas.

Un apartado técnico superior

Pero donde realmente destaca World of Tanks en su versión de Xbox One es en su cuidado apartado técnico. Como es lógico, el salto a la nueva generación ha dado la posibilidad a Wargaming de cuidar mucho más el aspecto visual de su juego. Los tanques tienen un nivel de detalle mucho más grande que en la versión de Xbox 360 y los escenarios son realmente atractivos en esta ocasión. Y es que los 1080p y las 30 imágenes por segundo le han sentado de maravilla a esta nueva versión.

El nivel de vegetación ahora es mayor, los campos de cultivo están plagados de altas plantas de cereales, las flores lucen más coloridas y mejor que nunca... Además, efectos como los reflejos en el agua o el fuego también han sido mejorados notablemente. Por otro lado, los efectos climáticos ahora son dinámicos y la lluvia o la niebla causan reflejos visuales sobre la carrocería realmente vistosos. Además, ahora casi todo en los escenarios es destructible. Vemos los efectos de nuestros disparos allá donde golpean y tras varios impactos, casi los edificios acaban por derrumbarse.

En cuanto al aparato sonoro, no resulta muy llamativo si no se tiene un equipo adecuado. La música sólo está presente durante las pantallas de menú y de carga de World of Tanks Xbox One Edition, mientras que durante las batallas nos limitamos a escuchar los sonidos propios del mapa y de los tanques. Eso sí, con un equipo de altavoces multicanal podemos diferenciar la distancia y la posición de los enemigos gracias al sonido de sus orugas o el de sus disparos.

Conclusión

No hay duda de que World of Tanks Xbox One Edition es la versión más completa y definitiva del título. Es cierto que no estamos ante un juego para todo tipo de usuarios, requiere demasiadas horas de juego para ser competentes y su ritmo puede resultar bastante lento. Eso sí, las mejoras visuales, sus nuevos modos de juegos y el compartir experiencia y servidores con la versión de Xbox 360 es un gran acierto por parte de Wargaming. En definitiva, si os gustó World of Tanks en PC o en 360, en Xbox One os encantará. De lo contrario, sus añadidos y mejoras no os resultarán suficientes para engancharos ahora.

Valoración

Estamos ante la versión definitiva de World of Tanks. Sus mejoras técnicas y sus añadidos jugables, unidos a su compatibilidad con Xbox 360, hacen que sus batallas sean más apasionantes que nunca.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Las mejoras visuales. Los nuevos modos PVE. Servidores y experiencia compartidos con Xbox 360.

Lo peor

Sus batallas pueden resultar lentas. Requiere muchas horas para ser competitivos.

Lecturas recomendadas