Análisis

Crítica de 300

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: 300 es la adaptación del cómic homónimo de Frank Miller sobre la famosa batalla de las Termópilas. Leónidas I, rey de Esparta, participa junto a los atenienses en la guerra contra los persas liderados por Xerxes, que contaban con un ejército inmensamente superior. El objetivo del emperador de Persia era hacerse con Grecia, lo que desencadenó las Guerras Médicas.2006 - DIRIGIDA POR: Zack Snyder - PROTAGONIZADA POR: Gerard Butler, Lena Headey, David Wenham, Dominic West, Vincent Regan, Rodrigo Santoro, Michael Fassbender, Andrew Tieman, Andrew Pleavin y Tom Wisdom.

Bueno, podríamos hablar del contexto histórico del que Frank Miller bebía en 300 para luego ser trasladado a la gran pantalla por Zack Snyder: la batalla de las Termópilas, que enfrentó a las multitudinarias tropas de Xerxes, el emperador de Persia de ansias expansionistas ilimitadas, a los griegos en coalición con los espartanos, liderados por el rey Leónidas.

Pero estaremos de acuerdo en que al final, las abundantes licencias fantásticas y las hipérboles desmesuradas que pueblan 300 nos deben llevar a otro debate: cómo han ido confluyendo en la gran pantalla decisivas influencias de otros lenguajes, en este caso el cómic y el videojuego.

Con una fotografía tenebrista, muy contrastada y a veces hasta con cierta textura pictórica, trasciende el hecho histórico para bramar con fuerza desde la propia pantalla. Solo una escena fue grabada en exteriores, el resto fue un proceso de construcción de pequeños sets en los que se utilizaban chroma-keys. La idea de fondo es universal: luchar por la libertad ante la tiranía, representada en ese monumental Xerxes que tanta necesidad tiene de doblegar a sus adversarios.


300 comienza contándonos cómo se rigen los espartanos a través del cruel trato proporcionado a los niños escrupulosamente elegidos para convertirse en adultos capacitados como soldados implacables. A los siete años son separados de sus familias y entrenados para ser convertidos en guerreros perfectos.

La gloria personal no existe y la militarización de la vida cotidiana es la tónica con el fin de satisfacer el ideal de sucumbir por el Estado, como única forma de alcanzar la gloria. Y así conocemos al joven Leónidas, cuya gesta es narrada desde su juventud por uno de sus generales a petición suya. Parece que toda su vida confluye en un punto: aquél en el que se mide con las tropas de Xerxes en el paso de las Termópilas para tratar de impedir su entrada en Grecia. La traición de Efialtes dará al traste con sus planes, aunque desde un principio tiene claro que la victoria es complicada.


Más importante aún que los hechos es la forma en la que la película está narrada: los puntos de vista, la técnica impresionista para dar cuenta de los momentos más decisivos por medio de la descripción de numerosos detalles, el ritmo de la cámara que tan pronto se ralentiza como cobra velocidad, el guión que esconde sus secretillos y el toque fantástico de la exageración tanto en el enemigo como en los cultos y costumbres espartanas. Todo el metraje rezuma un tono épico que raya lo cómico en algunos momentos por su desmesura.

Su vocación no es, ni siquiera remotamente, ideológica o política, sino que busca el entretenimiento puro y duro a través de una estética deslumbrante que encuentra su cima en la danza de la mujer-oráculo, la exaltación del combate cuerpo a cuerpo o el sacrificio por la colectividad. En cierta forma hay una contradicción enorme en el hecho de que los espartanos sean mostrados como ejemplos de libertad a juzgar por la forma en que se trataban entre ellos mismos, pero ésa es solo una más de las incongruencias de una película con numerosos puntos débiles, nacidos de su principal virtud: su exageración.

Con todo y con eso hay que señalar, aunque sea como curiosidad, que con todas sus licencias hay al menos algunas frases que gozan de verosimilitud. Al parecer "Regresa con tu escudo o sobre él" era una frase que popularmente las mujeres espartanas utilizaban para despedirse de sus hijos y maridos. Huelga decir que por aquí hay algún que otro préstamo de la estética de Gladiator, cuya sombra es alargada.

El reparto da para contar algunas anécdotas curiosas: supuso el primer papel en cine de Michael Fassbender, el impulso de las carreras de Gerard Butler y de Lena Headley e incluso el primer papel del hijo del director, Eli Snyder, al que después habéis podido ver en Watchmen o Sucker Punch. Y qué decir de Dominic West (The Wire), casi irreconocible.

También entre los puntos fuertes de la película está la banda sonora de Tyler Bates, que se ha encargado de componer los temas de videojuegos como 300: March to Glory, The Rise of Argonauts, Watchmen: The End Is Nigh, Army of Two: The 40th Day, God of War: Ascension o Killzone: Shadow Fall y que actualmente trabaja en la BSO de Guardianes de la galaxia.


Sobre Xerxes casi podríamos escribir una novela: Rodrigo Santoro, con su caracterización extrema, su gran tamaño, su aspecto refinado y ostentoso, ornado con cadenas, anillos y toda clase de lujosas joyas, viene a mostrar la oposición de la cultura oriental, aunque poco tiene que ver con la estética del mundo persa al que verdaderamente debería representar. La película levantó ampollas en Turquía donde no se comprendía en absoluto esta traslación tan radical.

Si uno tiene claro lo que va a ver, comprende que el rigor histórico es escaso y se deja llevar por la propuesta narrativa de Snyder, la película es notable, sin embargo, si no se entra en el juego, es fácil que resulte un tanto ridícula. Este potencial fue explotado por numerosas series de televisión como Los Simpsons, South Park o Padre de familia, que se suman a parodias como la de Casi 300. Y es que esos abdominales, esas arengas previas al combate y los aullidos característicos que pueden escucharse a lo largo de la película, daban para mucho cachondeo...

Ahora veremos cómo Noam Murro ha plasmado la continuación de la película y la batalla de Salamina y comprobaremos si ha conseguido llevar su propuesta un paso más allá... Esta misma tarde, tendréis disponible en la web la crítica de 300: el origen de un imperio. Para ir abriendo boca aquí tenéis el primer, el segundo, el tercer tráiler, el cuarto tráiler y seis clips de vídeo así como abundantes imágenes de la película.

Valoración

Aunque navegando en numerosos excesos, 300 consiguió atrapar la atención de público y crítica gracias a una cuidadísima estética 100% comiquera y a unos actores de lujo.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

La voz del narrador, la traslación del cómic de Frank Miller y ¡ese pedazo de Xerxes!

Lo peor

Es una de las cintas más parodiadas del cine reciente porque tiene un puntito ridículo a veces.

Lecturas recomendadas