Bridget Jones's Baby
Análisis

Bridget Jones' Baby - Crítica del regreso de Renée Zellweger

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Bridget Jones's Baby, el regreso de Renée Zellweger a uno de sus papeles más destacados con Colin Firth, Patrick Dempsey y Emma Thompson. Estreno en España el 26 de septiembre de 2016.

Vaya por delante que el género de la comedia romántica no es mi fuerte: me cuesta encontrar películas que me digan algo o me dejen algún tipo de poso así que cuando vi que tendríamos tercera entrega de la saga de El diario de Bridget Jones con bebé de por medio, no es que se despertara en mi un entusiasmo desmedido que digamos. Pero, vista la película, no es tan descorazonadora como cabría esperar...

Nuestra intrépida reportera ve cómo pasan los años: después de romper con Mark Darcy y con los cuarenta añitos recién cumplidos, decide centrarse en su trabajo. Su vida amorosa toma una nueva dirección cuando conoce a un elegante estadounidense llamado Jack, un galán que tiene todo lo que no tiene Darcy. Y, sorpresa, cuando descubre que está embarazada, no sabe a ciencia cierta quién es el padre. 

Bridget Jones' Baby tiene aciertos muy notables aunque los lectores de sus aventuras descubrirán con sorpresa que la propuesta cinematográfica nada tiene que ver con la tercera novela de Helen Fielding cuyos personajes han sido tomados prestados para un relato independiente de "El diario de Bridget Jones. loca por él" de 2013. La autora de los libros ha participado en un guión muy coral coescrito por la actriz Emma Thompson que hace asimismo un divertido papel y Dan Mazer.

Bridget Jones' Baby

Han pasado doce años y una importante visita al cirujano plástico que han terminado por derrotar a Bridget. Renée Zellweger acuñó la expresión de "hacerse un Zellweger" y, aunque pueda parecer frívolo, es uno de los grandes problemas de la película, máxime cuando se tiene un buen recuerdo de la actriz en el papel y queda de manifiesto que ha perdido gran parte de su encanto.

¿Cómo vamos a creer en una solterona patosa que pretende reivindicar su libertad si por un lado la interpreta una actriz que se ha borrado las expresiones faciales para parecer más joven y por otro lado da vida a un personaje cuyo fin último es casarse de blanco?

Es difícil de tragar por no hablar de la escasa originalidad de la idea (replicar la primera parte pero con un tercer vértice más atractivo y moralmente superior al rastrero Cleaver de Hugh Grant) y la sensación de que está totalmente desfasada, respirando el aire de los 90 que vio nacer al personaje.

Bridget Jones' Baby

Extrañamente, el guión de Bridget Jones' Baby es más divertido de lo que pudiera esperarse a priori, en primer lugar, gracias al tratamiento de los personajes secundarios: atentos a Sarah Solemani y a la ya nombrada Emma Thompson, que protagonizan varios momentos que te sacan la carcajada.

La banda sonora vuelve a ser otro de los puntos clave en Bridget Jones' Baby con clásicos requetemanidos como como "We Are Family" (Sister Sledge) o "Ain’t No Stoppin’ Us Now" (McFadden & Whitehead), aderezados con cierto toque irreverente gracias al tema de Lily Allen "Fuck You". A lo largo del metraje también se escuchan otros temas como "Meteorite" de Years & Years  o el de Ellie Goulding "Still Falling For You", el tema estrella. Y extra de azúcar con el cameo de Ed Sheeran y su "Thinking Out Loud"... Uf...

Bridget Jones' Baby

Quienes hayan pasado por un embarazo en la madurez encontrarán particularmente hilarante la parte dedicada a las madres entradas en años y gags intergeneracionales bastante ocurrentes como el de la yaya de la videoconferencia.

La directora Sharon Maguire sabe lo que quiere de los actores (buen debut en el largo, por cierto) y, en su género, Bridget Jones' Baby funciona notablemente bien. Hay cierta voluntad de modernizar el relato (aunque ésta es una de las tareas pendientes de la cinta) incluyendo nuevos tipos de familias, abrazando a las madres maduras que disfrutan del sexo ocasional y mostrando un punto de vista desenfadado respecto a la maternidad, por más que no haya nunca una salida realmente madura del embrollo del embarazo que no pase por la elección de una pareja para toda la vida.

La película será recibida con aplausos por quienes disfrutaron de la primera entrega y mejora mucho respecto al segundo episodio: Sobreviviré. Los que somos más indiferentes a los triángulos amorosos podemos reírnos con los toques ingeniosos de una cinta que no se hace pesada pero que se olvida deprisa. Vale.

Valoración

Más próxima a la primera entrega de la saga, tiene poco que aportar más allá de un nuevo triángulo amoroso.

Hobby

69

Aceptable

Lo mejor

Los personajes secundarios consiguen ofrecer momentos de genuina diversión, hay partes del guión que alcanzan una gran comicidad.

Lo peor

En espíritu es una propuesta obsoleta, una fórmula agotada. Da pereza saber qué vas a encontrarte en pantalla. Zellweger ha perdido su expresividad.

Lecturas recomendadas