Análisis

Batman, Superman y Wonder Woman en la crítica de Justice League: Gods and Monsters

Por Jesús Delgado
-

Crítica de Justice League: Gods and Monsters (2015) -  DIRECCION: Sam Liu - GUIÓN: Alan Burnett, Bruce Timm. - PROTAGONISTAS: Benjamin Bratt, Michael C. Hall y Tamara Taylor (VO). Justice League: Gods and Monsters propone una revisión de los tres principales héroe: Superman, Batman y Wonder Woman. Para ellos nos retrata a un Superman que no es Clark Kent, sino el hijo del general Zod; un Batman que es realmente un hombre murciélago vampiro, y no el Caballero Oscuro; y una Wonder Woman que no viene de la pacífica Isla Paraíso, sino de un beligerante mundo más allá de las estrellas. ¿Estamos ante dioses o antes monstruos?Alan BurnettBruce 

Justice League: Gods and Monsters finalmente ha salido a la venta en EEUU la pasada semana, revelando una de las películas de animación más esperadas de este año. En este proyecto, escrito por el propio Bruce Timm, co-creador de Batman: The Animated Series,  DC Entertainment apuesta por una de sus propuestas más populares entre los lectores, la de los mundos alternativos.

En Liga de la Justicia: Dioses y Monstruos, el Universo DC es ligeramente distinto al que todos creemos que conocemos. Efectivamente existen Superman, Batman y Wonder Woman, pero no son Clark Kent, Bruce Wayne y Diana Prince, los héroes que conocemos. En su lugar, Superman es Hernán Guerra, el hijo del general Zod enviado a la Tierra y criado por una humilde pero amorosa pareja de padres mexicanos que le encontraron cuando cruzaban ilegalmente la frontera. Batman es Kirk Langstrom, el Man Bat de los cómics, que se convirtió en vampiro tras tratar de curar una extraña afección sanguinea que padecía. Y, finalmente, Wonder Woman es Bekka, la esposa de Orión de los Nuevos Dioses del Cuarto Mundo, quien en esta realidad es una avezada guerrera . 

Esto claro, tiene como consecuencia un replanteamiento del resto del Universo DC y de las relaciones con otros personajes, lo que implica que héroes y villanos sean un tanto diferentes. Del mismo modo, los héroes se comportan de una forma ligeramente distinta a la de los cómics, siendo bastante más sanguinarios y excesivos que sus contrapartidas originales. Como resultado, la opinión pública no les ve con buenos ojos, y peor les va a ver cuando empiezan a producirse sospechosos asesinatos que señalan al trío de superseres como los culpables. 

Un giro de tuerca oscuro, pero con muy buen gusto

Justice League: Gods and Monsters es la prueba de un discurso que numerosos fans vienen sosteniendo desde hace tiempo, que las versiones alternativas de DC Comics llegan a ser más contudentes y aplaudidas que los cómics tradicionales y las series regulares de sus héroes. Tristemente, parece ser una constante ya habitual en DC, que además se extiende a buena parte del sello Else Worlds (sello destinado a versiones alternativas en los cómics), en donde otros mundos muestran cómo podrían haber sido las cosas bajo otras circunstancias, como en Hijo Rojo o Kingdom Come.

La cinta que tenemos ante nosotros no obedece a la línea marcada por las anteriores películas de La Liga de la Justicia o de las dos basadas en el Batman de Morrison, tampoco lo hace estéticamente. El dibujo, lejos de imitar al anime en cuanto a composiciones o presupuestos de personaje (criticado o alabado según a quién le preguntes), regresa al estilo clásico de lo mejor de la animación de DC, esto es Batman: The Animated Series y sus distintos spin-off. El diseño de los personajes vuelve al molde de este exitoso modelo de animación y de contenido. Sin embargo, huyendo de la pseudo inocencia de estas series, cuyo trasfondo infantil enmascaraba un contenido transgeneracional que los adultos disfrutarían con la misma intensidad, Gods and Monsters se permite entrar en terreno cenagoso. La cinta nos muestra y sugiere violencia extrema, que aunque no llega a ser explícita, si nos refleja un universo DC bastante más sórdido que el tradicional.

Sin embargo, el uso de esta violencia, solapada a un estilo de animación más tradicional, queda completamente justificado en el discurso de la cinta, desarrollando el título de 'Dioses y Monstruos". Desde su atalaya, esta Liga de la Justicia vive como juez, jurado y verdugo del mundo, siendo un triunvirato de justicieros al servicio del Gobierno de EEUU, sin mesura ni control. No son respetados, sino temidos y odiados. Y ese es precisamente el talón de Aquiles que sus enemigos utilizarán para acabar con ellos y reforzar la creencia popular de que son tres monstruos que deben de ser destruidos a toda costa.

A su vez, esta idea sirve de hilo conductor para una trama que desarrolla las tres historias de orígenes. Estas nos muestran y nos hacen entender por qué estos Superman, Batman y Wonder Woman son como son, sus motivaciones, taras y pesares, revelando un trío muy distinto del que Zack Snyder nos presentará en su Batman v Superman. De hecho, la principal virtud de la película es precisamente la de poner en tela de juicio la moralidad de los héroes tradicionales frente a estos tres anti-héroes, cuyas vidas se han alejado de las "facilidades" morales de sus versiones originales.

Desgraciadamente, la cinta adolece de una tara importante. Es demasiado corta para el discurso que pretende llevar a cabo. Esto hace que, por un lado, nos quedemos con ganas de más y, por otro, que la resolución sea apresurada y ligeramente mal llevada. Esta tara puede explicarse en base a que estamos ante una película de animación, que no pretende extenderse más allá de la hora y pico de duración. Quizá por eso, precisamente su conclusión nos ofrece un final abierto, que vaticina una segunda película en el futuro, ya anunciada por Warner. Una segunda película que recibiremos con muchas ganas.


Liga de la Justicia: Dioses y Monstruos aún no ha salido en España. Se espera que su lanzamiento en nuestro país se dé para el 28 de agosto de este año. Desgraciadamente no podemos confirmar aún si su doblaje al español será en castellano o se mantendrá la versión latinoamericana para el mercado internacional.  

Valoración

Entretenida revisión de los tres héroes más importantes de la historia de DC Comics. La trinidad de la Liga de la Justicia es dada la vuelta y sustituída con versiones oscuras y alternativas, con su propia 'gravitas' y drama personal.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Nos hace preguntarnos si los héroes clásicos serían tan buenos bajo otras las circunstancias.

Lo peor

Nos deja con ganas de más y la resolución del conflicto es demasiado rápida.

Lecturas recomendadas