Análisis

Análisis de Zombie Army Trilogy

Por David Martínez
-

Versión comentada: PS4

En el análisis de Zombie Army Trilogy para PS4, Xbox One y PC  nos enfrentamos un ejército de nazis recién salidos de la tumba, y dispuestos a poner a prueba lo que aprendimos en la saga Sniper Elite.   

Zombie Army Trilogy no es exactamente una remasterización. El juego contiene una versión mejorada de los dos primeros Nazi Zombie Army (dos títulos descargables que aparecieron para PC hace dos años) e incluye una tercera entrega completamente nueva, además de un modo horda. En conjunto, Rebellion (los creadores del estupendo Sniper Elite III) se ha sacado de la manga un juego sencillo, divertidísimo por momentos, que sabe sacarle partido a las invasiones de zombies nazis que se han puesto de moda estos últimos años.

La premisa de Zombie Army Trilogy es bastante sencilla, imitando el minijuego de zombies que Treyarch llamó Nach Der Untoten en Call of Duty World at War. Nosotros encarnamos a un superviviente (un francotirador americano, un soldado soviético, un oficial alemán o un científico... además de cuatro nuevas incorporaciones femeninas) y atravesamos las ruinas de Berlín aniquilando cientos de muertos vivientes, desde una perspectiva en tercera persona, con cámara al hombro. Esta masacre (provocada por Hitler desde un búnker secreto) no se detiene en los 15 niveles de la campaña, diez remasterizados y cinco completamente nuevos, y sólo se altera ligeramente cuando tenemos que aguantar oleadas de enemigos en lugar de avanzar, o recoger algún objeto que nos abra paso hasta el siguiente escenario. 


El azote de los muertos vivientes

Las mecánicas de disparo marcan la diferencia en Zombie Army Trilogy, ya que se han replicado exactamente las de su "saga madre" Sniper Elite. Esto significa que podemos equipar tres tipos de arma (hay más de 25 en total) entre pistolas, fusiles de asalto y rifles de precisión. Mientras que el uso del arma con mira telescópica es una gozada (la óptica, los latidos del corazón o la física de los disparos están perfectamente reflejados en el juego) las armas de mano están "penalizadas" con poca precisión, para que se utilicen sólo como último recurso. Al principio puede parecer frustrante -especialmente para aquellos fans del "running and gunning" en otros shooter- pero cobra sentido en poco tiempo.

Como mandan los cánones, el mejor modo de acabar con un zombi es de un disparo en la cabeza, así que si tenemos buen pulso, podremos encadenar combos de 30 o 40 muertes sin fallar un sólo tiro. Cuando nuestro disparo es especialmente bueno (por el punto de impacto o por la distancia a la que disparamos) Zombie Army Trilogy nos recompensa con la Kill Cam. Seguro que lo recordáis: se trata de una repetición del disparo a cámara superlenta, con imágenes de rayos X para ver qué daño hacen nuestros proyectiles en los órganos internos de los zombies.

Y como recurso final, podemos utilizar los explosivos. Además de lanzar granadas o hacer estallar algunos elementos del escenario con un disparo,  el aspecto más original de Zombie Army es la posibilidad de tender trampas. Podemos escoger entre colocar minas terrestres que estallan con una pisada, minas de tracción que se disparan al empujar un cable, o dinamita, que detonamos con una bala. 

Ambientación y gráficos de serie B

Zombie Army Trilogy no sólo homenajea el cine de terror por su argumento. El reflejo de la ciudad de Berlín destruída, sumida en una niebla tóxica y salpicada de cadáveres es escalofriante. Y no es el único aspecto sacado de las películas de George A. Romero; la banda sonora (un puñado de temas que se repite a lo largo de la campaña) también encaja a la perfección, como los gritos de los zombies y los escalofriantes susurros que se escuchan a través del mando de PS4. Y además es uno de los juegos más gore que recordamos, no apto para estómagos sensibles.

Sin embargo, el apartado técnico también parece sacado de una película de bajo presupuesto. Los 10 primeros niveles (que corresponden a los dos juegos anteriores) repiten demasiados elementos -no sólo los enemigos- y están faltos de detalle (pese a que los disfrutamos a 1080p y 60 fps). El tramo final, que sí es nuevo, muestra una ligera mejora en la iluminación y el nivel de detalle en general, pero aún así está lejos de otros "shooter" de la generación. Mención especial para el doblaje, en inglés, mal sincronizado... lo único que se salva en este sentido es el parecido en la voz del Hitler zombi con el personaje real. 

Supervivencia en equipo

Los dos modos de juego: campaña y horda pueden jugarse en solitario o en modo cooperativo (online) de dos a cuatro jugadores. Mientras que la campaña se disfruta bastante en modo individual, la horda (en que abrimos el acceso a nuevas partes del escenario al acabar con cada oleada de enemigos) sí que mejora bastante en compañía. Además, el hecho de incluir una clasificación (y fuego amigo) añade un elemento competitivo a la partida.  

Zombie Army Trilogy es un "placer culpable". Se trata de un juego con un desarrollo simple, que no consigue sorprendernos en ningún momento, y tened por seguro que esta masacre de zombies tampoco se apoya sobre ningún argumento especialmente trabajado. Los escenarios están limitados y la mecánica de disparo, lo mejor con diferencia, es un calco de lo que Rebellion consiguió con Sniper Elite. Pero después de haber jugado la campaña durante un rato, nos hemos enganchado irremediablemente. No sólo por pasar el juego y encontrar los objetos ocultos, sino por conseguir "ese disparo imposible", sin aguantar la respiración, a más de 100 metros de distancia, a través de la mira de un francotirador zombi nazi... 

Valoración

Esta trilogía incorpora las mecánicas de Sniper Elite al servicio de una masacre de zombis. Resulta divertido, pero falla en variedad y aspectos técnicos.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Divertido, sin complicaciones. El uso de la "Kill Cam".

Lo peor

Desarrollo simple, con poca variedad de niveles y enemigos.

Lecturas recomendadas