Análisis

Análisis de World of Warcraft Mists of Pandaria

Por Gustavo Bernaldo
-

A bombo y platillo Blizzard ha lanzado su World of Warcraft Mists of Pandaria, expansión que nos invita a disfrutar de un montón de aventuras con un sistema de juego muy cambiado, la nueva clase en forma de Monje, los Pandaren y, sobre todo, con todo el encanto del lejano Oriente.

World of Warcraft Mists of Pandaria es la cuarta expansión de un título que lleva entre nosotros la friolera de ocho años, tiempo en el que ha sabido reinventarse un montón de veces para ofrecer a los jugadores nuevas experiencias que les diviertan mientras exploran el mundo de Azeroth. Pero World of Warcraft se ha convertido en algo más que un videojuego, cuenta con un juego de tablero, una colección de cartas tipo Magic, varios libros que amplían la historia, una colección de cómic, figuritas, camisetas, ediciones especiales de ratones, alfombrillas…

Y un sin fin de Merchandising que ha convertido a este World of Warcraft en La Guerra de las Galaxias de los videojuegos. Eso sí, Blizzard siempre ha sido consciente de que lo realmente importante es el videojuego, y que sin él, todos estos productos se caerían como un castillo de naipes.

Por ello, más o menos cada dos años, Blizzard lanza una nueva expansión que amplia el ya de por sí vasto universo de World of Warcraft e introduce un montón de cambios de jugabilidad que convierten, en esta ocasión a Mists of Pandaria, en un título diferente a Cataclysm, su penúltima expansión. Mimando hasta el más mínimo detalle para que el jugador se sienta atraído por el nuevo contenido y, sobre todo, sigua pagando religiosamente las cuotas mensuales a cambio de disfrutar de lo lindo con sus amigos.

Pandaren Monjes, el poder del Kung Fu

No es ningún secreto que los Pandaren son la nueva raza que nos ofrece World of Warcraft Mists of Pandaria, lo que no todo el mundo sabe es que el origen de estos entrañables ositos se debe a una broma gastada por los componentes del equipo de Warcraft 3. Y es que a uno de los empleados del equipo de arte de Warcraft 3, Samwise Didier, se le ocurrió la idea de convertir la ilustración un panda en un fondo de escritorio de Blizzard, al equipo le hizo tanta gracia que anunciaron esta nueva raza, los Pandaren, como la quinta raza de Warcraft III.

Eso sí, lo hicieron el día de los inocentes. La gente se emocionó con el anuncio e, incluso, se sintió defraudada cuando se enteró de que era una broma. Así que Blizzard decidió introducir a los Pandaren a modo de guiño en la expansión de Warcraft 3, para ser más exactos a Chen Cerveza de Trueno.

Independientemente del origen de los Pandaren, lo más destacable de esta raza es que es la primera que podrá ser jugada tanto en la Horda como en la Alianza. Eso sí, el inicio será en una zona neutral, para ser más exactos a lomos de una tortuga gigante a la que debemos salvar mientras vamos conociendo las intenciones de la Hora y de la Alianza. Después de realizar unas cuantas misiones y salvar a la tortuga-chalet, se nos pedirá que escojamos una de las dos facciones.

Será entonces, más o menos sobre el nivel 10, cuando aparezcamos en las zonas clásicas para seguir subiendo de nivel con nuestro Pandaren. Eso sí, para facilitarnos tan ardua tarea y hacer más llevadero el trabajo, Blizzard ha dotado a esta raza de una peculiar habilidad que le otorga el 50% más de experiencia. Siempre y cuando viaje hasta un templo y cumpla una misión.

En lo que respecta al Monje, la nueva clase de este World of Warcraft Mists of Pandaria, hemos de comentar que se trata de una clase muy versátil capaz de realizar las acciones de curación, tanqueo, o bien, DPS. Para ello, utilizará una barra de energía y acumuladores de Chi, estos últimos imprescindible para realizar las habilidades más poderosas.A priori, puede parecer un sistema de juego muy parecido al del rogue, pero nada más lejos de la realidad, ya que la energía del Monje se recarga más rápidamente, y debemos gastar los puntos de Chi casi al instante. Como ya os podéis imaginar, el monje es un luchador nato que utilizar el Kung Fú para el combate, lo cual queda de los más espectacular.

Combates de mascotas

Otra de las grandes novedades que ha introducido Blizzard en este World of Warcraft Mists of Pandaria, han sido los combates de mascotas. Lo sospechoso, es que se parecen drásticamente a las batallas disfrutadas antaño en la saga Pokémon. Y es que el sistema de juego que encontramos es prácticamente similar al del gran éxito de Nintendo.

Cada mascota está catalogada con un tipo: fuego, no-muerto, dragonante, humanoide… que es más fuerte contra unas clases y tiene debilidad cuando combate contra otras, es decir, que las del tipo humanoide serán potentes contra no-muertos y débiles contra alimañas. Nuestro equipo se compone de tres mascotas, aunque tan sólo es una la encargada de combatir, eso sí, podremos cambiarla por cualquiera de las dos restantes durante el combate en nuestro turno. Cada mascota cuenta con habilidades que debemos ir seleccionando durante el combate para hacer daño al rival, o bien, para curar o mejorar nuestras unidades. ¡¡Así de sencillo!! ¿Os suena este sistema no?

