Análisis

Cine de superhéroes: crítica de Thor

Por Daniel Quesada
-

CRÍTICA DE: Thor - DIRIGIDA POR: Kenneth Branagh - PROTAGONIZADA POR: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Tom Hiddleston, Anthony Hopkins, Stellan Skarsgård, Jaimie Alexander, Idris Elba, Kat Dennings, Colm Feore, Rene Russo, Jeremy Renner y Samuel L. Jackson.ARGUMENTO: Thor es un arrogante y codicioso guerrero cuya imprudencia desata una antigua guerra. Por ese motivo, su padre Odín lo castiga desterrándolo a la Tierra para que viva entre los hombres y descubra así el verdadero sentido de la humildad.

En los años 60, Stan Lee estaba en modo berserker a la hora de crear personajes. Marvel Comics era una mina de superhéroes nuevos, pero Thor fue uno de los más singulares, pues estaba "extraído" directamente de la mitología nórdica, pero bajo el prisma pop de la época. Así, en las viñetas, el Dios del Trueno no para de declamar de forma majestuosa, lo que contrastaba con las bravatas propias de un superhéroe "tradicional".

Estaba claro que Thor era una golosina para Hollywood, especialmente cuando Marvel Studios decidió meter la directa en su megaproyecto de Los Vengadores. En ese sentido, esta es una película crucial, pues da mucho protagonismo al Cubo Cósmico y, sobre todo, pone en el mapa a la todopoderosa organización SHIELD, que tantas alegrías nos ha dado en años siguientes.

El Bifrost entre Hollywood y Asgard

El proyecto de Thor llevaba años en gestación, pero nunca se acababa de dar con el director y los actores ideales. Desde luego, Kenneth Brannagh, con su bagaje en películas como Otelo o Hamlet, parecía el director ideal para dar vida al héroe más grandilocuente de Marvel. ¿Y qué decir de Chris Hemsworth? El tipo parecía haber nacido para el papel, con ese físico tan rotundo. Por cierto, Tom Hiddleston, perfecto también como Loki, auditó para ser Thor en un principio. Angelito...

El plantel de secundarios tampoco era manco. Nada menos que Antohony Hopkins como Odín, Natalie Portman como Jane Foster y como Heimdall... ¿Idris Elba? Sí, seguro que recordáis la que se lió en su momento porque se metió a un actor de color en el rubio y nórdico Asgard. Hoy en día, estamos más que acostumbrados a que se cambien las razas de los personajes Marvel (¿alguien dijo Antorcha Humana?), pero allá por 2011 no parecía pegar ni con cola. A pesar de ello, como siempre, el señor Elba consiguió "robar" todas las escenas en las que aparecía, gracias a su espectacular presencia. ¡Ah! Y, como recordaréis, esta fue su segunda película con personajes Marvel, ya que ese mismo año había aparecido en El Motorista Fantasma: Espíritu de Venganza.

Ya hemos comentado que Natalie Portman aparecía como Jane Foster, algo que era de esperar, por ser el interés romántico de Thor en los cómics. El problema es que se da mucho peso a esa faceta en la película. Demasiado. Y eso sería más o menos tolerable si no se tratara de un romance más forzado que el de Alaska y Mario Vaquerizo. En concreto, Jane parece una adolescente que acaba de ver a los One Direction (¡un saludo para One Direction, que nos estará leyendo!) en cuanto aparece Thor en plano. El personaje está absolutamente desperdiciado, por no hablar del talento interpretativo de la Portman, que podía haber dado para mucho más. De hecho, acabó tan frustrada por este papel que a punto estuvo de no hacer Thor 2: El Mundo Oscuro. Pero bueno, Hollywood le presentó varios retratos de su amigo George Washington y asunto arreglado.

La encarnación de Thor es más interesante, ya que sí se nota una evolución desde su arrogancia inicial hasta su carácter más desprendido del final. Quizá esa evolución es atropellada, pero por el camino deja algunos gags divertidos (como cuando, recién llegado a la tierra, espera que todos le sirvan como el dios que es). A pesar de ello, el personaje dista mucho de tener el encanto de los cómics, especialmente porque los diálogos son más bien simples, alejados de las reflexiones casi poéticas que adornan sus bocadillos en el original.

Como Odín solo tiene relevancia en un par de escenas (en la que Hopkins desempeña al excelente nivel al que nos tiene acostumbrados), el verdadero descubrimiento queda para Loki, interpretado de lujo por un Tom Hiddleston fanático de los cómics y entragado por completo a su papel.

Asgard, ciudad de vacaciones

También es de justicia mencionar la espectacular recreación de Asgard, que se toma sus licencias (ciertamente, habría sido absurdo mostrar un camino de arcoiris en pantalla grande), pero que acierta al mostrar una ciudad a medio camino entre lo extraterrestre y lo divino.

El McGuffin de la película, el martillo Mjolnir, también tiene el peso justo (si me permitís el juego de palabras), pero hubiéramos agradecido verlo más en acción. Y ese es uno de los problemas de Thor: parece en todo momento que va a estallar una batalla épica, pero en las ocasiones en las que estamos expectantes nos quedamos justamente así: expectantes. Nunca acaba de verse un duelo fabuloso y el guión parece más preocupado de cumplir con el "chiste obligado cada diez minutos" que de rematar una historia interesante. De hecho, el conflicto final es absolutamente decepcionante, falto de la lírica que debería adoptar un director como Kenneth Br... Ah, calla, que es el mismo que había dirigido Frankenstein de Mary Shelley. No he dicho nada.

Los más avezados habréis notado que no he mencionado a los amigos de Jane Foster en toda la crítica, especialmente a Darcy. Es porque no me gusta blasfemar, así que mejor lo dejamos así. Quienes sí merecen una pequeña mención son los amigos de Thor y el padre de Jane, que apuntan maneras... Pero también están desaprovechados. Parece la tónica general de la película. Una pena.

Si sois Marvel zombies, os interesa ver la película por varios motivos. Primero, por la vinculación con Los Vengadores y la presencia de SHIELD que comentábamos. Segundo, porque es la primera aparición de Ojo de Halcón en este universo cinematográfico. Es breve, pero ahí está. Y tercero... ¡Por la escena postcréditos, claro! El resto, habréis gastado un par de horas en una peli entretenidilla sin más, pero que tiene el récord del mayor número de aventuras relucientes desde Saint Seiya. Ese récord no existe, me lo he inventado.

Cine heroico como para detener un Ragnarok

Ya sabéis que esta crítica de Thor forma parte de nuestro especial de cine de superhéroes. ¡Visitadlo para conocer otros saltos del papel a la gran pantalla, verdaderos creyentes!

Valoración

Aunque tiene algunos momentos brillantes en lo visual, la película no consigue encontrar su tono y se queda en una aventura maniquea con envoltorio bonito.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Hemsworth tiene el físico perfecto para el papel. La recreación de Asgard.

Lo peor

Es el papel más bobo que ha tenido nunca Natalie Portman. Y eso que hizo Star Wars II...

Lecturas recomendadas