Lobezno: Arma-X, de Barry Windsor-Smith
Análisis

Arma-X - Review del origen de Lobezno de Barry Windsor-Smith

Por Jesús Delgado
-

Arma -X de Barry Windsor-Smith es el primer cómic de orígenes de Lobezno. Publicada en 1991, Weapon-X reveló cómo el héroe consiguió su esqueleto y garras de adamantium

Con la llegada de Logan a los cines, aprovechamos para hablaros de uno de los cómics más importantes de Lobezno (Wolverine). Se trata de Arma-X, un cómic escrito y dibujado por Barry Windsor-Smith.

Arma-X (Weapon-X) es uno de los hitos del cómic de superhéroes. Al menos en lo tocante a los mutantes de Marvel Comics. Su publicación, empero, no es precisamente actual. Se publicó allá por 1991. Un año que debéis de tener presente, pues marcó la salida cautelar de Chris Claremont de Marvel, dando cancha a la editorial para hacer lo que se quisiera con los personajes. Pero vayamos por partes.

Para empezar, al hablar de Arma-X, hemos de entender que fue el primer cómic en la historia de la editorial que abordó una parte del origen de Lobezno en detalle. Desde los años 70, momento en el que Logan apareció por vez primera para medirse con Hulk y Wendigo en las páginas del cómic del gigante esmeralda, apenas sabíamos nada de él salvo su nombre: Wolverine ( que significa Glotón o Carcayú, aunque en España se tradujese como Lobezno). Nadie sabía cómo había acabado con garras y un esqueleto forrado de adamantium, por ejemplo. ¿Por qué tanto secretismo? 

En realidad este misterio se debió a los responsables de Lobezno nunca llegaron a hacer oficial ciertas ideas sobre el personaje. Len Wein fue su creador, de hecho, lo imaginó como un tipo rubio, cuyas garras salían de unos guantes. Nunca pensó que llegaran a salir de sus antebrazos. Sin embargo, Chris Claremont, quien reformó la Patrulla-X y convirtió a los X-men en la máquina de hacer dinero que son todavía a día de hoy, tenía otra visión, la cual compartió con John Byrne, el gran reformador del personaje.

Byrne fue uno de los primeros en ver potencial a este héroe peludo, bajito, malhumorado. de malas pulgas y con olor a perro mojado. Junto a Claremont trazó una serie de orígenes del personaje, alineándolo con Japón, haciéndole descender del villano Dientes de Sable (quien debutó en el cómic como malo de Puño de Hierro, como os contamos en la review de su cómic) y aportando detalles que nunca fueron expuestos en los cómics, salvo en forma de huevos de Pascua y pistas dejadas a los lectores. Sin embargo, a pesar de todo este elaborado trasfondo, el dúo mantuvo siempre una regla: No revelar nada de lo que pasó realmente. Había que dejar el pasado de Logan como un misterio, mostrando solo fragmento de su pasado en historias cortas como las de The Wolverine Saga.

Estos son los mejores cómics de Lobezno. ¡Tenéis que leéroslos si no lo habéis hecho ya!

Esta regla de oro se rompió con la salida de Claremont de X-men a principios de los 90. Viendo la oportunidad, Marvel contactó con Barry Windsor-Smith, un ilustrador y guionista británico con el que ya habían trabajado en el Conan de Roy Thomas con historias ejemplares como "Clavos Rojos". Era la mejor opción. Y es que anteriormente, Windsor-Smith ya había escrito y dibujado el relato "Lobo Herido" en el que el pasado de Lobezno volvía en forma de Dama Mortal (Lady Deathstryke). Este cómic había servido de presentación a la villana, pero en Marvel tenían la idea de seguir `tirando de este mismo hilo para revelar más de lo que le había pasado a Logan antes de conocer a Charles Xavier. 

De este modo, Windsor-Smith comenzó a trabajar siguiendo unas pocas instrucciones de Marvel y escribió un cómic dividido en catorce partes, las cuales se publicaron dentro de la colección Marvel Presents, entre los números 72 y 84 (1991), que luego se recopilarían en un tomo único bajo el título de Arma-X, obra de la que hoy vamos a hablaros. 

