Análisis

Análisis de XCOM Enemy Unknown

Por Francisco Javier Gomez
-

Los extraterrestres han llegado y no vienen precisamente en son de paz. ¡Para evitar que dominen la Tierra tendrás que usar todas tus armas como estratega!

La saga XCOM, nacida en la década de los 90, fue todo un referente dentro de la estrategia en PC por la profundidad de su planteamiento táctico y las amplias opciones de su desarrollo. Con un buen puñado de títulos a sus espaldas (incluso algunos creados por la comunidad de fans), la serie consiguió tal fama que incluso llego a consolas en forma de conversión para PSX.

Después de varios años de inmerecida ausencia, la serie vuelve con XCOM: Enemy Unknow, un juego donde gestión de recursos y estrategia táctica por turnos se dan la mano en un desarrollo repleto de posibilidades. Un regreso con el que esta mítica saga pretende retomar en PC el éxito con el que se hizo un hueco entre los grandes del videojuego e intentar afianzar un género muy poco dado en consola.

La trama nos pone al frente de un grupo internacional denominado XCOM que lucha contra una invasión alienígena. Partiendo de esta interesante premisa, el juego se divide en dos partes claramente diferenciadas: la gestión de nuestra base y los ataques por turnos contra los extraterrestres. En la base de operaciones, debemos administrar nuestras finanzas para investigar nuevo armamento, contratar y equipar a nuevos soldados, construir diferentes instalaciones, lanzar satélites para controlar las abducciones alienígenas, etc.

En este aspecto, el juego resulta tremendamente completo y nos da enorme libertad para elegir diferentes caminos que hacen que el desarrollo cambie totalmente de una partida a otra. Es más, incluso debemos elegir qué países protegemos prioritariamente, lo que provoca que se activen unas misiones u otras. Sin duda, un factor muy interesante que nos llama para rejugar tomando otras decisiones  o probando otro nivel de dificultad.

Pero todo lo comentado no es más que un preparativo para el verdadero meollo del juego: los combates por turnos. Controlando un pelotón de 4-6 soldados (dependiendo de las mejoras adquiridas), nos enfrentamos contra los alienígenas en pequeños escenarios donde nos movemos por turnos. Sea cual sea su especialidad (armas pesadas, francotirador, etc.), cada soldado tiene dos casillas de acción que puede emplear para moverse o atacar, con el fin de buscar la mejor cobertura posible o un buen ángulo de tiro. Flanquear al enemigo, encontrar el punto débil de cada tipo de enemigo, usar con astucia las habilidades que nuestros soldados ganan con la experiencia y asegurar el disparo (la puntería se define por porcentajes), son las claves que debemos dominar para eliminar a los aliens.

Y aunque el desarrollo de estos combates no resulta tedioso y tiene algunos puntos interesantes (edificios con varias alturas, coberturas destruibles, perder un soldado definitivamente si cae en combate, etc.), si que es cierto que tácticamente se quedan algo cortos en opciones y presentan ocasionales bugs (por ejemplo, en algunas ocasiones, los soldados disparan a través de objetos solidos). Es como si dieran a impresión de haberse quedado a medio gas respecto a lo que podían haber ofrecido. Al menos, como compensación el juego cuenta con un cumplidor multijugador Online para dos jugadores (uno contra otro) y el control resulta muy cómodo a la hora de controlar al pelotón.

Donde no se desenvuelve tan bien es a la hora de deslumbrarnos visualmente. Y es que, aunque suficiente para un juego de este tipo, XCOM: Unkown Enemy no resulta muy agraciado gráficamente. Con texturas que tarda en cargarse o modelos poco realistas, no explota todo lo que puede ofrecer la tecnología actual. Eso sí, cuenta con un sonido competente y un trabajado doblaje al castellano.

Por todo ello, XCOM: Enemy Unknow es un título interesante dentro del poco habitual género de la estrategia, pero que podía haber dado mucho más de sí de haberse cuidado algunos pequeños detalles o presentar unos combates con más opciones. Aun así, resulta una correcta alternativa a tanto juego de acción o deportivo.

Valoración

Sin ser redondo, un correcto juego de estrategia (en consola especialmente) gracias a un desarrollo lleno de opciones.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

El planteamiento resulta original y ofrece muchas opciones a la hora de gestionar los recursos.

Lo peor

Los combates, aunque bien planteados, se quedan a medio camino de lo que podían ofrecer.