Los combates nos servirán para ir adquiriendo experiencia con nuestras mascotas que, como no podía ser de otra forma, subirán de nivel en cuanto la barra de experiencia llegue al límite. Con los nuevos niveles podemos desbloquear nuevas habilidades y, lo que es más importante, combatir contra enemigos más poderosos. Y es que además de contra otros jugadores, también retaremos a las mascotas salvajes que pululan por Azeroth, pudiendo incluso capturarlas si bajamos su barra de salud considerablemente. Si lo logramos, esta mascota pasará a formar parte de nuestra colección…

¡¡Hazte con todas!! La verdad es que este mini juego es de lo más entretenido y, sobre todo, nos invita a completar nuestra colección recopilando todas las mascotas que nos  ofrece World of Warcraft.

Al estilo oriental

Una de las cosas que más nos ha sorprendido es la cantidad de detalles que tienen todo los escenarios de World of Warcraft Mists of Pandaria. Los parajes han sido meticulosamente trabajados para ofrecernos un ambiente Oriental que nos introduce directamente en una película de Kung Fu, y no sólo por los gráficos, muchas de las misiones que encontramos en esta expansión, están inspiradas en las películas que artes marciales que hemos visto mil veces. Por ejemplo, encontramos una cadena de misiones donde un maestro nos enseña a combatir rompiendo tablones, golpeando un muñeco de madera y meditando para unificar cuerpo y mente.

Pero no será lo único que encontraremos en World of Warcraft Mists of Pandaria. El nuevo continente de Pandaria está lleno de eventos diferentes que nos sacarán de la rutina de matar a tal bicho, o bien, recolectar tal objeto. Por ejemplo, montaremos sobre una gigantesca bestia para acabar con cientos de enemigos, o bien, manejaremos un cañón para evitar un ataque de la Alianza. Lo cual nos ofrece una variedad inmensa con la que subir de nivel se hará un poquito más sencillo.

Un montón de cambios

El más llamativo y significativo, ha sido el de los talentos, ahora no tendremos un árbol de talentos en el que potenciar una u otra habilidad, si no que directamente, cada quince niveles, tendremos que optar por un nuevo poder a elegir entre tres. Eso sí, se mantienen las especializaciones con el único cambio de que ahora nos darán cuatro hechizos o habilidades de esa especialización.

Otro de los cambios que Blizzard ha incluido, es la unificación de personajes en la cuenta. ¿Cómo lo ha planteado? Pues de una forma brillante y sencilla, ha unificado todos los logros, monturas y mascotas que tenemos en todo los personajes para elevarlo al nivel de cuenta, lo cual es muy de agradecer, ya que en muchas ocasiones teníamos una montura que nos gustaba mucho con un personaje, pero no la podíamos utilizar con los demás.

Con respeto al modo PVP (Player vs. Player), se han introducido dos nuevos campos de batalla. El primero, el Templo de Kotmogu, ha introducido un nuevo modo de juego donde lo fundamental será conseguir y mantener los cuatro orbes que hay en el escenario. Cuando más tiempo los tengamos en nuestro poder, más puntos conseguiremos para nuestro equipo. El segundo campo de batalla serán las Minas Lonjaplata, cuyo sistema de juego es muy parecido al de Cuenca de Arathi, con la peculiaridad de que en este no tendremos que combatir por conquistar banderas, si no que lo haremos por conquistar vagonetas en movimiento que hay que guiar hacia nuestra basa.

Con respecto a lo que a mazmorras se refiere, este World of Warcraft Mists of Pandaria tampoco se queda corto, encontramos nueve completamente nuevas que podremos hacer en el nuevo modo desafío, además del normal y el heroico claro. En el modo desafío nuestro mayor enemigo será el reloj, ya que hay que terminar la mazmorra lo antes posible para optar por las recompensas que Blizzard nos ofrece. Eso sí, el equipo de nuestros personajes se adecuará al de la estancia, de esta forma todos los jugadores estarán en igualdad de condiciones. ¡¡A por el récord!!

Otra de las novedades que encontramos son las Gestas, unas aventuras cortas en estancias diseñadas para tres jugadores sin importar su clase o rol. A diferencia de las bandas o las mazmorras, las Gestas nos ofrecen unos objetivos que debemos lograr para seguir progresando y, así, conseguir suculentas recompensas. Vamos, que las Gestas están pensadas para los que no tienen mucho tiempo, o bien, los que busquen diversión sin complicaciones.

¡¡Larga vida a World of Warcraft!!

Parece mentira que World of Warcraft lleve con nosotros ocho años y aún esté en la cresta de la ola. Millones de jugadores se agolparán en Pandaria y practicarán el Kung Fu con sus nuevos Monjes Pandas hasta llegar a nivel 90. Y la verdad es que lo harán divirtiéndose, ya que esta nueva expansión es un soplo de aire fresco a una saga que, por más que se empeñen algunos, no está nada muerta. Es más, después de lo que hemos visto en los servidores de World of Warcraft, le vaticinamos, al menos, otros dos años más.

Y es que este Mists of Pandaria es fresco, original, divertido, variado y muy, muy adictivo. Como siempre, Blizzard España ha realizado un gran trabajo de localización para ofrecernos unos diálogos perfectamente doblados al castellano y unos texto en un castellano impoluto, pero lo más importante es que Blizzard ha puesto toda la carne en el asador apostando por la cantidad, y mejorando, aún más, la calidad. Resumiendo, un título que todo el mundo debería probar. ¡¡Larga vida a World of Warcraft!!

Valoración

Mists of Pandaria trae suficientes novedades como para para dar una nueva vuelta de tuerca al incombustible World of Warcraft. Una gran expansión que, a buen seguro, nos hace pasar horas y horas de diversión.

Hobby

94

Excelente

Lo mejor

La ambientación es espectacular, las misiones divertidas y los combates de mascotas muy entretenidos

Lo peor

Que hay que pagar cuotas mensuales

Lecturas recomendadas