Análisis

Cine para gamers: crítica de Pesadillas

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Cuatro historias breves se suceden: "Terror en Topanga", "El amo de la batalla", "La bendición" y "La noche de la rata".1983 - DIRIGIDA POR: Joseph Sargent - PROTAGONIZADA POR: Cristina Raines, Joe Lambie, Anthony James y un jovencísimo Emilio Estevez, entre otros.

La cinta se compone de cuatro historias independientes en las que el único nexo es el terror y un cierto toque fantástico. Lo imposible se cuela en segmentos episódicos aparentemente cotidianos. A estas alturas todas las historias parecen bastante ingenuas, pero están bien rodadas y son sugerentes, que ya es más de lo que se puede decir de muchos blockbusters actuales.

En el caso de la primera historia "Terror en Topanga", una mujer, presa de su adicción al tabaco, decide salir a comprar un cartón en plena noche, a pesar de saber que un asesino anda suelto en las inmediaciones. El relato viene a estructurarse en base a lo que todos sabemos que va a pasar: que va a ser atacada por el asesino. Desde el punto de vista argumental, es la historia más sencilla y menos interesante, apenas una anécdota que bien podría desarrollarse en menos tiempo.

 

El personaje más interesante: el tipo de la tienda, Anthony James, al que recordaréis gracias a su particular físico en obras como Sin perdón de Clint Eastwood o como secundario habitual en multitud de series televisivas (El equipo A, El coche fantástico, V, etc.).

El segundo relato titulado "El amo de la batalla" es el responsable de que esta película esté dentro de este especial de cine para gamers. Un jovencísimo Emilio Estevez empieza a picarse con un juego que nadie ha conseguido superar. Es tal su grado de obsesión con el arcade que decide colarse en los recreativos para retar a la máquina, pero algo inesperado sucede cuando llega al nivel 13, el último del juego.

 

En general, ¡qué nostalgia! Este tramo película te hace recordar esos pantalones vaqueros de cinturilla alta, las camisetas sin mangas de los malotes, los chalecos acolchados, los pañuelos tejanos atados a la cabeza y esos walk-man gigantescos que nos parecían tan supermodernos. Solo por eso ya merece la pena echarle un ojo.

 

Como anécdota hay que comentar la presencia de Billy Jayne también muy jovencito (empezó su carrera con tan solo ochos años), que os sonará de películas como El señor de las bestias o la excéntrica y divertidísima serie Parker Lewis nunca pierde, (la que tiene la culpa de que de cuando en cuando digamos eso de ¡sincronicemos nuestros relojes!).

El tercer relato, "La bendición", es sin duda el más interesante. Prácticamente se sostiene en la interpretación de un sacerdote al que da vida Lance Henriksen, actor neoyorkino cuya voz hemos podido escuchar recientemente en Tron: Uprising y en diversos videojuegos como la saga Mass Effect, Aliens: Colonial Marines, Aliens vs. Predator, Transformers Animated, etc.

 

 

Como historia es la más original de todas, fundamentada en una brutal crisis de fe que asola al párroco hasta el punto de hacerle colgar el hábito. Cuando decide marcharse de su convento, una camioneta negra comenzará a hostigarle sin descanso tratando de acabar con su vida. La iconografía cristiana será el puntito más "creepy" del relato.

La historia que sirve de cierre, "La noche de la rata" está basada en una de las grandes pesadillas norteamericanas, debido, sobre todo, al tipo de viviendas que en las que habitan. Una familia comienza a sufrir las típicas molestias de una plaga de ratas. Para terminar con ellas colocan trampas, pero el problema persiste y se agrava cuando aparece la primera rata muerta...

 

Es quizás la historia que se hace más larga y en términos de efectos especiales la más cutre, con lo que es evidentemente un inofensivo ratón delante de un croma aderezado por los sonidos guturales propios de un monstruo... pero bueno, si no somos muy quisquillosos, se puede ver también sin que nos sangren los ojos. Entre los intérpretes destaca Veronica Cartwright una actriz presente en diversos clásicos del cine de terror como Los pájaros, La invasión de los ultracuerpos o Alien: el octavo pasajero. En los últimos tiempos se ha dejado ver en series como A dos metros bajo tierra, Eastwick o Invasión.

Y colorín, colorado, estas pesadillas se han acabado. A modo de consejo, la peli le gustará a los nostálgicos de Historias de la cripta, Más allá del límite y similares porque aunque en general las historias son bastante ingenuas y cuentan con escasos recursos, tienen su puntito y su intención.

Valoración

Curiosa cinta episódica en la que los sueños tienen un papel muy relevante para que se cuele el terror por sus rendijas.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Te mantiene enganchada y te trae el recuerdo de las series de terror de antaño, con toque ci-fi.

Lo peor

Parece un producto pensado para la televisión en lugar de para la gran pantalla.

Lecturas recomendadas