Análisis de Aragami para PS4 - Principal
Análisis

Aragami - Análisis en PS4 y PC del juego de sigilo de Lince Works

Por Alejandro Alcolea
-

Versión comentada: PS4

El análisis de Aragami para PS4 y PC llega directo desde las sombras. Se trata de un videojuego de sigilo e infiltración que nos recordará poderosamente a clásicos como Tenchu por sus mecánicas jugables y a obras como Dishonored o The Darkness gracias al uso de algunos poderes.

Tras encarnar a un asesino no-muerto con ganas de venganza, os traemos el análisis de Aragami para PS4 y PC, el videojuego del estudio español Lince Works que llega para recordarnos que tanto el protagonista de su videojuego como el amor por los juegos de infiltración y sigilo del estilo de Tenchu no están muertos.

Viendo las imágenes, seguro que muchos os acordáis de haber visto noticias sobre este juego o haberlo probado en eventos, pero puede que lo recordéis con otro nombre. Y es que, hasta hace relativamente poco, Aragami se conocía como Twin Souls: The Path of Shadows, un videojuego que supondría la secuela espiritual de Path of Shadows, un proyecto que cinco estudiantes llevaron a cabo hace algunos años y que se ha mantenido entre los primeros puestos de juegos más descargados y valorados de la plataforma indie Gamejolt.

Tres de los cinco estudiantes que desarrollaron Path of Shadows decidieron continuar con el proyecto, fundaron Lince Works y, durante estos últimos tres años, se han dedicado por completo a darle forma a este viaje a través de las sombras controlando a un espíritu vengativo. Acompañadnos en el análisis de Aragami para descubrir si el juego se adapta a vuestro estilo

Vida después de la muerte

La historia de Aragami comienza con nuestro protagonista siendo despertado de la muerte gracias a la invocación que ha realizado una joven llamara Yamiko. La muchacha necesita nuestra ayuda, ya que está encerrada el lo más profundo de la ciudad de Kyûryu, una urbe sagrada y fortificada que custodian decenas de guardias de Kaiho, el ejército de la luz.

Seremos, precisamente, un Aragami, un espíritu vengativo cuya misión es cumplir el propósito por el que ha sido llamado de la muerte. Sin embargo, desde el principio de la aventura observaremos cómo Aragami no solo se preocupará por cumplir su cometido, sino por conseguir recordar el motivo de su propia muerte y, de paso, quién era. Poco a poco, nuestra relación con Yamiko nos permitirá descubrir si siempre fuimos un implacable asesino, además de conocer el motivo por el que el azar quiso que, de entre todas las almas, fuésemos nosotros los indicados para despertar.

Lo primero es lo primero, y rescatar a Yamiko no será una tarea sencilla, ya que no bastará con abrirle la puerta de la celda, sino que tendremos que ir encontrando los diferentes artefactos mágicos que están custodiados por decenas de soldados que nos matarán de un solo golpe. Los Kaiho no se andan con chiquitas, pero nosotros, gracias a nuestras habilidades de ultratumba, tampoco.

Análisis Aragami Escudriñar escenarios
Planear la ruta y los asesinatos será fundamental en la aventura.

¿Fantasma o demonio?

El ser un Aragami tiene desventajas, por ejemplo el no tener recuerdos de nuestro pasado, pero también ventajas como poder utilizar las sombras a nuestro favor. Sí, sé que es un juego de sigilo y el uso de las sombras para esconderse está muy visto, pero aquí se lleva a un nuevo nivel ya que, como si se tratara del notable The Darkness de Starbreeze Studios, imbuirnos de las sombras nos permitirá desplegar unos poderes inimaginables para cualquier humano.

Y es que, además de poder andar agazapado en las sombras para asesinar a los enemigos por la espalda, Aragami tendrá una serie de habilidades especiales que se nutrirán de las sombras y que nos permitirán, por ejemplo, invocar un kunai de sombra para acabar con un enemigo distante, crear un señuelo que distraiga a los enemigos, hacernos invisibles durante unos segundos o, directamente, hacer que aparezca un agujero negro que se trague a los enemigos de tres en tres. En total serán seis habilidades que iremos desbloqueando a medida que avancemos en la aventura y encontremos una serie de pergaminos (que funcionan como puntos de experiencia acumulables) que se encuentran diseminados por los escenarios.

