El contable
Análisis

El contable - Crítica del thriller de Ben Affleck, JK Simmons y Anna Kendrick

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica del thriller de acción El contable (The Accountant), dirigido por Gavin O'Connor y protagonizado por Ben Affleck, JK Simmons y Anna Kendrick.

Poco convincente la nueva película de Gavin O'Connor que repite gatillazo tras La venganza de Jane... En general no es un problema de producción sino de guión por no hablar de un Ben Affleck que sigue sin conseguir encandilar con sus interpretaciones.

En El contable (The Accountant), da vida a Christian Wolff un inteligente matemático con serios problemas para socializarse que ha tenido una infancia complicada. Además, lleva una doble vida: trabaja para algunas de las organizaciones de delincuentes más peligrosas del mundo mientras que aparenta dedicarse a su apacible negocio como contable.

Justo cuando el agente Ray King (JK Simmons) está detrás de sus pasos, a Christian le llega un cliente legítimo: una auxiliar de contabilidad (Anna Kendrick) ha descubierto en su moderna empresa de prótesis robóticas una brecha financiera que implica la pérdida de millones de dólares.

En pocas palabras: el guión de Bill Dubuque es un batiburrillo de aúpa. No se centra en lo que quiere contar. En principio el meollo de la trama es la evolución de un hombre con síndrome de Asperger que consigue desarrollar empatía hacia otra persona, pero la película da mil vueltas para llegar ahí. 

A ratos, parece querer narrarnos un thriller de acción en plan peli de tiros facilona, pero luego tenermos una subtrama dedicada al hombre que intenta descubrir qué hay detrás de la fachada de frialdad que envuelve a nuestro enigmático protagonista y cuáles son sus verdaderas intenciones; otra dedicada a una mujer de turbio pasado que intenta abrirse paso en la CIA; otra acerca de la necesidad de encajar en la sociedad; otra que se decanta por la forma en que se aborda la relación con las personas que tienen algún tipo de autismo...

Pero, ¿de qué va la película?

Que El contable sea una película compleja y con muchas capas no debería ser un problema si no fuera por otros tres problemones, a saber: Ben Affleck no transmite nada en el papel protagonista; es confusa, enrevesada y como colofón tiene dos giros de guión tramposos que hacen al espectador sentirse estafado.

El contable

Aparte de ese desenlace forzado, lo cierto es que no aburre e incluso tiene alguna pincelada humorística, aunque sí es cierto que si nos preguntan algo tan sencillo al salir del cine como "¿De qué va la película?" tendremos un sincero problema para resumir de forma coherente lo que hemos visto. 

Si bien los personajes secundarios están bien desarrollados y son bastante interesantes, no hay por dónde coger al protagonista. Es tan heroico que resulta ridículo, irreal, imposible de creer. También queda una sensación agridulce en cuanto al tratamiento del autismo, que se toma un tanto a la ligera, de forma banal y hasta equívoca.

JK Simmons, Anna Kendrick y Jon Bernthal tratan de equilibrar la balanza interpretativa, pero es notorio que a veces no consiguen una réplica en la que apoyarse que esté a la altura.

Affleck juguetea con los fans

Lo que quizás solo verán quienes estén más atentos es cómo el taimado de Affleck está ya creando cierta expectación respecto a la película en solitario de Batman, o, al menos, ha querido dejar ciertos easter eggs para los fans que verán la película ávidos de encontrar guiños frikis.

En una ocasión, Wolf muestra el lugar donde guarda sus tesoros: llega a decir “Aquí está todo lo que quiero en la vida”. Pues entre esas preciadas pertenencias encontramos un ejemplar de Action Comics o un sable láser de Star Wars firmado. Además su personaje repite como un mantra desde pequeño una canción infantil sobre Solomon Grundy, nombre que los lectores conocerán por ser también un villano del universo DC Comics.

Todo eso por no hablar de la coincidencia de que su compañero de reparto, JK Simmons hace un papel que le sirve de puente para meterse en la piel del Comisario Gordon. 

El contable

El futuro de Wolf ¿seguirá estando en la contabilidad?

No obstante y a pesar de que la crítica estadounidense ha sido mayoritariamente dura con él, O'Connor ya tiene puestas las miras en una segunda entrega de las aventuras de Wolf (lo cierto es que los números de la taquilla invitan a ser optimista al director).

En una entrevista para Cinema Blend se ha mostrado satisfecho: "Me encantaría hacer otra película sobre Chris, otra película con Ben [Affleck], otra película con este elenco. Me gustaría crear otra manera original para contar la historia porque el origen ya está contado. No sería necesario recurrir a los flashbacks, ya que ahora ya entiendes quién es él”.

Y hasta ha dejado claro que incluso sabe por dónde iría la trama: "En la segunda parte, si tenemos la suerte de hacerla, sigo teniendo una idea relacionada con el libro 'El guardián en el centeno'. Una historia sobre niños siendo esclavos sexuales y cosas por el estilo. Si hay una manera de hacer frente a este tema y salvar a estos niños, sería algo que me interesaría mucho hacer”.

En el caso de que esto suceda, esperemos que el guionista tome nota y no se disperse tanto; lo demás tiene soluciones más complicadas...

Valoración

Inconsistente thriller cargado de acción que entretiene a ratos y poco más. Las trampas argumentales y la revelación final es de risa.

Hobby

61

Aceptable

Lo mejor

Está bien rodada, cuenta con medios y el diseño de producción es bueno. La historia de JK Simmons es interesante y los secundarios trabajan muy bien.

Lo peor

El personaje principal es ridículo, los giros de guión finales, de guasa, y en general no aporta nada nuevo. Affleck no convence.

Ir a la ficha Añade tu crítica