Análisis

Cine de superhéroes: crítica de Superman IV. En busca de la paz

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Superman IV. En busca de la paz (Superman IV. The Quest for Peace) - DIRIGIDA POR: Sidney J. Furie - PROTAGONIZADA POR: Christopher Reeve, Gene Hackman, Margot Kidder, Jackie Cooper, Marc McClure, Jon Cryer, Sam Wanamaker, Mark Pillow, Mariel Hemingway. Estrenada en cines en 1987.ARGUMENTO: Superman ha decidido eliminar todas las armas nucleares de la Tierra estrellándolas contra el Sol. Pero Lex Luthor ha creado un doble del héroe que siembra el caos en todo el mundo.

Superman IV. En busca de la paz se estrenó en 1987 consiguiendo darse un batacazo considerable (solo alcanzó una recaudación de 15 millones de dólares) poniendo punto y final a la saga. Desde luego no fue una despedida digna para el Superman que nos había robado el corazón con las dos primeras entregas...

Era de esperar a juzgar por los numerosos problemas a los que se enfrentó la producción. La recepción de la tercera entrega por parte de crítica y público no había sido para tirar cohetes y Supergirl tampoco consiguió atrapar a los espectadores. Ante esta situación los Salkind decidieron vender su opción de realizar una cuarta entrega a The Cannon Group.

Para conseguir que Christopher Reeve formara parte del elenco de la película tuvieron que dejar en sus manos parte de la historia, la segunda unidad de rodaje y aportar ayuda financiera al proyecto Street Smart que en España se tradujo como El reportero de la calle 42. Y creo que no exagero si os digo que lo mejor que salió de la película fue todo eso que se llevó por delante Reeve...

Aunque en un principio se buscó a directores interesantes como Richard Donner (que declinó la oferta al estar involucrado ya en Arma letal), Paul Verhoeven o Wes Craven, todos ellos quedaron descartados dejando la batuta en manos de Sidney J. Furie en cuya filmografía es prácticamente imposible encontrar algo potable.

De hecho parece ser que el núcleo duro del reparto se unió al proyecto solo por la presencia de Reeve: Margot Kidder (Lois Lane), Jackie Cooper (Perry White), Marc McClure (Jimmy Olsen) y Gene Hackman (Lex Luthor) volvieron para dar vida a sus personajes emblemáticos variando poco el tono.

Otras dos incorporaciones dieron más que hablar: la de la actriz Mariel Hemingway que consiguió la nominación al Razzie a la peor interpretación secundaria y Jon Cryer (sí, el hermano de Charlie Harper en Dos hombres y medio) al que pudimos ver de esta guisa (y no es lo peor la pinta que tenía):


En Superman IV interpretaba al sobrino de Luthor, Lenny, un caso aparte que no hacía sino entorpecer los maquiavélicos planes de su tío para acabar con Superman. Éstos pasaban por "clonar" en plan chungo a Kal-El tras hacerse con uno de sus cabellos: su Némesis era "el hombre nuclear" que se alimentaba de la energía solar y que rivalizaba con él hasta ponerlo contra las cuerdas... con sus uñas (no miento). Solo provocando un eclipse consigue pararle los pies y restaurar el orden por "arte de birlibirloque".

Pero ¿por qué es tan mala la película? En esta ocasión el dinero tuvo buena parte de la culpa del desastre de Superman IV. Aunque Cannon recibió 35 millones de dólares de Warner Bros. para realizar la película solo se invirtió la mitad en la producción, consiguiendo que todo el equipo de efectos visuales de las anteriores entregas renunciara por considerar su salario insuficiente. El rodaje, de hecho, quedó a medias y el encargado de sacar adelante el trabajo fue Harrison Ellenshaw. No debía contar con muchos medios, visto lo visto.


Resultado: 90 exiguos minutos de metraje en los que hasta se reaprovecharon los mismos planos una y otra vez y nominación a los Razzie a los peores efectos especiales. Es la peli más corta de Superman y al final podemos ver auténticas sandeces como al héroe reconstruyendo la Muralla China con la mirada... WTF!! Y eso por no hablar del discurso patriótico-buenista contra las armas nucleares y los paseos espaciales.


No en vano, la película ha sido considerada la peor de Superman de todos los tiempos: un verdadero despropósito en el que lo mejor que se puede decir es que es para niños... pero niños de los de su tiempo, de los 80, porque os aseguro que los de ahora verían las incoherencias sin grandes complicaciones: superpoderes ridículos para alcanzar un final sacado de la chistera, efectos especiales deficientes, tomas duplicadas, chroma-keys espantosos, personajes caricaturescos que entorpecen la de por sí simplona narración, etc. Mirad el tráiler honesto para que os hagáis una idea:

Todo tiene un final, lo bueno, lo malo y lo regular. Damos por concluido aquí nuestro especial de superhéroes como se puso punto y final a las aventuras de Superman en el 87, ¡durante casi 20 años!

Nos hemos divertido mucho analizando algunas de las películas más importantes del género de los últimos tiempos y esperamos que vosotros, también. Además ya sabéis que se irán uniendo al catálogo un buen puñado de nuevos títulos así que, ¡seguiremos analizando todo lo nuevo que llegue a cartelera para vosotros! 

Valoración

Deficiente despedida para uno de los superhéroes más emblemáticos de la historia del cine con esta cuarta desastrosa entrega. Mejor verla con ganas de reír que con espíritu crítico.

Hobby

35

Malo

Lo mejor

Christopher Reeve al menos le sacó partido y consiguió reunir al elenco original.

Lo peor

Los recortes de presupuesto son muy evidentes, los FX son muy rudimentarios (por no decir cutres).

Lecturas recomendadas