Blame!
Análisis

Blame! - Crítica de la película anime que ya está en Netflix

Por Thais Valdivia
-

Netflix amplía su catálogo anime con la película de animación Blame!, adaptación cinematográfica del manga homónimo creado por el autor Tsutomu Nihei.

Killy es un hombre de pocas palabras. Vaga por un gigantesco y aterrador laberinto de hormigón y acero peleando contra robots sedientos de sangre. Su objetivo es claro: encontrar a humanos que posean el Gen de Terminal de Red. Es por ello que no se detendrá ante nada ni ante nadie. ¿Será capaz de llevar a cabo su misión? ¿Quién es Killy en realidad?

El pasado 20 de mayo, la plataforma Netflix se actualizó para ampliar aún más si cabe su catálogo anime con la película original Blame!, la cual está basada en el seinen homónimo del autor nipón Tsutomu Nihei. Es un manga de diez volúmenes que se publicó entre los años 1998 y 2003 en las páginas de la revista Afternoon (Kodansha) y que próximamente llegará a nuestro país de nuevo en formato Master Edition bajo el sello de la editorial Panini (anteriormente fue la extinta Glénat la que publicó la serie).

Tal fue el éxito del manga original, que Nihei se puso manos a la obra en 2004 con el volumen único Net Sphere Engineer y Blame! Academy. Aunque no fue hasta 2008 que no realizó el tomo Blame!². Mientras esto se publicaba, vieron la luz dos series en formato OVA (Blame! y Blame! Prologue).

Volviendo a la película que hoy tratamos, Blame! está dirigida por Hiroyuki Seshita (Ajin, Knights of Sidonia) y cuenta con un guión escrito entre el padre del manga, Tsutomu Nihei y Sadayuki Murai. El estudio de animación Polygon Pictures es el encargado de la producción de este proyecto.

Buscando lo imposible

Blame! es una película en la que el estilo cyberpunk y el tono oscuro son dos de sus pilares básicos. El tercero es Killy, el misterioso hombre que aparece de la nada para salvar a la humanidad de su fatal destino. Aunque sea serio y apenas diga nada durante la hora y media que dura la cinta, no cabe duda de que es quien lleva las riendas durante todo momento tanto para bien como para mal. A pesar de que parezca que se quiera mostrar a otro personaje como protagonista dándole incluso más minutos, es Killy el que verdaderamente posee las respuestas de todo y en quien se debería haber centrado más el guión.

Blame!

Por otro lado, es muy complicado adaptar un manga de diez volúmenes, con su trama principal e historias secundarias, en una única cinta que no llega ni a las dos horas. Es por ello que el guión de Blame! no es tan sólido como debería ser, pues nos presenta algunas lagunas que no tienen respuesta como, por ejemplo, el por qué un puñado de humanos confían de la noche a la mañana en una persona tan extraña como Killy y se embarcan en un viaje en el que no saben si volverán o no con vida. Tampoco podemos dejar pasar ese final, un final que encierra más incógnitas que respuestas y nos deja con la sensación de que se debía haber hecho mucho más o, al menos, haber realizado un final algo más cerrado.

¡Hay más anime en camino! Mira el primer tráiler de la serie Castlevania para Netflix

En lo que respecta a las secuencias de acción, esta película de Netflix puede presumir de tener algunas muy buenas, como esos minutos iniciales en los que se nos mete de lleno en el apocalíptico universo en el que transcurre la historia. Esto es gracias a una animación CGI que ha mejorado con creces con respecto a otros proyectos de Polygon Pictures. No obstante, en esta ocasión se abre de nuevo el debate sobre si es mejor la animación tradicional o este nuevo estilo que ya hemos podido ver en otras series como Sidonia no Kishi y Ajin. En mi opinión me decanto por la animación tradicional, pero bien es cierto que en Blame! no se nota tan descaradamente los errores del CGI y se deja disfrutar de principio a fin.

Blame!

En lo que respecta a la banda sonora, esta es muy buena, logrando en todo momento mantenernos en vilo y metiéndonos de lleno en la historia. No faltan los temas épicos y memorables en los instantes de mayor tensión en los que el héroe debe sacar fuerzas de donde sea y cumplir con su misión, lo que le da ese toque que tanto gusta. Esto se suma a un correcto trabajo de los actores y actrices de doblaje en castellano (podéis ver la peli tanto con audio en castellano como en versión original con subtítulos) cuyas voces casan a las perfección con los personajes, dándoles la intensidad que merecen en cada escena.

En definitiva, Blame! es una buena película para presentar el manga original, pero no llega a la altura del mismo por lo que hemos comentado anteriormente de que es imposible adaptar diez volúmenes en menos de dos horas de metraje. A pesar de las lagunas que presenta el guión, tenemos buenas secuencias de acción que muestran la mejora con respecto a la animación CGI y una banda sonora al altura. Así pues, si os gustan las historias de estilo cyberpunk y toques post apocalípticos, no dudéis en echarle un vistazo a este anime.

Blame!

Valoración

Entretenida película de estilo cyberpunk que comienza realmente bien, pero a medida que pasan los minutos se va desinflando hasta llegar a un desenlace abrupto que no proporciona las respuestas necesarias.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Los primeros minutos de la cinta nos meten de lleno en un universo que podría haber dado mucho más de sí.

Lo peor

El guión peca de querer abarcar muchos temas para luego no ofrecer las respuestas que se necesitan para entenderlo todo.

Lecturas recomendadas