El "Juan Palomo" de Windsor-Smith, una obra a recordar

El guionista y dibujante no siguió apenas ningún cauce previo durante la elaboración del cómic. Cometiendo el error, admitido por sí mismo tiempo después, de no consultar a Chris Claremont, Barry Windsor-Smith escribió una obra muy libre y personal, que obedecía a cómo él entendía a Lobezno,pero no tanto cómo lo había entendido el guionista que le había hecho convertirse en la gran estrella de Marvel Comics. Esto si bien no enturbiaba la calidad neta del producto, sí creaba incoherencias e inconsistencias respecto a los cómics anteriores, evidenciando un nulo trabajo documental. Otro punto que después también lamentaría el autor años más tarde.

Y es que al crear esta primera historia de orígenes de Lobezno, nos encontramos con elementos que no cuadran precisamente con la narración expuesta por Claremont. En su momento, más de un fan de grupo duro llegó a señalarlas, dando lugar a la idea de que quizá Arma-X no solo no fuera canónica, sino que posiblemente desarrollara en otro mundo del Multiverso de Marvel.

¿Qué es eso del Multiverso? Os lo explicamos en este reportaje

Al final, años después, el grupo editorial corregiría esta situación con historias posteriores, explicando que Logan contaba con recuerdos que no eran suyos y una empanada mental bastante importante, debido al trabajo de lavado de cerebro que operaron en su cabeza. De ahí que lo que en un principio se hubiera tomado como cierto, luego resultase ser fruto de la manipulación psicológica. Vamos, que hicieron un retcon poco a poco para encajar todas las piezas del puzzle hasta llegar a su conclusión en la muerte de Lobezno

Más allá de esta consideración, se debe realizar la lectura de Arma-X atendiendo a ella como el producto maduro de ciencia-ficción, entroncado dentro de la mitología de de Marvel. Barry Windsor-Smith relata con toda su crudeza la tortura física y mental a la que la agencia llamada Arma-X secuestró a un hombre (de habilidades extraordinarias, pero un hombre) y le sometió a una serie de pruebas brutales en aras de forjar un arma viviente. El desarrollo de esta sucia historia de horror, claro, no pretende ser un cuento de hadas. Y si no se ablanda a la hora de exponer hechos, tiene el grandísimo buen gusto de no ser explícita en todos los detalles. Solo con el texto y con algunas insinuaciones, el dibujante y guionista nos muestra cuanto necesitamos saber para revolvernos y sentir desprecio por los responsables del proyecto a la vez que lástima (incluso admiración) por el sujeto de pruebas. 

En este aspecto, la narración no ha perdido frescura. Y algo similar ocurre con el estilo narrativo. No así el visual, que siendo una obra de arte debe entenderse como una pieza de principios de los noventa, realiza con un estilo gráfico más propio de los setenta, con un colorido de los años ochenta. Este híbrido puede resultar un poco extraño para el lector que no tenga tablas. El más impresionable (y posiblemente desconocedor de estilos) podrá sentirse poco atraído por su estética de cómic clásico y su peculiar paleta de colores. No obstante, una lectura detenida le demostrará que está frente una auténtica genialidad comiquera: Un enorme trabajo de anatomía, perspectiva, narración entre viñetas... vamos, un ejemplo de cómo un cómic logra aguantar el paso de los años y no perder ni un ápice de calidad, siendo fiel a la época en la que surgió. 

Eso sí, aviso para navegantes. Si no conocéis a Lobezno ni sabéis nada de él, ni de sus obras y milagros, no empecéis por este cómic. Esta obra debe leerse, sí, pero para su mayor disfrute, os recomendamos algo de perspectiva y haber tomado antes contacto con el personaje por otras vías. Ora sean sus películas, ora los dibujos animados, ora otros cómics.

Lobezno: Arma-X, de Barry Windsor-Smith

Arma-X se acaba de reeditar en España. Panini ha recuperado esta historia en un formato de lujo y a un precio muy muy atractivo: 15,00 euros. 

Valoración

Arma-X es uno de los mejores cómic de los 90 de Marvel. Barry Windsor-Smith firma una obra descarnada, dura y que puede leerse de manera independiente a otros cómics. Brutal relato que arroja luz sobre el origen de Lobezno.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Los diálogos y el desarrollo de la historia propuesta por Barry Windsor-Smith. Su capitalidad en perspectiva para la historia de Lobezno.

Lo peor

Fuera de contexto y sin conocer al personaje, la trama puede ser muy liosa. En su momento contradijo el canon de Chris Claremont, requiriendo recton.

Lecturas recomendadas