Análisis Aragami Santuario
Los santuarios serán los únicos puntos del mapa donde recargar nuestras habilidades.

Las mecánicas para avanzar son simples: cada capítulo comenzará en el punto A de un nivel y el final estará en el punto B. Es de perogrullo, pero no podremos hacer nada que no sea llegar del punto inicial al final. Eso sí, nosotros decidiremos cómo queremos llegar, si siendo un asesino implacable e indetectable, si queremos pasar de los enemigos y concentrarnos en llegar al destino sin ser vistos o si somos un poco más torpes y, por fallos nuestros o de la IA enemiga, hacemos sonar la señal de alarma. El juego no impondrá en ningún momento que juguemos sin asesinar a los enemigos o viceversa, queda a decisión del usuario.

Análisis Aragami Enemigos
Cuando suena la alarma, los enemigos patrullarán durante unos segundos, pero tampoco nos pondrán las cosas demasiado difíciles.

Sin embargo, muchas veces terminaremos enfrentándonos cara a cara con los enemigos debido a la inteligencia artificial tan simple que tienen. Y es que, aunque en ocasiones se comporten de manera normal en un juego de este estilo, la mayoría de veces estaremos hablando de enemigos que no tienen visión periférica, que no nos ven aunque estemos a dos metros (alguna vez, sin embargo, nos descubrirán desde una distancia demasiado larga) y cuyos patrones de vigilancia son demasiado simples, tanto cuando escuchan un ruido como cuando ven un cuerpo sin vida. En estas ocasiones sonará la alarma, la colmena se agitará durante unos segundos y... poco más, cada uno volverá a su rutina.

Análisis Aragami Arqueros

Es una lástima, porque la IA es fundamental en un videojuego de este estilo, y unos enemigos que no son capaces de vernos, ni aunque estemos enfrente de sus narices, nos hará confiarnos y tomar riesgos, lo que supondrá enfrentamientos cara a cara en más de una ocasión, algo que nos obligará casi seguro (y es que, los Kaiho son implacables y de un golpe nos matarán) a volver al checkpoint. Eso sí, hay que agradecer que no hay tiempos de carga entre muerte y muerte y la reaparición será instantánea.

Es innegable que una inteligencia artificial más trabajada habría conseguido aupar a Aragami hasta los altares de los juegos de infiltración de esta generación. Y es que, las bases están ahí. Mecánicas como los escenarios grandes con recovecos donde escondernos y plataformas desde donde planear la acción y seguir las rutinas de los enemigos (que, como digo, son muy simples) están presentes a lo largo de los 13 capítulos que componen la historia (donde también habrá alguna que otra fase de plataformeo).

Un aspecto positivo es que, al poder decidir si queremos pasarnos el juego en sigilo o acabando con todos los enemigos, nos sentimos ''invitados'' a completar la aventura un par de veces, algo que podremos hacer en solitario o junto a un amigo a través del multijugador online. 

Análisis Aragami Cooperativo
Gracias al modo cooperativo online, podremos infiltrarnos junto a un amigo.

Belleza entre cerezos

Donde el juego no deja ninguna duda es en el apartado audiovisual. Aragami es un título que entra por los ojos, algo que podéis comprobar en las imágenes que acompañan esta entrada. Los tonos verdes, azules, marrones y amarillos se apoderarán de muchos escenarios para darnos una combinación cromática de las más vistosas que hemos podido disfrutar esta generación. Los escenarios en los que la luna se funde con el verde del bambú y el rosa de los cerezos en flor consiguen transportarnos a un mundo de ensueño.

Con una paleta de colores tan bonita y un diseño tan llamativo, sería una pena que una interfaz de usuario, por muy bien diseñada que esté, ''ensuciara'' la imagen. Juegos como los de la saga Assassin's Creed, además de muchos otros, permiten desactivar la interfaz de usuario para ofrecer una acción más peliculera sin nada que estorbe. Sin embargo, al quitar elementos de la pantalla como la barra de salud o el minimapa, siempre estaremos perdiendo información, algo que en Aragami no ocurre.

Análisis Aragami HUD
La únicas indicaciones que tendremos vendrán de nuestra capa.

