Análisis

Bailón análisis de Rhythm Thief

Por Rubén Guzmán
-

Anime, música y desarrollo estilo Layton para un juego de música que consigue hacer bailar al más pintado. ¡Llega Rhythm Thief y el Misterio del Emperador!

Ha tardado un poco, un añito concretamente, pero por fin tenemos aquí un juego musical a la altura de 3DS. Nos lo trae SEGA y, si atendemos al título, Rhythm Thief y el Misterio del Emperador viene con vocación de saga. Para asegurarse el éxito, la compañía ha decidido inspirarse en una de las series portátiles más famosas, concretamente las aventuras del Profesor Layton, y recuperar su estilo de juego (en el que exploramos con los escenarios con el puntero) pero sustituyendo puzles por minijuegos musicales. Y, mira tú por donde, la cosa resulta.

SEGA ha hecho bien los deberes. ¿Cuál es uno de los aspectos que más gusta de los juegos de Layton? Pues que viene arropados con una historia divertida y misteriosa, y contada por escenas de anime de gran calidad. Pues aquí tenemos eso también: la trama, que mezcla aventura, humor  y amor a partes iguales, se centra en Phantom R. ladrón de Guante Blanco que “apiola” obras de arte por una buena causa: recabar datos sobre el paradero de su padre (vale, esto de la buena causa está pelín pillado por los pelos). La cosa se complica cuando aparece un villano que quiere conquistar el mundo, y que no es otro que Napoleón. Sí, el conquistador francés, que parece que sigue vivito y coleando en el siglo XXI. Os podéis imaginar que, con estos mimbres, el argumento es bastante divertido. Tanto, que casi no nos importa que se abuse un pelín de la cantidad de escenas de vídeo…

El escenario que tenemos que explorar en Rhythm Thief a golpe de stylus no es otro que la ciudad de París, representada por bellos escenarios dibujados que nos dan románticas versiones del Lovre o la torre Eiffel, y conectados entre sí en un tablero que ocupa la pantalla superior de la consola. Tocando en cada localización hablamos con los personajes que nos dan pistas sobre nuestro próximo objetivos, o descubrimos secretos como series de notas ocultas en cada localización… El siguiente lugar a explorar siempre está indicado en el mapa, así que la dificultad para avanzar está en superar los minijuegos musicales que son el meollo de la jugabilidad.

Estos minijuegos sigue el argumento de la historia, y podremos ver, por ejemplo, a Phantom R. liquidando a golpetazos a los hombre de Napoleón al ritmo de la música. Pero sin duda el gran acierto del juego es que el control varía en cada minijuego, lo que da una sensación de enorme variedad y nos pica la curiosidad por seguir avanzado y ver que viene después. La pantalla táctil, los botones y la cruceta, el giroscopio… por fuerza los controles se van repitiendo, pero la mecánica de los juegos va variando. Hay algunos divertidos y otros sencillamente magníficos, como uno en el que rasgamos las cuerdas de un violín para hacer sonar la melodía. Por cierto, todas las músicas han sido compuestas para la ocasión y las hay de corte clásico, jazzistico, discotequero... En este trailer, puedes disfrutar de algunas de ellas.

Pero quizá el detalle más sorprendente del juego es que incluye… puzles musicales. Si, pruebas que, al contrario que los minijuegos, que retan nuestros sentido del ritmo, suponen un desafío para nuestra memoria o capacidad de distinguir tonos. Los más típicos son los juegos estilo “simon” en los que debemos repetir secuencias de notas, pero hay otros más originales como los que consistes en emparejar sonidos por su tono.

Así, el desarrollo resulta de lo más entretenido y variado. Y encima el juego da para bastante porque es muy rejugable: es posible rejugar cada juego una vez superado, y el auténtico reto está en mejorar nuestras puntuaciones. Y, creenos, lo intentarás, porque resulta divertido y desafiante. No es como en otros juegos, que la rejugabilidad se presupone pero no es real. Aquí es auténtica y verdadera y, sobre todo… ¡divertida! El último elemento molón es un multijugador local para competir con amigos, extra más jugoso de lo que podría parecer en un primer momento. ¿Defectos? Hombre, es verdad que quizá las melodías de corte clásico no sean el tipo de música que se espera en un juego musical, pero creenos, funcionan de maravilla.

Valoración

El primer juego musical de 3DS está la altura, con minijuegos divertidos y sorprendentes y un buen argumento aventurero.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

Lo variados y originales que resultan los minijuegos

Lo peor

Las escenas de anime son muy buenas... pero hay muchísimas

Lecturas recomendadas