Y es que, el videojuego tiene su propia interfaz, pero la tiene integrada en la capa del protagonista. Esos iconos que veis en la capa y las formas geométricas que la recorren son, ni más ni menos que, información útil para el jugador. Las habilidades especiales del asesino están en el centro, el icono más grande corresponde a la habilidad seleccionada y los pequeños a las ''cargas'' que nos quedan. Las líneas que recorren la capa indican la cantidad de ''energía de las sombras'' que tenemos acumulada. Con esto, el estudio consigue crear una atmósfera muy interesante, ya que nos da toda la información necesaria sin distraer al jugador.

En términos puramente tecnológicos, hay que decir que Aragami está creado con el motor Unity 5 y herramientas que el propio estudio ha integrado en el motor. El rendimiento es correcto, pero hay momentos en los que se producen (incluso con el último parche instalado) algunos bajones de frames bastante molestos, además de poder observar texturas con poco detalle en algunas superficies y otros fallos gráficos evidentes. Hay que alabar, eso sí, la tremenda iluminación del juego, que no solo consigue darle ese look tan especial, sino que ofrece detalles, como las sombras dinámicas, bastante buenos.

Al apartado sonoro pocas pegas se le pueden poner. La banda sonora original ha sido creada por el estudio Two Feathers, responsables de las bandas sonoras de, por ejemplo, Hammerwatch y Angry Birds 2. El resultado es bastante bueno, como el que apreciamos en el tema principal o en Yamiko's Lullaby. Sin embargo, lo que al final más escucharemos es la melodía que suena cuando nos descubren, algo que nos llegará a desesperar.

El juego tiene unas voces que corresponden a un idioma inventado por el propio estudio y que recuerdan poderosamente a las de otros juegos como Ori and the Blind Forest, algo que ayuda a terminar de redondear la experiencia audiovisual. En castellano encontramos textos que tienen un tamaño muy bueno, algo bastante difícil de encontrar hoy día. Por último, el juego no tiene cinemáticas hechas con el motor del juego, sino que hace avanzar la historia con unas escenas que parecen dibujos con tinta japonesa con bastante buen acabado.

Análisis Aragami Cinemáticas
La historia se cuenta mediante dibujos que contrastan con el apartado gráfico y dejan bastante buen sabor de boca.

La venganza es un plato que se sirve frío

Aragami es un videojuego no apto para todos los públicos. Si buscáis vivir aventuras con un ritmo narrativo ágil y acción a raudales, no encontraréis eso en Aragami. Si, por el contrario, sois amantes de los juegos de sigilo e infiltración, tenéis una cita casi obligatoria con el juego de Lince Works. Aunque gustará a los fans del sigilo, también éstos tendrán que hacer un esfuerzo por perdonar la IA enemiga, cuyos patrones son demasiado básicos, y la escasez de situaciones que nos encontramos a lo largo de las 8 horas que puede llevarnos la campaña (algo que depende, como siempre, de vuestra pericia, paciencia y estilo de juego).

Análisis Aragami Alarma
Si nos descubren, los enemigos pedirán refuerzos (se reunirán los enemigos más cercanos al que da la voz de alarma).

Si somos capaces de perdonar esto, seguro que disfrutamos con Aragami. Artísticamente es un videojuego muy bueno, sobre todo en lo visual, y la historia, aunque nos da la sensación de haberla vivido antes, nos hará avanzar de buena gana a través de los escenarios repletos de adeptos a la luz. Si os gusta mucho el sigilo, queréis disfrutar de un buen juego de infiltración con cooperativo online, o lo pasasteis pipa con Mark of the Ninja y Tenchu, debéis darle una oportunidad, porque no os decepcionará. La única lástima es el sabor amargo que se te queda cuando piensas que, con unos pocos retoques, este indie español podría haber despuntado mucho más.

Valoración

Aragami es un juego que gustará a los jugones que disfrutan con los juegos de sigilo puro y duro. Si hubiese más variedad de situaciones y la IA enemiga fuese mejor, estaríamos hablando de uno de los grandes del género. El apartado artístico no deja dudas, con unos escenarios de ensueño y una BSO con temas muy buenos.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

El apartado visual, con una paleta de colores de fantasía. El que sea un juego de sigilo sin medias tintas. Historia simple que sabe avanzar bien.

Lo peor

Poca variedad de situaciones, IA enemiga demasiado simple y algunos problemas de rendimiento.

Lecturas recomendadas